Bismil_lahir Rahmanir Rahim
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Bismillaah, wal-hamdulilaah, was-salaatu was-salaamu 'alaa rasoolillaah, As Salamu 'Alaykum wa Rahmatullaahi wa Barakatuh
Últimos temas
Traductor
widget

Comparte | 
 

 Sahih Muslim vol. 2

Ir abajo 
AutorMensaje
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Sahih Muslim vol. 2   Jue Mar 12, 2009 1:04 pm

Del Imam Abi Al Husayn Muslim bin Al-Hayyay Al-Qushayri

Al-Nisaburi


Traducido por: Abdurrahman Colombo

Recopilado por: Mustafa Abdul Salam Fierro y Ayyub Vazquez

Para: http://www.islammexico.net




Libro de la Oración



I. EL COMIENZO DEL ADHAN (LLAMADO A LA ORACIÓN)



Abdullah ibn ‘Umar relató: “Cuando los musulmanes llegaron a Medina solían reunirse tratando de saber el momento de la oración, pues no había nadie que los convocara a ella. Un día estaban hablando de eso y algunos dijeron: Utilizad una campana como las campanas de los cristianos, y otros dijeron: (utilizad) un cuerno como los que usan los judíos. Entonces ‘Umar dijo: ¿Y por qué no se designa a un hombre para que llame a la oración? Dijo el Mensajero de Allah (BP): ‘¡Bilal Levántate y llama a la oración.’”

Anas relató: “Se le ordenó a Bilal repetir (las frases) del adhan y las del iqamah no”. Dijo (el narrador): “Mencioné esto a Ayyub y dijo: Excepto (decir) Qad qamatis-salah (se ha establecido la oración) (que si se repite).”

Anas ibn Malik relato: “Discutían (los Compañeros) sobre cómo dar a conocer los momentos de la oración mediante algo que fuese reconocido por todos; algunos sugirieron que se iluminase con fuego o que se tocase una campana. Entonces se le ordenó a Bilal que (diga las formas del) adhan en número par y las del iqamah en número impar.”

Este hadiz ha sido narrado por Jalid Al-Hadhdha’ con la misma cadena de transmisores (y las palabras son): “Cuando la mayoría de la gente discutía sobre cómo conocer…”, y sigue el hadiz como el anterior narrado por Az-Zaqafi con el cambio: “…que enciendan un fuego…”

Anas relató: “Se le ordenó a Bilal que (diga las frases del) adhan en número par y las del iqamah en número impar.”



II. CÓMO ES EL ADHAN


Abu Madura dijo que el Profeta de Allah (BP) le enseñó este adhan: ‘Allah es el Más Grande, Allah es el Más Grande, Atestiguo que no hay más dios que Allah, atestiguo que no hay más dios que Allah. Atestiguo que Muhammad es el Mensajero de Allah, atestiguo que Muhammad es el Mensajero de Dios.’ Luego hay que repetir: ‘Atestiguo que no hay más dios que Allah, atestiguo que no hay más dios que Allah. Atestiguo que Muhammad es el Mensajero de Allah, atestiguo que Muhammad es el Mensajero de Allah. Venid a la oración (dos veces), venid a la felicidad (dos veces).’ E Isaac agregó (en su versión): ‘Allah es el Más Grande, No hay más dios que Allah.’



III. ES RECOMENDABLE TENER DOS MUECINES EN UNA MISMA MEZQUITA


Ibn ‘Umar relató: “El Mensajero de Allah (BP) tenía dos muecines: Bilal e Ibn Umm Maktum, el ciego.”

Este hadiz ha sido narrado también por ‘A’ishah con otra cadena de transmisores.

Narro Hisham de su padre que ‘A’ishah dijo: “Ibn Umm Maktum hacia el adhan para el Mensajero de Allah (BP) y era ciego.”

Narró Muhammad ibn Salamah Al-Muradi, de… de Hisham, con el mismo isnad un hadiz igual (al anterior).



IV. LA ABSTENCIÓN DE ATACAR A GENTE DEL TERRITORIO DE INCRÉDULOS SI ALLÍ SE ESCUCHA EL ADHAN



Anas ibn Malik relato: “El Mensajero de Allah (BP) solía atacar (al enemigo) al amanecer y (esperaba) a escuchar el adhan, si lo escuchaba, se abstenía y sino, atacaba. (Una vez) escuchó a un hombre decir: ¡Allah es el Más Grande!, ¡Allah es el Más Grande! Entonces dijo el Mensajero de Allah (BP): ‘El que sigue la fitrah (el Islam).’ Luego dijo: Atestiguo que no hay más dios que Allah, atestiguo que no hay más dios que Allah. Entonces dijo el Mensajero de Allah (BP): ‘Has salido del Fuego.’ Y miraron hacia el y era un pastor de cabras.”



V. ES RECOMENDABLE (MUSTAHAB), PARA QUIEN ESCUCHA EL LLAMADO DEL MUECÍN, REPETIR LO QUE DICE, Y LUEGO PEDIR LA BENDICIÓN PARA EL PROFETA (BP) Y LA UASILAH



Abu Sa’id Al-Judri relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: ‘Si escucháis el llamado (a la oración) repetid lo que dice el muecín.’”

Abdullah ibn ‘Amru ibn Al-‘As relató que escuchó al profeta (BP) decir: ‘Si escucháis al muecín decid lo mismo que él dice, luego bendecidme, pues ciertamente al que me bendice una vez, Allah lo bendice diez; luego pedidle a Allah que me dé la uasilah, que es una morada en el paraíso que le pertenece sólo a uno de entre los siervos de Allah, y yo espero ser ése. Quien pida para mí la uasilah tiene asegurada mi intercesión.”

‘Umar ibn Al-Jattab relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: ‘Cuando un muecín dice: ¡Allah es el Más Grande!,… entonces cada uno de vosotros debe decir: ¡Allah es el Más Grande!..., y luego (cuando) dice (el muecín): Atestiguo que no hay más dios que Allah, (cada) uno dice: Atestiguo que no hay más dios que Allah, luego dice: Atestiguo que Muhammad es el Mensajero de Allah, uno dice: Atestiguo que Muhammad es el siervo de Allah, luego dice: Venid a la oración, uno dice: ¡No hay más fuerza ni poder si no es por Allah!, luego dice: Venid a la felicidad, uno dice: ¡No hay fuerza ni poder si no es por Allah!, luego dice: ¡Allah es el Más Grande,…, uno dice: ¡Allah es el Más Grande!,…, luego dice: No hay más dios que Allah, uno dice: No hay más dios que Allah, (si uno hace todo eso) de corazón, entrará al Paraíso.’”

Sa’d ibn Abu Waqqas relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: ‘Quien diga al escuchar al muecín: ¡Atestiguo que no hay más Dios que Allah, único y sin asociado alguno, y que Muhammad es Su siervo y Su mensajero, estoy satisfecho con Allah como mi Señor, con Muhammad como Mensajero y con el Islam como modo de vida!, sus pecados serán perdonados.’” Ibn Rumh en su versión dice: ‘Quien diga al escuchar al muecín: Y yo atestiguo…’”, Qutaybah no menciona; ‘Y yo…’



VI. LA EXCELENCIA DEL ADHÂN (7) Y CÓMO SATANÁS HUYE AL OÍRLO.

Talhâh ibn Yahia relató que su tío le dijo: “Estaba con Mu ‘âbiah ibn Abû Sufyân cuando vino el muecín y llamó a la oración, entonces Mu ‘âbiah dijo: ‘Escuché al Mensajero de Allah (BP) decir: “Los Muecines tendrán los cuellos más largos en el Día de la Resurrección.’” (8)

Yâbir relató: “Escuché al Profeta (BP) decir: “Ciertamente cuando Shaytân oye el llamado a la oración huye hasta llegar a Rawhâ’.” Dijo Sulaymân: “Le pregunté sobre Rawhâ’, y respondió: ‘Está a unas 36 millas de Medina’.”

Abû Mu ‘âwiah reñlató este hadiz bajo la autoridad de Al-A ‘mash con la misma cadena de transmisores.

Abû Hurayrah relató que el Profeta (BP) Dijo: “Ciertamente cuando Shaytân escucha el llamado a la oración es escapa rápidamente para no oírlo y cuando termina vuelve y susurra (a los orantes) (9), y cuando escucha el iqâmah huye para no oírlo y cuando termina vuelve y susurra.”

Abû Hurayrah relató: “Dijo el Mensajero de Allah (BP): ‘Cuando el muecín entona el adhân, Satanás huye de modo vehemente’”.

Suhayl relató: “Mi padre me envió a Banu Hariza con un joven de los nuestros (o con un compañero nuestro) y alguien lo llamó por su nombre desde un vallado, él miró hacia el vallado pero no vio a nadie. Le conté esto a mi padre, y entonces me dijo: ‘Si hubiera sabido que te iba a pasar esto, no te hubiera enviado, pero si oyes un sonido (o voz) extraño haz el llamado a la oración, ya que escuché a Abû Hurayra contar que el Mensajero de Allah (BP) Dijo: ‘Cuando Shaytân escucha el llamado a la oración escapa velozmente’.” (10)

Abû Hurayra relató: “Ciertamente el Profeta (BP) Dijo: ‘Cuando se llama a la oración, Shaytân se escapa echando ventosidades para no escuchar el llamado, y cuando el llamado termina, vuelve y cuando se recita el iqâmah se escapa y cuando termina vuelve y susurra al hombre diciendo: ‘Acuérdate de esto y acuérdate de esto otro’, refiriéndose a cosas que no recordaba, hasta que la persona no sabe cuanto ha rezado.”

Un Hadiz como éste ha sido narrado de Abû Hurayra a través de otra cadena, excepto el cambio de palabras: ‘…hasta que la persona no sabe cómo ha rezado’.


Última edición por Ithar el Jue Mar 12, 2009 2:12 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Sahih Muslim vol. 2   Jue Mar 12, 2009 1:08 pm

VII. ES RECOMENDABLE LEVANTAR LAS MANOS A LA ALTURA DE LOS HOMBROS AL COMENZAR LA ORACIÓN, EN EL MOMENTO DE INCLINARSE Y AL LEVANTARSE DE LA INCLINACIÓN (11).

Sâlim relató bajo la autoridad de su padre quien narró: “Vi al Mensajero de Allah (BP) que levantaba las manos a la altura de los hombros cuando comenzaba la oración, antes de inclinarse y cuando se levantaba de la inclinación y no las levantaba entre las 2 prosternaciones” (12).

Ibn ‘Umar relató que el Mensajero de Allah (BP) cuando se disponía a orar levantaba las manos hasta la altura de los hombros luego decía el takbîr (Allahu Akbar: Allah es el Más Grande) y cuando se disponía a inclinarse lo hacía nuevamente y cuando se levantaba de la inclinación lo hacía nuevamente, pero no lo hacía al levantar la cabeza de la prosternación.

Este hadiz ha sido transmitido con la misma cadena de transmisores por Al-Zuhri. Como dijo Ibn Yurayÿ: “Cuando el Mensajero de Allah (BP) se disponía a orar solía levantar las manos hasta que estaban a la altura de sus hombros y enseguida pronunciaba el takbîr”.

Abû Qilâbah relató que vio a Mâlik ibn Huayriz que cuando hacía la oración decía el takbîr, luego levantaba las manos, cuando iba a inclinarse levantaba sus manos, y cuando levantaba su cabeza de la inclinación levantaba sus manos. Contó que el Mensajero de Allah (BP) solía hacerlo así.

Mâlik ibn Huayriz relató: “Cuando el Mensajero de Allah (BP) decía el takbîr levantaba sus manos hasta la altura de sus orejas, cuando se iba a inclinar levantaba sus manos hasta la altura de sus orejas, y cuando levantaba su cabeza de la inclinación decía: ‘Allah escucha a quien la alaba’ (sami ‘allâhu liman hamidah), y hacía lo mismo”.

Este hadiz ha sido transmitido por Catada con la misma cadena de transmisores , de que vio al Profeta de Allah (BP) (haciendo esto), y dijo: “(levantando las manos) hasta la altura del lóbulo de sus orejas”.


VIII. LA PRONUNCIACIÓN DEL TAKBÎR AL INCLINARSE Y AL LEVANTARSE EN LA ORACIÓN, EXCEPTO AL LEVANTARSE DE LA INCLINACIÓN EN QUE SE DEBE DECIR: “ALLAH ESCUCHA A QUIEN LO ALABA”.

Abû Salamah relató: “Abû Hurayra dirigió la oración para nosotros y pronunció el takbîr cada vez que se inclinó y se levantó. Y cuando terminó dijo: ‘¡Por Allah! Ciertamente mi oración es la que más se parece a la del mensajero de Allah (BP) entre vosotros’.”

Abû Hurayra relató: “Cuando el Mensajero de Allah (BP) se disponía a rezar pronunciaba el takbîr, luego lo decía cuando se inclinaba, luego decía: ‘Allah escucha a quien lo alaba’ cuando volvía a la posición erecta desde la inclinación, luego decía parado: ‘Tú eres nuestro Señor y para ti son las alabanzas’ (RABBANÂ WA LAKA-L-HAMD), luego pronunciaba el takbîr cuando iba a prosternarse, luego lo hacía al levantar la cabeza, luego al volver a prosternarse y al volver a levantar la cabeza, luego repetía esto en toda la oración hasta completarla y volvía a pronunciar el takbîr al levantarse de los 2 rak ‘ats después de adoptar la posición sentada.” Y luego agregó Abû Hurayra: “Ciertamente mi oración es la que más se parece a la del Mensajero de Allah (BP) entre vosotros”.

Abû Hurayra relató: “Cuando el Mensajero de Allah (BP) se disponía a rezar pronunciaba el takbîr estando de pie…”, y el resto del hadiz es como el (anterior) narrado por Ibn Yurayÿ, pero no menciona las palabras de Abû Hurayra: “Ciertamente mi oración es la que más se parece a la del Mensajero de Allah (BP) entre vosotros”.

Abû Salamah relató que en la época en que Abû Hurayra había sido nombrado por Marwân su representante en Medina, cuando se disponía a dirigir la oración obligatoria pronunciaba el takbîr; luego el resto del hadiz es como el narrado por Ibn Yurayÿ, pero con el agregado de estas palabras; “Cuando terminaba la oración, y saludaba, se dirigía a la gente de la mezquita y decía: ‘¡Por aquel en cuyas manos está mi vida! Ciertamente mi oración es la que más se parece a la del Mensajero de Allah (BP) entre vosotros’.”

Abû Salamah relató que Abû Hurayra recitaba el takbîr en la oración en todas las ocasiones en que se inclinaba y se levantaba, entonces le dijimos; “¡Oh Abû Hurayra! ¿Qué es ese takbîr?” Contestó: Ciertamente es la oración del Mensajero de Allah (BP).”

Suhayl relató bajo la autoridad de su padre que Abû Hurayra recitaba el takbîr cada vez que se inclinaba o se levantaba y que contó que el Mensajero de Allah (BP) lo hacía así.

Mutarrif relató: “Yo e ‘Imrân ibn Husayn hicimos la oración detrás de ‘Alî ibn Abî Tâlib, y he aquí que cuando se prosternaba pronunciaba el takbîr; cuando levantaba su cabeza decía el takbîr, y cuando se levantaba de la posición de sentado luego de 2 rak ‘ats recitaba el takbîr. Cuando terminamos la oración, ‘Imrân me tomo de la mano y luego dijo: “Ciertamente ha dirigido la oración como Muhammed (BP)”,o bien dijo: “Me ha recordado la oración de Muhammed (BP)”.



IX. LA OBLIGATORIEDAD DE RECITAR LA FÁTIHA EN CADA RAK ‘AH.

‘Ubâdah ibn Al-Sâmit relató del Profeta (BP): ‘No es válida la oración del que no recita (en ella) la Fâtiha-l-Kitâb’ (13).

‘Ubâdah ibn Al-Samît relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: ‘No es válida la oración para el que no recite Ummu-l-Qurân (la fátiha)’.”

Mahmûd ibn Al-Rabî’, aquel al que el Mensajero de Allah (BP) roció su rostro con agua de su pozo, relató bajo la autoridad de ‘Ubâdah ibn Al-Sâmit que el Mensajero de Allah (BP) dijo: ‘No es válida la oración para el que no recite Ummu-l-Qurân’.

Este hadiz también ha sido transmitido por Ma ‘mar de Al-Zuhrî con la misma cadena de transmisores, con el agregado de estas palabras: ‘...y algo más (del Corán, además de la fátiha)’.

Abû Hurayrah relató: “El Profeta (BP) dijo: ‘Quien hace la oración sin recitar en ella Ummu-l-Qurân, su oración es deficiente’, repitiéndolo 3 veces. Y añadió: ‘(La oración) está incompleta’. Y le dijeron a Abû Hurayrah: “A veces estamos detrás del Imâm” (14). Entonces recitadla en voz baja, porque escuché al Profeta de Allah (BP) decir: ‘Allah, el altísimo, dijo: ‘Dividí la oración entre Mi y mi siervo en 2 partes. Y para mi siervo es lo que me pida.’ Por eso, cuando dice el siervo: La alabanza pertenece a Allah, Señor de los mundos. Allah, el Altísimo, dice: ‘Mi siervo me ha alabado.’ Cuando dice: El Misericordioso, el Compasivo. Allah, el Altísimo, dice: ‘Me ha elogiado mi siervo.’ Cuando dice: Soberano del Día del Juicio. Dice (Allah): ‘Me ha glorificado mi siervo (y a veces dirá: Mi siervo ha confiado [sus asuntos] en mi).’ Cuando dice: Sólo a ti adoramos y sólo a ti pedimos ayuda. Dice: Esto es entre Mi y Mi siervo, y él tendrá lo que me pide .’ Y cuando dice: Guíanos por el camino recto, el camino de los que has favorecido, no de los que son motivo de ira ni de los extraviados. Dice: ‘Esto es para Mi siervo, y Mi siervo tendrá lo que pide’.” Sufyân (el transmisor) dijo: “Al- ‘Alâ ibn ‘Abdu Arman ibn Ya ‘qûb me lo contó cuando fui a visitarlo mientras estaba enfermo en su casa, y le pregunté sobre ello.”

Ha sido narrado bajo la autoridad de Abû Hurayra que escuchó al Mensajero de Allah (BP) decir: ‘Quien hace la oración y no recita Ummu-l-Qurân…’, y el resto del hadiz es el mismo que el transmitido por Sufyân, y en este hadiz las palabras son: ‘Allah, el altísimo, dijo: ‘ Dividí la oración en 2 mitades, una mitad para Mí, y la otra para Mi siervo’…

Abû Hurayra relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: ‘Quien hace una oración y no recita en ella la Apertura del Libro, su oración está incompleta’.” Y lo repitió 3 veces.

Abû Hurayra relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: ‘No hay oración sin recitación (del fátiha)’.” Agregó Abû Hurayra: “Lo que el Mensajero de Allah (BP) recitaba en voz alta nosotros (también) lo hacemos en voz alta para vosotros, y lo que hacía en voz baja, lo hacemos en voz baja para vosotros (así tenéis un ejemplo de su oración).”

Abû Hurayra relató: “En todas las oraciones hay que recitar (la fátiha). Lo que nos hacía escuchar el Mensajero de Allah (BP), es lo que nosotros os hacemos escuchar, y lo que él recitaba en voz baja, nosotros así lo hacemos para vosotros.” Entonces un hombre le preguntó: “¿Y si recitamos sólo la madre del Libro (la fátiha)?” Le contestó:” Si le agregas algo (otros versículos del Corán) es mejor, pero si te contentas sólo con ello (la fátiha) es suficiente para ti”.

Abû Hurayra dijo: “En cada oración debe haber una recitación. Loque nos hacía escuchar el Profeta (BP) [porque lo pronunciaba en voz alta] os lo hacemos escuchar, y lo que él recitaba internamente nosotros lo hacemos (también) internamente para vosotros. Aquel que recite sólo Umm Al-Kitâb, es suficiente para él, y si alguien agrega algo es mejor para él.

Abû Hurayra relató: “El Mensajero de Allah (BP) entró a la mezquita y un hombre entró y rezó, luego fue y saludó al Mensajero de Allah (BP) le devolvió el saludo y le dijo: ‘Vuelve y ora (nuevamente), pues no has rezado.’ El hombre regresó y rezó como había rezado antes, y luego volvió ante el Profeta (BP) y lo saludó. Entonces el Mensajero de Allah (BP) dijo: ‘Y contigo sea la Paz.’ Y enseguida dijo: ‘Vuelve a orar, pues no has rezado.’ Y esto se repitió 3 veces. Entonces el hombre dijo: ‘¡Por aquel que te envió con la verdad! Lo que pueda hacer para mejorar esto, ¡enséñamelo!’ Dijo: ‘Cuando te dispongas a rezar pronuncia el takbîr, luego recita lo que puedas del Corán, luego inclínate hasta quedarte quieto en esa posición, luego levántate hasta quedar quieto de pie (derecho), luego prostérnate hasta quedarte quieto en esa posición, luego levántate y siéntate tranquilamente. Haz esto a lo largo de toda tu oración’ (15).”

Abû Hurayra relató: “Un hombre entró en la mezquita y rezó. El Mensajero de Allah (BP) estaba en un rincón…”, y sigue el hadiz como el anterior, pero se agrega (al principio de la explicación del Profeta): ‘Cuando te dispongas a rezar, haz tu ablución completa, luego enfrenta la qiblah (la dirección de la mezquita sagrada de Makkah) y pronuncia el takbîr…’.


X. LA PROHIBICIÓN DE RECITAR EN VOZ ALTA PARA QUIEN SIGUE AL IMÂM EN LA ORACIÓN.

‘Imrân ibn Husayn relató: “El Mensajero de Allah (BP) nos dirigió en la oración del dhuhr (o ‘asr) y dijo al (terminar): ‘ ¿Quién de vosotros recitó detrás de mí (los versículos): Glorifica el nombre de tu Señor, el altísimo (87:1)’. Un hombre dijo: ‘Yo, y sólo quise el bien.’ Dijo: ‘Pensé que alguno de vosotros competía conmigo en la recitación’.”

‘Imrân ibn Husayn relató: “El Mensajero de Allah (BP) rezó (la oración del) dhuhr y un hombre detrás suyo recitó: Glorifica el nombre de tu Señor, el altísimo (87:1), cuando terminó la oración preguntó: ‘¿Quién de vosotros recitó (o: Quién fue el recitador)?’. Y un hombre dijo: ‘Yo’. Entonces dijo: Pensé que alguno de vosotros competía en la recitación’.”

Este hadiz ha sido narrado por Catada con la misma cadena de transmisores, que el mensajero de Allah (BP) rezó dhuhr y dijo: ‘Pensé que alguno de vosotros competía conmigo en ello.’


XI. ARGUMENTO DE LOS QUE DICEN QUE EL PROFETA (BP) NO RECITABA EL BISMILLÂH (EN EL NOMBRE DE ALLAH) EN VOZ ALTA.

Anas relató: “Recé con el Mensajero de Allah (BP), Abû Bakr, ‘Umar y ‘Uzmân y no escuché a ninguno de ellos recitar (en voz alta): En el nombre de Allah, el Clemente, el Misericordioso.”

Shu ‘ba narró este hadiz con la misma cadena de transmisores, agregando estas palabras: “Le pregunté a Qatâdah: ‘¿Lo escuchaste de Anas?’ Contestó: ‘Sí, nosotros le preguntamos sobre ello’.”

‘Abdah relató: “ ‘Umar ibn Al-Jattâb recitaba en voz alta estas palabras: ‘Gloria a Ti, oh Allah, y para Ti son las alabanzas y bendito es tu nombre y exaltada sea Tu majestad y no hay otro Dios excepto Tú’ (16). Y catada le escribió informándole que Anas ibn Mâlik le contó esto: ‘Recé detrás del Profeta (BP), de Abû Bakr, de ‘Umar y de ‘Uzmân, y comenzaron (la oración) recitando: Las alabanzas son para Allah, Señor de todos los mundos. Y no recitaban (en voz alta): En el nombre de Allah, el Clemente, el Misericordioso,ni en el principio ni en el final’.”

Ha sido relatado bajo la autoridad de Abû Talha que escuchó a Anas ibn Mâlik narrar este hadiz.
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Sahih Muslim vol. 2   Jue Mar 12, 2009 1:09 pm

XII. ARGUMENTO DE LOS QUE AFIRMAN QUE EL BISMILLÂH ES PARTE DE CADA SÛRAH EXCEPTO SÛRAH AT-TAUBA (#9)

Anas relató: “Un día el Mensajero de Allah (BP) estuvo sentado entre nosotros y es adormeció, luego levantó su cabeza sonriendo. Le preguntamos: ‘¿Qué es lo que te hace sonreír, Mensajero de Allah?’ Respondió: ‘Me acaba de ser revelada una sûrah (un capítulo del Corán)’. Y la repitió: En el nombre de Allah, el Clemente, el Misericordioso. Es cierto que te hemos dado Al-Kauzar (la abundancia).Por eso reza a tu Señor y ofrece sacrificios. Porque quien te detesta no tendrá posteridad (sura 108). Luego dijo: ‘¿Sabéis lo que es Al-Kauzar?’ Contestamos: ‘Allah y su Mensajero saben más’. Dijo: ‘Es un río que me ha prometido mi Señor, Poderoso y Majestuoso, y en él hay mucho bien. Tiene un estanque al que mi gente irá el Día del Juicio, sus bebedores serán numerosos como las estrellas. Un siervo será alejado de allí, entonces diré: ‘¡Mi Señor! ¡Es de mi gente!’ Y se me dirá: ‘No sabes lo que innovó (en la religión) después de ti’. Ibn Huÿr, en su versión del hadiz, agregó: “…sentado entre nosotros en la mezquita.” Y dijo: “Lo que innovó después de ti.”

Mujtar ibn Fulful relató: “Escuché a Anas ibn Mâlik decir: ‘El Mensajero de Allah (BP) se adormeció…’”, y el resto del hadiz es como el narrado por ibn Mus-hir, excepto por las palabras: ‘…Es un río que me ha prometido mi Señor, Poderoso y Majestuoso, en el Paraíso, en él hay un estanque…’, y no menciona: ‘…sus bebedores serán numerosos como las estrellas…’.



XIII. LA POSICIÓN DE LA MANO DERECHA SOBRE LA IZQUIERDA DESPUÉS DEL PRIMER TAKBIR, ABAJO DEL PECHO Y ARRIBA DEL OMBLIGO Y LUEGO SU UBICACIÓN (DE LAS MANOS) A LOS COSTADOS DE LOS HOMBROS EN LA PROSTERNACIÓN.

Wâ’il ibn Huÿr relató que vio al Profeta (BP) levantar las manos al comenzar la oración, y pronunciar el takbîr (Allâhu Akbar) (Hammâm-en su versión-describió que levantó las manos hasta las orejas), luego arroparse en su capa y poner la mano derecha sobre la izquierda debajo de la capa, y cuando estaba por inclinarse, sacarlas de su vestimenta y levantarlas, pronunciar el takbîr e inclinarse, y cuando decía (al levantarse): “Allah escucha a quien lo alaba”, levantar (de nuevo) sus manos, y cuando se prosternaba, hacerlo entre sus manos a la altura de sus hombros (puestas a los costados de la cabeza).


XIV.EL TASHAHHUD (17) EN LA ORACIÓN.

Abdullah (ibn Mas ‘ûd) dijo: “Cuando hacíamos la oración detrás del Mensajero de Allah (BP) solíamos decir: ‘La Paz sea para Allah, la Paz sea para fulano’.Entonces el Mensajero de Allah (BP) cierto día nos dijo: ‘Ciertamente Allah es la Paz, entonces cuando uno de vosotros está en la posición sentada diga: ‘Los saludos son para Allah y las oraciones y las cosas buenas. La Paz sea contigo, oh profeta y la misericordia de Allah y sus bendiciones. La Paz sea con nosotros y con los justos siervos de Allah.’ Porque si dice esto, le llega a todo siervo justo en los cielos y en la tierra. (Luego que diga) ‘Atestiguo que no hay más Dios que Allah y atestiguo que Muhammed es Su siervo y mensajero’, luego puede elegir la súplica que desee’.”

Shu ‘bah ha narrado este hadiz bajo la autoridad de Mansûr con la misma cadena de transmisores, pero sin mencionar las palabras: ‘…luego puede elegir la súplica que desee.’

Esta hadiz ha sido narrado bajo la autoridad de Mansûr con la misma cadena de transmisores, pero mencionando: ‘luego puede elegir la súplica que le guste (o que desee).’

Abdullah (ibn Mas ‘ud) relató: “Estábamos sentados con el Profeta (BP) en la oración…”, y el resto del hadizes como el narrado por Mansûr. Pero dice (al final): ‘…Luego puede elegir una de las súplicas.’

Ibn Mas ‘ud relató: “ElMensajero de Allah (BP) me enseñó el tashahhud tomando mis manos entre las suyas como (cuando) me enseñaba una sûrah del Corán”, y narró el tashahhud como ha sido narrado anteriormente.

Ibn ‘Abbâs relató: “El Mensajero de Allah (BP) solía enseñarnos el tashahhud como nos enseñaba una sûrah del Corán, y decía (como tashahhud): ‘Los saludos, las bendiciones, las oraciones y las cosas buenas son para Allah; la Paz sea contigo, oh Profeta y la misericordia de Allah y sus bendiciones; la Paz sea con nosotros y con los siervos justos de Allah. Atestiguo que no hay más Dios que Allah y atestiguo que Muhammed es el Mensajero de Allah’.” En la versión de Ibn Rumh dice: ‘…como nos enseñaba el Corán…’.

Tawus relató bajo la autoridad de Ibn ‘Abbâs: “El Mensajero de Allah (BP) solía enseñarnos el tashahhud como nos enseñaba una sûrah del Corán.”

Hittân ibn Abdullah Al-Raqâshî relató: “Hice la oración con Abû Mûsa Al-Ash ‘arî y cuando estaba en la posición de sentado, un hombre entre la gente dijo: ‘Se ha hecho obligatoria la oración con la piedad y el zakat.’ Y uando Abû Mûsa terminó la oración después de saludar se dirigió a la gente y preguntó: ‘¿Quién fue el que dijo esto y aquello?’ Hubo silencio entre la gente. Luego repitió: ‘¿Quién fue el que dijo esto y aquello?’ Siguió el silencio entre la gente. Dijo: ‘¿Quizá has sido tú, Hittân?’ Contesté: ‘No lo he dicho yo pues sé que te habrías molestado por ello.’ Entonces un hombre entre los orantes dijo: ‘Yo lo dije, y sólo quise el bien’. Entonces dijo Abû Mûsa: ‘¿No sabéis lo que tenéis que recitar en vuestras oraciones? Ciertamente el Mensajero de Allah (BP) se dirigió a nosotros y nos aclaró todos los aspectos y nos enseñó nuestra oración y dijo: ‘Cuando hacéis la oración que las filas estén rectas, luego que uno de vosotros sea el Imâm, y cuando él pronuncia el takbîr vosotros también lo pronunciáis y cuando él diga:…no el de los que son motivo de ira, ni el de los extraviados (final de la sûrah Al-Fátiha). Decid: ‘Âmîn’. Que Allah os responderá. Y si pronuncia el takbîr y se inclina, pronunciar el takbîr e inclináos, pues ciertamente el imâm se inclina antes que vosotros y se levanta antes que vosotros.’ El Mensajero de Allah (BP) dijo (además): ‘Uno equivale a otro (18). Y si dice (el imâm): ‘Allah escucha a quien la alaba’, decid: ‘Allahumma, Señor nuestro, para Ti son las alabanzas’ (Allâhumma rabbana laka-l-hamd).Allah os escucha, ya que ciertamente Allah, bendito y exaltado, dijo por boca de Su Profeta (BP) : ‘Allah escucha a quien Le alaba’. Y si pronuncia (el imâm) el takbîr y se prosterna, pronunciad el takbîr y prosternaos. Pues ciertamente el imâm se prosterna antes que vosotros y se levanta antes que vosotros.’ Y dijo el Mensajero de Allah (BP): ‘Uno equivale al otro. Y cuando esté (el imâm) sentado lo primero que debe decir cada uno de vosotros es: ‘Los saludos, las cosas buenas y las oraciones son para Allah, la Paz sea contigo oh Profeta y la misericordia de Allah y Sus bendiciones, y la Paz sea con nosotros y con los siervos justos de Allah. Atestiguo que no hay más Dios que Allah y atestiguo que Muhammed es Su siervo y mensajero’.

Este mismo hadiz ha sido narrado bajo la autoridad de Qatâda, con otra cadena de transmisores que incluye a Yarîr y Sulaymân, y con la siguiente adición: ‘…Cuando (el Corán) es recitado (en la oración) debes guardar silencio…’; y las siguientes palabras no es encuentran en ningún hadiz excepto el anterior transmitido por Abû Kâmil (transmisor del hadiz anterior): ‘…ya que ciertamente Allah, bendito y exaltado, dijopor boca de su Profeta (BP): ‘Allah escucha a quien Le alaba’.’ Abû Is-hâq (un discípulo del imâm Muslim) dijo: “Abû Bakú el hijo de la hermana de Abû Nadr ha criticado este hadiz. El imâm Muslim dijo: ‘¿A quien puedes encontrar que sea un transmisor de hadices más fiel que Sulaymân?’ Entonces le respondió Abû Bakr: ‘¿Yqué pasa con el hadiz de Abû Hurayra? (en el que se dice que cuando el Corán se recita en la oración se guarda silencio)’. Contestó : ‘Es auténtico, o sea que cuando se recita el Corán se guarda silencio’. Abû Bakú dijo: ‘¿Entonces porqué no lo has incluído en tu colección?’ Contestó (el imâm Muslim): ‘No he registrado todos los hadices auténticos sino aquéllos sobre los que además hay concenso (entre los tradicionistas)’.”

Este hadiz ha sido transmitido por Qatâdah con la misma cadena de transmisores (con las siguientes palabras):<<…ya que ciertamente Allah, bendito y exaltado, decretó por boca de Su Profeta (BP) : ‘Allah escucha a quien Le alaba’.>>


XV. LA BENDICIÓN AL PROFETA (BP) DESPUÉS DEL TASHAHHUD.

Abdullah ibn Zayd Al-Ansârî (Abdullah ibn Zayd es el que vio en un sueño el llamado de la oración) narró bajo la autoridad de Mas ‘ûd Al-Ansârî que dijo: “Vino con nosotros el Mensajero de Allah (BP) mientras estábamos sentados con Sa ‘d ibn ‘Ubâdah, y entonces Bashîr ibn Sa ‘d le dijo: ‘Allah, el Altísimo, nos ordenó que pidiéramos bendiciones para ti (19), Mensajero de Allah, ¿cómo hemos de bendecirte?’ El Mensajero de Allah (BP) se quedó callado al punto que pensamos que no iba a contestar. Luego dijo el Mensajero de Allah (BP): Decid: '¡Allahumma! Bendice a Muhammad y a la familia de Muhammad como bendijiste a la familia de Abraham; y agracia a Muhammadad y a la familia de Muhammad como agraciaste a la familia de Abraham. En todos los mundos, Tù eres digno de alabanzas y glorioso.' Y los saludos (decidlos) como los habèis aprendido. (20)

Ibn Abî Layla relató: “Ka ‘b ibn ‘Uÿrah me encontró y dijo: ‘¿Te puedo hacer un regalo?’ (y agregó) ‘Vino a nosotros el Mensajero de Allah (BP) y le dijimos: Hemos aprendido a saludarte (a desearte la Paz) ¿Pero cómo pedimos bendiciones para ti? Respondió: Decid: '¡Allahumma! bendice a Muhammad y a la familia de Muhammad, como bendijiste a la familia de Abraham, ciertamente eres digno de Alabanzas y Glorioso; Allahumma, agracia a Muhammad y a la familia de Muhammad como agraciaste a la familia de abraham, ciertamente eres Digno de Alabanzas y Glorioso.'


Un hadiz como este ha sido narrado por Mis ‘ar bajo la autoridad de Al-Hakam con la misma cadena de transmisores, pero en el hadiz de Mis ‘ar no están estas palabras: “¿Te puedo hacer un regalo?”.

Un hadiz como este ha sido narrado por Al-Hakam a través de distintas líneas, con la excepción de que dice:<< ‘…y agracia a Muhammed…’>>, sin decir : “Allâhumma”.

Abû Humayd Al-Sâ ‘idî relató: “Le dijeron al Mensajero de Allah (BP): ‘¡Mensajero de Allah! ¿Cómo hemos de bendecirte?’ Respondió: Decid: '¡Allahumma! Bendice a Muhammad y a sus esposas y a su descendencia, como bendijiste a Abraham y a su familia; y agracia a Muhammad y a sus esposas y a su descendencia, como agraciaste a la familia de Abraham, ciertamente eres Digno de Alabanzas y Glorioso'.

Abû Hurayra relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo:
A quien me bendice una vez, allah lo bendice 10 veces.


Última edición por Ithar el Vie Mar 13, 2009 7:54 pm, editado 8 veces
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Sahih Muslim vol. 2   Jue Mar 12, 2009 1:12 pm

XVI. LA PRONUNCIACIÓN DEL TASMÎ ‘ (ALLAH ESCUCHA A QUIEN LO ALABA), DEL TAHMÎD (SEÑOR NUESTRO PARA TI SON LAS ALABANZAS), DEL TA’MÎN (ÂMÎN).

Abû Hurayra relató: “El mensajero de Allah (BP) dijo: Si el imâm dice: ‘Allah escucha a quien Lo alaba’, decid: ‘¡Allâhumma! Señor nuestro para Ti son las alabanzas’, pues por cierto a quien coincida con los ángeles es esas palabras se le perdonan los pecados pasados

Un hadiz como este ha sido narrado de Abû Hurayra con otra cadena de transmisores.

Abû Hurayra relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: Si el imâm dice: ‘¡Âmîn!’, decid: ‘¡Âmîn!’, pues por cierto a aquel cuyo âmîn coincida con el âmîn de los ángeles se le perdonarán los pecados pasados. Dijo Ibn Shihâb: “El Mensajero de Allah (BP) decía:<<Âmîn>>” (21).

Nos ha llegado un relato similar de Abû Hurayra pero sin las palabras de Ibn Shihâb.

Abû Hurayra relató: “El Mensajero de Allah (BP)dijo: Si alguno de vosotros dice en la oración: ‘Âmîn’, y coincide con el Âmîn de los ángeles en el cielo, se le perdonan los pecados pasados.

Abû Hurayra relató: “El Mensajero de Allah (BP)dijo: Si alguno de vosotros dice : Âmîn y coincide con el Âmîn de los ángeles en el cielo, se le perdonan los pecados pasados.

Un hadiz como este ha sido narrado por Ma ‘mar de Hammâm ibn Munabbih bajo la autoridad de Abû Hurayra.

Abû Hurayra relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: Cuando el imâm dice:…no el de los que son motivo de ira no de los extraviados (1:7), el que está detrás que diga: ‘Âmîn’, y si coincide su dicho con el de los habitantes del cielo, se le perdonan los pecados pasados.


XVII. EL ORANTE DEBE SEGUIR AL IMÂM EN LA ORACIÓN.

Anas ibn Mâlik relató: “El Profeta (BP) se cayó de un caballo, raspándose su lado derecho, fuimos pues a visitarle para preguntar por su salud, y llegó el tiempo de la oración. Entonces nos dirigió la oración sentado,oramos pues detrás suyo (también) sentados y cuando terminó la oración dijo: Si se pone a un imâm es para ser seguido, si recita el takbîr, recitad el takbîr, y si se prosterna, prosternaos, y si se levanta, levantaos y si dice: ‘¡Allah escucha a quien Le alaba!, decid: ‘¡Señor nuestro para Ti son las alabanzas!, y si ora sentado, todos vosotros orad sentados

Anas ibn Mâlik relató: “Se cayó el Mensajero de Allah (BP)de un caballo, se lastimó y nos dirigió en la oración sentado…”; el resto del hadiz es el mismo.

Anas ibn Mâlik relató: “El Mensajero de Allah (BP) se cayó de un caballo lastimándose el lado derecho…”; el resto del hadiz es el mismo pero agrega:<<…Si el imâm reza de pie, rezad vosotros de pie>>.

Anas relató: “El Mensajero de Allah (BP)montó un caballo y se cayó de él lastimándose el lado derecho…”, y el resto del hadiz es el mismo, aunque en él están las palabras: Si el imâm reza de pie, rezad vosotros de pie

Anas ibn Mâlik relató: “El profeta (BP)se cayó de su caballo y se lastimó el lado derecho…”, y el resto del hadiz es el mismo.

‘Â’ishah relató: “El Mensajero de Allah (BP)se enfermó y un grupo de sus compañeros fue a visitarlo. El Mensajero de Allah (BP)rezó sentado y sus compañeros de pie, entonces él les indicó que se sentaran y se sentaron, cuando terminó dijo:| Se designa el Imâm para ser seguido, entonces si se inclina, inclinaos y si se levanta, levantaos, y si reza sentado rezad sentados |.”

Este hadiz ha sido transmitido con la misma cadena de transmisores por Hishâm ibn ‘Urwah.

Yâbir relató: “El Mensajero de Allah (BP)se enfermó y rezamos detrás suyo, pero él lo hizo sentado. Abû Bakú repetía (en voz más fuerte) su takbîr de modo que la gente lo escuchara (22). Nos prestó atención, vio que estábamos parados y nos hizo una seña y nos sentamos, y así rezamos sentados detrás suyo. Después de saludar nos dijo:|Estabais haciendo lo que hacían los persas y los romanos, que permanecían de pie delante de sus reyes mientras éstos se sentaban, no hagáis esto, seguid a vuestros imanes, si rezan de pie rezad de pie y si rezan sentados rezad sentados|.” (23)

Yâbir dijo: “El Mensajero de Allah (BP) dirigió la oración para nosotros, Abû Bakrr estaba detrás suyo y cuando el Mensajero de Allah (BP)recitaba el takbîr, él lo repetía en voz alta para que lo escucháramos…”, el resto del hadiz es como el anterior.

Abû Hurayra relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: |El Imâm está para ser seguido, entonces no hagáis lo contrario de él, luego cuando recita el takbîr, recitad vosotros el takbîr, cuando se inclina, inclinaos, si dicr: ‘¡Allah escucha a quien Le alaba!’, decid: ‘¡Señor nuestro para Ti son las alabanzas!’, y cuando se prosterna, prosternaos. Y si reza sentado, rezad todos sentados|.”

Un hadiz como este ha sido transmitido también por Hammâm ibn Munabbih del profeta (BP)bajo la autoridad de Abû Hurayra.

Abû Hurayra relató: “El Profeta (BP)nos estaba enseñando y nos dijo:|No os adelantéis al Imâm, cuando recita el takbir, recitadlo (a continuación), cuando dice:…ni de los extraviados, decid: ‘Âmîn’. Cuando se inclina, inclinaos, y cuando dice: ‘¡Allah escucha a quien Le alaba!’, decid: ‘¡Allâhumma! Señor nuestro para Ti son las alabanzas’|”

Abû Hurayra relató del Profeta (BP)un hadiz como este con la excepción del dicho:|…ni de los extraviados, decid: ‘Âmîn’.|Y agrega: |…no os levantéis antes que él (el imâm).|

Abû Hurayra relató que el Profeta (BP)dijo: |Ciertamente el Imâm es un escudo (24), si hace la oración sentado, orad sentados, y si dice: ‘Allah escucha a quien Le alaba’, decid: ‘¡Allâhumma! Señor nuestro para Ti son las alabanzas’. Y si las palabras de la gente de la tierra coinciden con las palabras de la gente del cielo, se le perdonan los pecados pasados |.”

Abû Hurayra relató que el Prefeta (BP) dijo: |Ciertamente si se designa un Imâm es para ser seguido, si recita el takbîr, recitadlo vosotros, cuando se inclina, inclinaos, cuando dice: ‘Allah escucha a quien Le alaba’, decid:‘¡Allâhumma! Señor nuestro para Ti son las alabanzas’, y cuando reza de pie, rezad de pie y si reza sentado, rezad todos sentados |.”


XVIII. EL IMÂM ESTÁ AUTORIZADO PARA DESIGNAR UN REEMPLAZANTE CUANDO HAY UNA RAZÓN PARA ELLO (ENFERMEDAD, VIAJE U OTRAS) Y SI EL IMÂM DIRIGE LA ORACIÓN SENTADO PORQUE NO LA PUEDE HACER DE PIE, LOS SEGUIDORES DEBEN HACERLO DE PIE, SI SON CAPACES Y ESTO ABROGA EL ORAR SENTADOS CUANDO EL IMÂM ORA SENTADO.

‘Ubaydullah ibn Abdullah relató: “Visité a ‘Â’ishah y le dije:’¿Por qué no me cuentas sobre la enfermedad del Profeta (BP)?’ Ella dijo: ‘Sí, el Profeta (BP) estaba enfermo y preguntó: |¿Ha rezado la gente?| Contestamos: ‘No, te están esperando, Mensajero de Allah’ Dijo:| Traedme agua en un recipiente.| Así lo hicimos y se lavó, y cuando comenzaba a moverse con dificultad, se desmayó; cuando volvió en sí, preguntó:|¿Ha rezado la gente?| Contestamos: ‘No, te están esperando, Mensajero de Allah’ Dijo:|Traedme agua en un recipiente.| Así lo hicimos y se lavó, y cuando comenzó a moverse con dificultad, se desmayó; cuando volvió en sí, preguntó:|¿Ha rezado la gente?| Contestamos: ‘No,te están esperando Mensajero de Allah’ Dijo:| Traedme agua en un recipiente.| Así lo hicimos y se lavó, y cuando comenzaba a moverse con dificultad, se desmayó; cuando volvió en sí, preguntó:|¿Ha rezado la gente?| Contestamos: ‘No,te están esperando, Mensajero de Allah’. Dijo (‘Â’ishah): ‘La gente se había reunido en la mezquita esperando al Mensajero de Allah (BP)para la última oración de la noche, entonces el Mensajero de Allah (BP)envió (un mensajero)a Abû Bakr para que dirigiera a la gente (en la oración), cuando llegó el mensajero dijo: ‘El Mensajero de Allah (BP)ha ordenado que dirijas a la gente en la oración.’ Y Abû Bakr, que era un hombre sensible, dijo: ‘¡Oh ‘Umar! Dirige a la gente’. ‘Umar contestó: ‘Tú tienes más derecho a ello’. Entonces Abû Bakr los dirigió en esos días. Luego el Mensajero de Allah (BP)se sintió fuerte y salió apoyándose en dos hombres, uno de ellos era Al-‘Abbâs, para la oración del mediodía, y Abû Bakr estaba rezando y dirigiendo a la gente, y cuando lo vio comenzó a retraerse, pero el Profeta (BP)le dijo que no lo hiciera y le dijo (a sus dos compañeros):| Sentadme a su lado.| Y lo sentaron al lado de Abû Bakr, y Abû Bakr rezó de pie siguiendo la oración del Profeta (BP)y la gente de pie siguiendo la oración de Abû Bakr .Y el Profeta (BP)estaba sentado.”’ ‘Ubaydullah dijo: “Fui ante Abdullah ibn ‘Abbâs y le dije: ‘¿Quieres que te diga lo que me contó ‘Â’ishah sobre la enfermedad del Mensajero de Allah (BP)?’ Dijo: ‘Hazlo’. Le dije lo que ella me había contado, y no objetó nada, excepto que me preguntó: ‘¿Ella nombró al hombre que estaba con Al-‘Abbâs?’ Dije: ‘No’. Dijo: ‘Era ‘Alî.”

‘Â’ishah relató: “La primera vez que el Mensajero de Allah (BP)se enfermó fue en la casa de Maymûnah, entonces les pidió permiso para estar en mi casa durante su enfermedad y ellas le concedieron permiso. Y salió (para la oración)apoyando su mano en Fadl ibn ‘Abbâs y en otro hombre y arrastrando sus pies.” ‘Ubaydullah dijo: “Le conte este hadiz a Ibn ‘Abbâs y me dijo: ‘¿Sabías quién es el hombre que ‘Â’ishah no mencionó? Era ‘Alî’.”

‘Â’ishah, la esposa del Profeta (BP), dijo: “Cuando el Mensajero de Allah (BP) se enfermó y su enfermedad se agravó, pidió permiso a sus esposas para estar en mi casa y le dieron permiso. Y salió apoyado en dos personas arrastrando sus pies; uno de ellos era ‘Abbâs ibn Abdul Muttalib y otro hombre.” Dijo ‘Ubaydullah. “Le conté a Abdullah lo que me dijo ‘Â’ishah, y me dijo Abdullah ibn ‘Abbâs: ‘¿Sabes quién era el otro hombre que no mencionó ‘Â’ishah?’ Dije: ‘No’. Dijo Ibn ‘Abbâs: ‘Era ‘Alî’.”

‘Â’ishah, la esposa del Profeta (BP), relató: “Traté de disuadir al Mensajero de Allah (BP) sobre eso (25) (nombrar a Abû Bakr como Imâm) y no insistí en esto porque tuviese dudas de que la gente no fuese a amar a un hombre que ocupase su lugar, sino porque temía que la gente iba a ser supersticiosa (26) respecto a aquel que fuese a ocupar su lugar. Y por eso quería que el Mensajero de Allah (BP) dejase a Abû Bakrr fuera de este asunto.”

‘Â’ishah relató: “Cuando el Mensajero de Allah (BP) entró en mi casa dijo:| Dile a Abû Bakrr que dirija a la gente en la oración.| Yo le dije: ‘¡Mensajero de Allah! Abû Bakrr es un hombre sensible, cuando recita el Corán no puede evitar derramar lágrimas. ¡Nombra a otro que no sea Abû Bakrr!’” Ella dijo: “¡Por Allah! Lo que me preocupaba era la molestia de la gente con el primero que ocupase el lugar del Mensajero de Allah (BP), e insistí dos o tres veces. Entonces dijo:| Que Abû Bakrr dirija a la gente en la oración, vosotras sois como las que estaban con José.|(27)

‘Â’ishah relató: “Cuando el Mensajero de Allah (BP) estaba en cama , vino Bilâl y lo llamó a la oración y le dijo:| Dile a Abû Bakrr que dirija a la gente en la oración|. Dije: ‘¡Mensajero de Allah! Abû Bakrr es un hombre sensible, y ciertamente cuando esté en tu lugar los hombres no lo escucharán. ¡Si nombraras a ‘Umar…!’ Repitió (el Profeta):| Dile a Abû Bakrr que dirija a la gente en la oración.| Entonces le dije a Hafsah: ‘Dile (al Profeta): Abû Bakrr es un hombre sensible, y ciertamente cuando esté en tu lugar los hombres no lo escucharán. ¡Si nombraras a ‘Umar…!’ Entonces el Mensajero de Allah (BP) dijo:| Ciertamente vosotras (actuáis) como las que rodeaban a José, decid a Abû Bakrr que dirija en la oración.| Entonces se le ordenó a Abû Bakrr que dirigiese a la gente en la oración, y cuando comenzó la oración el Mensajero de Allah (BP) se sintió mejor y se levantó apoyándose en dos hombres y arrastrando sus pies (por su debilidad). Entonces cuando entró en la mezquita, Abû Bakrr sintió su presencia y estaba a punto de retroceder pero el Mensajero de Allah (BP) le indicó que permaneciese en su lugar, y llegó el Mensajero de Allah (BP) hasta sentarse a la izquierda de Abû Bakrr. Y así el Mensajero de Allah (BP) dirigió sentado a la gente en la oración y Abû Bakrr de pie siguiendo la oración del Profeta (BP) y la gente siguiendo la oración del Abû Bakrr.”
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Sahih Muslim vol. 2   Dom Mar 15, 2009 8:34 am

Al-A’mash relató un hadiz similar que empieza : “Cuando se enfermó el Mensajero de Allah (BP)de la enfermedad de la que murió…”.En la versión que transmitió Ibn Mus-hir se dice (en la parte final): “…Y llegó el Mensajero de Allah (BP)hasta que lo sentaron al lado de Abû Bakú y el Profeta (BP)dirigió a la gente en la oración y Abû Bakrr repetía el takbîr de manera audible…”. En el transmitido por ‘Îsa dice: “…Se sentó el Mensajero de Allah (BP), dirigió la oración y Abû Bakrr sentado a su lado repitiendo (el takbîr)en voz alta”.

‘Â’ishah relató: “El Mensajero de Allah (BP)le ordenó a Abû Bakrr que dirigiese a la gente en la oración durante su enfermedad y él los dirigió en la oración.” Dijo ‘Urwah: “El Mensajero de Allah (BP)se sintió mejor y salió (hacia la mezquita) y Abû Bakrr estaba dirigiendo a la gente y cuando lo vio comenzó a retroceder. Entonces el Mensajero de Allah (BP)le indicó que se quedase donde estaba y se sentó el Mensajero de Allah (BP)al lado de Abu Bakrr. Entonces Abû Bakrr siguió la oración del Mensajero de Allah (BP)y la gente siguió la oración de Abû Bakrr.”

Anas ibn Mâlik relató: “Abû Bakrr los dirigió en la oración durante la enfermedad que terminó por causar la muerte del Mensajero de Allah (BP), cuando llegó el lunes y ellos estaban en filas para la oración, el Mensajero de Allah (BP)corrió la cortina de su habitación y nos miró, estando él de pie y su rostro era (tan brillante) como una lámina del Corán, luego sonrió feliz el Mensajero de Allah (BP)y nosotros nos alegramos por la salida del Mensajero de Allah (BP)mientras orábamos, y Abû Bakrr retrocedió sobre sus talones pensando que el Mensajero de Allah (BP)había salido para la oración, pero el Mensajero de Allah (BP)les indicó con la mano que terminaran la oración y luego se volvió (a su habitación)y corrió la cortina. Y fue en ese mismo día que falleció el Mensajero de Allah (BP).”

Anas relató: “La última mirada que tuve del Mensajero de Allah (BP)fue ese día lunes que corrió la cortina…”, (y sigue)con ese relato (el anterior). El hadiz (anterior)transmitido por Sâlih es perfecto i completo.

Este mismo hadiz ha sido narrado por Mâlik ibn Anas con otra cadena de transmisores.

Anas relató: “Durante tres día el Profeta (BP)no vino a nosotros, y cuando la oración estaba por comenzar y Abû Bakrr se adelantó (para dirigir la oración), el Profeta de Allah (BP)levantó su cortina y cuando vimos el rostro del Profeta de Alah (BP) (sentimos)que nunca habíamos visto algo tan agradable como el rostro del Profeta (BP)cuando se nos apareció, entonces el Profeta de Allah (BP)le señaló a Abû Bakrr que se adelantase (para dirigir la oración)y regresó el Profeta de Allah (BP)a su habitación. Y no lo volvimos a ver hasta su muerte.”

Abû Mûsa relató: “Cuando el Mensajero de Allah (BP)se enfermó y su enfermedad se agravó dijo:| Id a Abû Bakrr y que dirija a la gente en la oración.| Entonces ‘Â’ishah le dijo: ‘¡Mensajero de Allah! Abû Bakrr es un hombre sensible, cuando esté en tu lugar no será capaz de dirigir a la gente en la oración.’ Contestó:| Id a Abû Bakrr y que dirija a la gente en la oración, vosotras sois como las que rodeaban a José.| Y así fue que Abû Bakrr dirigió a la gente en la oración durante la vida (mientras duró su enfermedad)del Mensajero de Allah (BP).”


XIX. SI EL IMÂM LLEGA TARDE Y NO SE TEME PERJUICIO ALGUNO SE PUEDE NOMBRAR A OTRO IMÂM PARA DIRIGIR LA ORACIÓN.

Sahl ibn Sa ‘d Al-Sâ ‘idî relató: “El Mensajero de Allah (BP)fue a la tribu de los ‘Amr ibn ‘Awf para meditar sobre ellos. Llegó el momento de la oración y el muecín fue Abû Bakrr y le preguntó: ‘¿Vas a dirigir a la gente en la oración así pronuncio el iqâmah?’ Dijo: ‘Sí’. Y Abû Bakrr comenzó a dirigir la oración. Entonces llegó el Mensajero de Allah (BP)cuando la gente ya estaba rezando, y avanzó hasta ubicarse en una fila, entonces la gente comenzó a aplaudir. Abû Bakrr no hizo caso en su oración pero cuando la gente comenzó a aplaudir más fuerte, prestó atención y vio al Mensajero de Allah (BP), pero el Mensajero de Allah (BP)le indicó que siguiese en su lugar entonces Abû Bakrr levantó sus manos y alabó a Allah, poderoso y majestuoso, por lo que le había ordenado el Mensajero de Allah (BP)y luego retrocedió hasta ubicarse en medio de una fila y se adelantó al Profeta (BP)y dirigió la oración, cuando terminó dijo:|¡Abû Bakrr! ¿Qué fue lo que te impidió quedarte en tu lugar como te lo ordené?| Abû Bakrr contestó: ‘No le corresponde al hijo de Abû Quhâfah (su padre) dirigir la oración delante del Mensajero de Allah (BP).’ Dijo el Mensajero de Allah (BP) (a la gente):|¿Porqué aplaudíais tanto? Cuando algo pasa en la oración (28) decid: ‘¡Gloria a Allah! (Subhânallah), ya que si glorificáis atraeréis la atención, en tanto que aplaudir es sólo para las mujeres |.”

Este hadiz ha sido transmitido de Sahl ibn Sa ‘d a través de otros transmisores, similar al narrado por Mâlik, con la excepción de estas palabras: “…Entonces Abû Bakrr levantó sus manos, alabó a Allah y retrocedió hasta ubicarse en una fila.”

Sahl ibn Sa ‘d Al-Sâ ‘idî relató: “El Profeta de Allah (BP) fue a mediar entre la tribu de ‘Amr ibn ‘Awf…”, y el resto del hadiz es igual pero están estas palabras: “…Y llegó el Mensajero de Allah (BP) atravesando las filas (de los orantes) hasta llegar a la primera y Abû Bakrr retrocedió”.

Al-Mugîrah ibn Shu ‘bah relató que participó con el Mensajero de Allah (BP) en la expedición de Tabûk y dijo que: “El Mensajero de Allah (BP) fue a hacer sus necesidades antes de la oración de la mañana y fui con él llevando una jarra (con agua), cuando regresó el Mensajero de Allah (BP) (después de hacer sus necesidades), puse agua en sus manos con la jarra y lavó sus manos tres veces, luego lavó su rostro tres veces, luego trató de levantar sus mangas de su vestimenta para sacar sus antebrazos pero como estas eran demasiado estrechas metió sus manos en la túnica y las sacó por debajo de ella y lavó sus antebrazos hasta los codos y pasó su mano húmeda sobre sus calcetines de cuero, luego se movió, y yo con él, hasta que llegamos con la gente y vimos que estaban haciendo oración dirigidos por ‘Abdu Arman ibn ‘Awf. El Mensajero de Allah (BP) percibió que era uno de los rak ‘ahs (29) , entonces hizo un rak ‘ah con la gente y cuando ‘Abdu Arman ibn ‘Awf pronunció el saludo (terminación de la oración), se levantó el Mensajero de Allah (BP) y completó su oración. Ante esto se asustaron los musulmanes y la mayoría comenzó a glorificar a Allah. Cuando el Mensajero de Allah (BP) terminó su oración se volvió a ellos y les dijo:|Muy bien.| o dijo:| Habéis hecho bien |, haciendo que se alegraran por haber hecho la oración en su tiempo correcto.”
(849) Este mismo hadiz ha sido transmitido por Hamzah ibn Al-Mugîrah con otra cadena de transmisores pero contiene estas palabras: “…Quise tomar y retrasar a Abdu Rahmân pero el profeta (BP) dijo:|Déjalo|.”


XX. CUANDO OCURRE ALGO EN LA ORACIÓN LOS HOMBRES DEBEN GLORIFICAR A ALLAH Y LAS MUJERES DEBEN APLAUDIR.

Abû Hurayra relató: “El Mensajero de Allah (BP)dijo:| La glorificación (de Allah, diciendo subhânallah) es para los hombres y aplaudir para las mujeres.| Harmalah en su versión de la narración agrega: “Ibn Shihâb dijo: ‘He visto algunos hombres entre la gente de conocimiento glorificar a Allah y hacer señas’.”
(851) Este hadiz ha sido narrado también bajo la autoridad de Abû Hurayra con otra cadena de transmisores.
(852) Este hadiz ha sido transmitido por Muhammed ibn Rafî, Abdu Razzâq, Ma ´mar y Hammam bajo la autoridad de Abû Hurayra con el agregado (al final) de: “…en la oración.”
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Sahih Muslim vol. 2   Dom Mar 15, 2009 8:36 am

XXI. LA ORDEN DE HACER BIEN LA ORACIÓN, PERFECCIONARLA Y SOBRE LA DEVOCIÓN EN ELLA.

Abû Hurayra relató: “Un día el Mensajero de Allah (BP) nos dirigió en la oración, luego se volvió y dijo:|¡Fulano! ¿Por qué no haces bien tu oración? ¿Acaso no ve la persona que ora cómo lo está haciendo? ¡Por cierto que ora por su propio bien! (30). En cuanto a mí, ¡Por Allah!, yo veo atrás mío como veo por delante (31).”

Abû Hurayra relató: “Ciertamente el Mensajero de Allah (BP) dijo:| ¿Creéis que yo veo sólo hacia la qiblah? ¡Pora Allah! Que no están ocultos para mí ni vuestra inclinaciones ni vuestras prosternaciones, ciertamente yo veo claramente atrás mío |.”

Anas ibn Mâlik relató: “El Profeta (BP) dijo: |Inclinaos y prosternaos bien. ¡Por Allah!, que ciertamente yo los veo aún detrás de mí (o quizás dijo: los veo claramente) si os inclináis u os prosternáis |.”

Anas relató: “Ciertamente el Profeta (BP) dijo: |Completad bien la inclinación y la prosternación. ¡Por Allah! que yo os veo detrás de mí cuando os inclináis y cuando os prosternáis |.”


XXII. ESTÁ PROHIBIDO INCLINARSE Y PROSTERNARSE ANTES QUE EL IMÂM.

Anas relató: “Un día el Mensajero de Allah (BP) nos dirigió en la oración, y cuando la completó se dirigió a nosotros y dijo:_¡Oh gente! Yo soy vuestro Imâm, en consecuencia no os adelantéis a mí en la inclinación o en la prosternación, ni al poneros de pie ni al saludar, ya que por cierto os veo delante mío y (tanto como) detrás de mío_. Luego dijo:_ ¡Por Aquel en Cuyas Manos está el alma de Muhammed! Si hubierais visto lo que yo vi, reiríais poco y lloraríais mucho._ Le preguntaron: ‘¿Y qué has visto, Mensajero de Allah?’ Respondió:_ Vi el Paraíso y el Infierno_.”

Este hadiz ha sido narrado de Anas con otras cadenas de transmisores, de entre ellas en el hadiz transmitido por Yarîr no se menciona:_...ni al saludar…_.

Abû Hurayra relató: “Muhammed (BP) dijo:_¿Acaso el que levanta la cabeza antes que el Imâm no teme que Allah le cambie su cabeza por la cabeza de un burro?_.”

Abû Hurayra relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo:_¿Es que no teme aquel que levanta su cabeza en la oración antes que el Imâm que Allah le cambie su forma por la forma de un burro?_.”

Este mismo hadiz ha sido narrado por otra cadena de transmisores, salvo que en la versión narrada por Rabî ‘ ibn Muslim las palabras son:_...que Allah le cambie su rostro por el rostro de un burro._


XXIII. LA PROHIBICIÓN DE LEVANTAR LA MIRADA HACIA EL CIELO DURANTE LA ORACIÓN.

Yâbir ibn Samurah relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo:_La gente que levanta la mirada hacia el cielo durante la oración , debe evitarlo o perderán la vista_.”

Abû Hurayra relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo:_Que la gente no levante su mirada hacia el cielo, durante la súplica en la oración, o les será quitada la vista_.”


XXIV. LA ORDEN DE HACER LA ORACIÓN CON TRANQUILIDAD; LA PROHIBICIÓN DE HACER GESTOS CON LAS MANOS Y DE LEVANTARLAS DURANTE EL SALUDO, Y LA IMPORTANCIA DE COMPLETAR LAS PRIMERAS FILAS Y JUNTARSE BIEN EN ELLAS.

Yâbir ibn Samurah relató: “El Mensajero de Allah (BP) vino a nosotros y dijo:_¿Cómo es que veo levantar las manos como si fueran colas de caballos ariscos? ¡Quedaos quietos en la oración!_ Luego volvió a nosotros y nos vio (sentados) en círculos entonces nos dijo:_¿Cómo es que os veo sentados en grupos separados?_ Luego volvió y dijo:_¿Por qué no hacéis filas como los ángeles hacen filas en presencia de su Señor?_ Preguntamos: ‘¡Mensajero de Allah (BP)! ¿Y cómo hacen filas los ángeles en presencia de su Señor?’ Respondió:_ Completan las primeras filas y se mantienen bien juntos en ellas_.”

Este hadiz ha sido también transmitido por Al-A ‘mash con la misma cadena de transmisores.

Yâbir ibn Samurah relató: “Cuando hacíamos la oración con el Mensajero de Allah (BP) decíamos: ‘La Paz sea con vosotros y la misericordia de Allah, la Paz sea con vosotros y la misericordia de Allah’ y se hacía un gesto con la mano hacia ambos lados. Entonces el Mensajero de Allah (BP) dijo:_¿Por qué movéis las manos como colas de caballos ariscos? Es suficiente con que cada uno de vosotros ponga las manos sobre sus muslos y luego salude al hermano que está a la derecha y al que está a la izquierda_.”

Yâbir ibn Samurah relató: “Hice la oración con el Mensajero de Allah (BP) , y nosotros solíamos, cuando nos dábamos el saludo, hacer gestos con nuestras manos (acompañándolo): ‘La Paz sea vosotros (a la derecha), la Paz sea vosotros (a la izquierda)’, entonces el Mensajero de Allah (BP) nos miró y dijo:_¿Qué os pasa? ¿Hacéis gestos con vuestras manos como colas de caballos ariscos? Cuando uno de vosotros pronuncie el saludo (al final de la oración), que gire hacia su compañero y que no haga gestos con sus manos_.”
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Sahih Muslim vol. 2   Dom Mar 15, 2009 8:37 am

XXV. EL ENDEREZAR LAS FILAS; LA EXCELENCIA DE LA PRIMERA FILA Y LUEGO DE LAS SIGUIENTES; COMPETIR POR ESTAR EN LA PRIMERA FILA Y LA PRIORIDAD DELOS HOMBRES VIRTUOSOS Y SU CERCANÍA AL IMÂM.

Abû Mas ‘ûd relató: “El Mensajero de Allah (BP) solía tocarnos los hombros y decir:_Estad derechos y no forméis (las filas) en desorden pues discreparán vuestros corazones (32). Los más tranquilos y prudentes que se ubiquen cerca mío, luego los que les siguen y luego los que les siguen_.” Abû Mas ‘ûd agregó: “Pero hoy entre vosotros hay muchas diferencias”.

Este hadiz ha sido transmitido también por ‘Uyaynah con la misma cadena de transmisores.

Abdullah ibn Mas ‘ûd relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo:_Que los más tranquilos y prudentes estén cerca mío, luego los que les siguen (esto último lo repitió 3 veces), y cuidaos de (entregaros a) el tumulto de los mercados (33)”.

Anas ibn Mâlik relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: _Enderezad vuestras filas ya que las filas rectas son parte de la perfección de la oración_.”

Anas relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: _Completad las filas, que ciertamente os veo (lo que hacéis) detrás mío_.”

Hammâm ibn Muabbih relató: “Esto es lo que nos transmitió Abû Hurayra del Mensajero de Allah (BP)”, y recordó unos hadices, y (entre ellos éste) dijo (el Profeta):_Enderezad las filas para la oración, ya que las filas rectas son parte de la excelencia de la oración._

Al-Nu ‘mân ibn Bashîr relató: “Escuché al Mensajero de Allah (BP) decir: _Enderezad vuestras filas o Allah creará diferencias entre vosotros_.”

Al-Nu ‘mân ibn Bashîr relató: “El Mensajero de Allah (BP) solía enderezar nuestras filas (para la oración) como si estuviese enderezando una flecha hasta que vio que habíamos aprendido de él. Pero un día vino, se preparó (para la oración) y estaba por pronunciar el takbîr cuando vio a un hombre cuyo pecho sobresalía de la fila, entonces dijo:_¡Siervos de Allah! Enderezad vuestras filas o Allah creará diferencias entre vosotros_.”

Abû ‘Awânah transmitió este mismo hadiz con la misma cadena de transmisores.

Abû Hurayra relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: _Si la gente supiese lo que contienen (de excelencia y bendición) el adhân y la primera fila (de la oración) y no pudiesen(tener estas oportunidades) excepto echándolo a la suerte, sin duda lo harían. Y si supiesen lo que hay en unirse en la oración en el primer takbîr se pelearían unos con otros; y si supiesen lo que hay en la oración de la noche y en la de la mañana irían aunque fuese gateando_.”

Abû Sa ‘îd Al-Judri relató: “El Mensajero de Allah (BP) vio que sus Compañeros se quedaban atrás (en la oración) (34) entonces les dijo:_Adelantaos y seguidme, y los que vengan después de vosotros que os sigan; la gente no dejará de quedarse atrás hasta que Allah los deje atrás_.”

Abû Sa ‘îd Al-Judri relató: “El Mensajero de Allah (BP) vio a la gente en el fondo de la mezquita…”, y el resto del hadiz es el mismo.

Abû Hurayra relató: “El Profeta (BP) dijo:_ Si vosotros supiérais (o ellos supieran) lo que hay en las primeras filas lo tirarían a la suerte (para estar en ellas)_.” Ibn Harb dice en su versión:_…para ocupar la primera fila lo tirarían a la suerte._

Abû Hurayra relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: _Las mejores filas para los hombres son las primeras y las peores son las últimas, y las mejores filas para las mujeres son las últimas y las peores son las primeras_.”

Este mismo hadiz ha sido transmitido por Suhayl con la misma cadena de transmisores.


XXVI. SE HA ORDENADO A LAS MUJERES QUE ESTÁN ORANDO QUE NO LEVANTEN SUS CABEZAS DE LA PROSTERNACIÓN ANTES QUE LOS HOMBRES LEVANTEN LAS SUYAS.

Sahl ibn Sa ‘d relató: “He visto hombres con la parte de abajo de su vestimenta atada a sus cuellos como los niños, por falta de tela, detrás del Profeta (BP), y uno de los anunciadores dijo. ¡Oh grupo de mujeres! No levantéis las cabezas hasta que los hombres levanten las suyas.” (35).


XVII. SALIDA DE LAS MUJERES HACIA LA MEZQUITA CUANDO NO SE TEME QUE ESTO PRODUZCA LA TENTACIÓN, PERO NO DEBEN SALIR PERFUMADAS.

Sâlim narró de su padre(Abdullah ibn ‘Umar) que el Mensajero de Allah (BP) dijo: _Si a alguno de vosotros su mujer le pide permiso para ir a la mezquita, que no se le niegue._

Sâlim relató que Abdullah ibn ‘Umar dijo: “Escuché al Mensajero de Allah (BP) decir_ No prohibáis a nuestras mujeres ir a la mezquita cuando os pidan permiso._” Entonces Bilâl ibnAbdullah dijo: “¡Por Allah! Se lo prohibiremos.” Entonces Abdullah se dirigió a él reprendiéndolo tan duramente como nunca había visto y le dijo: ‘Te estoy diciendo lo que dijo el Mensajero de Allah (BP) y tú insistes: ¡Por Allah! Se lo prohibiremos’.”

Ibn ‘Umar relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: _No prohibáis a las siervas de Allah (ir a) las mezquitas de Allah_.”

Ibn ‘Umar relató: “Escuché al Mensajero de Allah (BP) decir:_Si vuestras mujeres os piden permiso para ir a la mezquita, dadles permiso_.”

Ibn ‘Umar relató: “El Mensajero de Allah (BP)dijo: “No prohibáis a vuestras mujeres ir a la mezquita de noche.” Entonces un hijo le dijo a Abdullah ibn ‘Umar: “Nosotros no las dejaremos salir para que no caigan en el mal”.Ibn ‘Umar lo retó diciéndole: “Te estoy diciendo: ‘El Mensajero de Allah (BP) dijo…’ y tú insises: ‘Nosotros no las dejaremos’.”

Un hadiz como este ha sido transmitido también por Al-A ‘mash conla misma cadena de transmisores.

Ibn ‘Umar relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo:_Permitidle a las mujeres ir a la mezquita de noche._” Entonces uno de sus hijos llamado Wâqid, dijo: “Es que causarán problemas…”, entonces (Ibn ‘Umar) golpeó (a su hijo) en el pecho y le dijo: “Te narro un hadiz del Mensajero de Allah (BP) y tú me dices: No.”

Ibn ‘Umar relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo:_No privéis a vuestras mujeres de su parte de la mezquita cuando os pidan permiso_.” Entonces dijo Bilâl: “¡Por Allah! Se lo prohibiremos”. Entonces Abdullah (ibn ‘Umar) le dijo:’Te digo ‘el Mensajero de Allah (BP) dijo…’, y tú dices: ‘Se lo prohibiremos’.”

Zaynab Al-Zaqafiyyah solía relatar que el Mensajero de Allah (BP) dijo:_Si alguna de vosotras quiere hacer la oración de la noche (en la mezquita) que no se perfume._

Zaynab, la esposa de Abdullah (ibn ‘Umar), relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: _Si alguna de vosotras quiere ir a la mezquita no vaya perfumada_.”

Abû Hurayra dijo: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: “La que se haya puesto perfume que no haga la oración de la noche con nosotros_.”

‘Amrah, la hija de ‘Abdu Rahmân, relató: “Escuché a ‘Â’ishah, la esposa del Profeta, (BP) decir: ‘Si el Mensajero de Allah (BP) hubiera visto las cosas nuevas que hacen las mujeres les hubiera prohibido ir a la mezquita, como se les prohibía a las mujeres de los israelitas’.” Le pregunté a ‘Amrah: “¿Es que a las mujeres de los israelitas se les prohibía ir a la mezquita?” Contestó: “Sí”.

Este hadiz ha sido transmitido también por Yahia ibn Sa ‘îd con la misma cadena de transmisores.


XXVIII. LA MODERACIÓN DE LA RECITACIÓN EN VOZ ALTA CUANDO SE TEME QUE ESTO CAUSE PROBLEMAS.

Ibn ‘Abbâs relató, sobre lo dicho por el Poderoso y Majestuoso: “Y no subas la voz en tu oración ni la silencies.” (17:110) que fue revelada cuando el Profeta (BP) se escondió en Makka y dirigía a sus Compañeros en la oración levantando la voz con el Corán, y si los idólatras lo escuchaban, insultaban al Corán, a quien lo reveló y a quien lo trajo. Entonces Allah, exaltado sea, dijo a su Profeta (BP): ‘No recites tan fuerte de modo que te escuchen los idólatras ni tan bajo que no te escuchen tus Compañeros, haz que escuchen el Corán, pero no lo recites fuerte. Busca un término medio fra ellos (la recitación baja y alta) (36).

‘Â’ishah relató que en cuanto a las palabras del Poderoso Y Majestuoso: “Y no subas la voz en tu oración ni la silencies”, fueron reveladas en relación a la súplica (du ‘â’).

Un hadiz como este ha sido narrado por Hishâm conla misma cadena de transmisores.
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Sahih Muslim vol. 2   Dom Mar 15, 2009 8:38 am

XXIX. ESCUCHAR LA RECITACIÓN DEL CORÁN.

Ibn ‘Abbâs explicó con respecto a las palabras del Poderoso y Majestuoso: “No muevas tu lengua.” (37) (75:16-19) que cuando Gabriel le trajo la recitación al Profeta (BP), él movía su lengua y labios (para memorizarlo), esto era muy difícil para él y se veía en su rostro, entonces Allah, el Altísimo, reveló: “No muevas tu lengua para ir más deprisa (para memorizarlo). Pues reunirlo es algo que Nos corresponde a Nosotros, así como hacer que lo recites.” Ciertamente a Nosotros Nos corresponde guardarlo en tu pecho y (permitirte) recitarlo, “De manera que cuando lo recitemos, sigue la oración.” Lo hemos revelado, entonces escúchalo. “Luego nos Corresponde hacerlo claro”. Ciertamente lo glorificaremos a través de tu lengua. Entonces cuando Gabriel venía a él, se quedaba en silencio, y cuando se retiraba, recitaba como Allah se lo había prometido.

Sa ‘îd Ibn Yubayr relató que Ibn ‘Abbâs explico con respecto a las palabras: “No muevas tu lengua para ir más deprisa” (75:16) que elProfeta (BP) movía sus labios para aliviar la intensidad de la revelación. E Ibn ‘Abbâs me dijo (a Sa ‘îd Ibn Yubayr-el transmisor-): “Yo los muevo como los movía el Mensajero de Allah (BP)”, entonces Sa ‘îd dijo: “Yo los muevo como los movía Ibn ‘Abbâs”, y movió sus labios. Y Allah ,el Altísimo, reveló: “No muevas tu lengua para ir más deprisa. Pues reunirlo es algo que Nos Corresponde, así como hacer que lo recites.” Es decir: Guardarlo en tu pecho y (permitirle recitarlo). “De manera que cuando lo recitemos sigue la oración.” Es decir: Escúchalo y quédate en silencio y es Nuestra responsabilidad que luego lo recites. Y entonces el Mensajero de Allah (BP), cuando venía Gabriel, lo escuchaba atentamente, y cuando Gabriel se iba, el Profeta (BP) recitaba como se lo habían recitado.


XXX. RECITACIÓN EN VOZ ALTA DEL CORÁN EN LA ORACIÓN DEL ALBA.

Ibn ‘Abbâs relató: “El Mensajero de Allah (BP) no recitó (el Corán) a los genios ni los vio. Cierta vez el mensajero de Allah (BP) salió con un grupo de sus Compañeros con la intención de visitar el mercado de ‘Ukâdh (38).I (en aquel tiempo) había habido obstrucciones entre los demonios i las noticias del cielo(39) , i se arrojaban fuegos sobre ellos (40), entonces los demonios volvieron con su pueblo i les dijeron: ‘¿Qué os sucede?’ Contestaron: ‘Han aparecido obstrucciones entre los demonios i las noticias del cielo, i se nos han arrojado fuegos.’ Dijeron: ‘Esto no ocurre sino debido a algún suceso( importante). Viajad pues hacia el este de la tierra i al oeste i buscar por qué se han creado obstrucciones entre nosotros i las noticias del cielo.’ Entonces fueron i viajaron al este i al oeste de la tierra, algunos de ellos fueron hasta Tihâmah(que es un palmeral cerca del mercado de ‘Ukâdh, i el Profeta[BP] estaba allí dirigiendo a sus compañeros en la oración del amanecer), i cuando oyeron el Corán, lo escucharon atentamente i dijeron: ‘Esto es lo que ha causado la obstrucción entre nosotros i las noticias del cielo.’ Regresaron entonces con su pueblo i dijeron: ‘¡Pueblo nuestro! Hemos escuchado una recitación (Corán) asombrosa que nos conduce por la rectitud, y creemos en él i no asociamos a nadie con nuestro señor (72:1-2).’ Entonces Allah, Poderoso i Majestuoso, reveló a su Profeta Muhammed (BP): “Dí (Profeta): Se me ha inspirado que unos genios lo han escuchado… (72:1).”

Dâwud narró de ‘Âmir que dijo: “Le pregunté a ‘Alqamah: ¿Ibn Mas ‘ûd estuvo con el mensajero de Allah (BP) (presenciando lo que acontecía) la noche de los genios)?” ‘Alqamah dijo: ‘Yo le pregunté a Ibn Mas’ûd: ‘¿Alguno de vosotros estuvo con el Mensajero de Allah (BP) la noche de los genios?’ Contestó: ‘No, pero estuvimos esa noche con el Mensajero de Allah (BP) esa noche y lo perdimos (de vista), entonces lo buscamos por las colinas i valles i dijimos: Ha sido raptado (por los genios) o asesinado, i pasamos la peor noche que alguien pueda pasar, entonces cuando llegó el alba lo vimos llegar de la dirección de Hirâ’ i le dijimos: ‘¡ Mensajero de Allah! Te perdimos i te buscamos pero no te encontramos i pasamos la peor noche que alguien puede pasar.’ Entonces dijo:_Vino un representante de los genios a invitarme i fui con él i recité el Corán._ Luego fue con nosotros i nos mostró sus rastros i las huellas de sus fuegos (de los genios). Y les contestó:_Todo hueso en el que se haya mencionado el nombre de Allah se cubrirá de carne cuando caiga en sus manos i todos los excrementos de vuestros animales._ Entonces dijo el Mensajero de Allah (BP):_No hagáis el istinyâ’ (41) con ninguna de las 2 cosas, ya que son la comida de vuestros hermanos (los genios) (42)_.”

Este hadiz ha sido transmitido por Dâwud con la misma cadena de transmisores hasta las palabras: “…las huellas de sus fuegos”.Al-Sha ‘bî (otro transmisor del hadiz) agrega: “Le preguntaron sobre sus provisiones, i eran genios de Al-Yazîrah”. Las palabras de Al-Sha ‘bî han sido directamente transmitidas del hadiz de Abdullah.

Este hadiz ha sido narrado bajota autoridad de Abdullah del Profeta (BP) hasta las palabras: “…las huellas de sus fuegos”, i no menciona nada después de esto.

Abdullah (ibn Mas ‘ûd) relató: “No estuve con el Mensajero de Allah (BP) la noche de los genios pero me hubiera gustado.”

Ma ‘n relató: “Escuché de mi padre que dijo: ‘Le pregunté a Masrûq: ¿Quién informó al Profeta (BP)sobre (la presencia de) los genios la noche que escucharon el Corán? Me contestó: ‘Me dijo tu padre (o sea Ibn Mas ‘ûd) que el que le informó fue un árbol’.”


XXXI. LA RECITACIÓN DE LA ORACIÓN DEL MEDIODÍA I DE LA TARDE.

Abû Qatâdah relató: “El Mensajero de Allah (BP) nos dirigía en la oración del mediodía y de la tarde recitando en los dos primeros rak ‘ats la sura Al-Fatiha i otras dos suras i lo hacía de forma audible, i alargaba el primer rak ‘ah de la oración del mediodía i acortaba el segundo i lo mismo hacía en la oración de la mañana.”

Abû Qatâdah relató bajo la autoridad de su padre : “El Profeta (BP) recitaba en la oración del mediodía i de la tarde, en los dos primeros rak ‘ats, la sura Al-Fatiha i otra sura i lo hacía en forma audible (43), i en los otros dos rak ‘ats (sólo) la sura Al-Fatiha.

Abû Sa ‘îd Al-Judri relató: “Solíamos calcular el tiempo que el Mensajero de Allah (BP) recitaba en la oración del mediodía i en la de la tarde. Calculamos que en los primeros dos rak ‘ats de la oración del mediodía el Profeta (BP) recitaba por un tiempo igual al que toma recitar Alif Lam Mim.Es una revelación…(sura 32, “La prosternación”) (44), i calculamos que en las últimas dos rak ‘ats recitaba la mitad de esto. También calculamos que en los dos primeros rak ‘ats de la tarde recitaba por un tiempo igual a los últimos rak ‘ats del mediodía; i en los últimos rak ‘ats de la tarde lo hacía en la mitad de las primeras.” Abû Bakrr en su transmisión (de este hadiz, por otra línea) no menciona: Alif, Lam, Mim, pero dice: “El tiempo que toma recitar treinta aleyas”.

Abû Sa ‘îd Al-Judri relató: “Ciertamente el Profeta (BP) solía recitar en la oración del mediodía en cada rak ‘ah de las dos primeras rak ‘ats 30 aleyas, i en las dos últimas 15 aleyas o la mitad (del primer rak ‘ah); i en la oración de la tarde en cada rak’ah de los dos primeros rak ‘ats 15 aleyas i en los dos últimos la mitad de esto.”

Yâbir ibn Samurah relató: “La gente de Kufa se quejó a ‘Umar ibn Al-Jattâb de Sa ‘îd mencionando su oración. ‘Umar lo mandó llamar i él vino. Entonces le dijo (‘Umar) que la gente encontraba defectuosa su oración, i él contestó: ‘En verdad que los dirijo en la oración como el Mensajero de Allah (BP) lo hacía, yo no la disminuyo, alargo los dos primeros rak ‘ats i acorto los dos últimos’. Entonces ‘Umar dijo: ‘Esto es lo que esperaba de ti, ¡oh Abû Is-hâq!’” (45)

Este hadiz ha sido transmitido por Abdul Mâlik con la misma cadena de transmisores.

Yâbir ibn Samurah relató: “ ‘Umar le dijo a Sa ‘îd : ‘Se han quejado de ti en todo, hasta de tu oración.’ Dijo (Sa ‘îd): ‘Lo que hago es prolongar los dos primeros rak ‘ats i acorto los dos últimos, no la disminuyo i no dejo de seguir la oración del Mensajero de Allah (BP)’. Entonces dijo (‘Umar): ‘Esto es lo que se esperaba de ti’.

Este hadiz ha sido narrado por Yâbir ibn Samurah pero con la adición de estas palabras (de Sa ‘îd): “¿Estos beduinos me quieren enseñar la oración?” (46).

Abû Sa ‘îd Al-Judri relató: “La oración del mediodía empezaba i alguien podía ir a Al-Baqî ‘ (47) , hacer sus necesidades, luego hacer la ablución i volver mientras el Mensajero de Allah (BP) todavía estaba en el primer rak ‘ah de tanto que lo alargaba.”

Qaz ‘ah relató: “Fui a ver a Abû Sa ‘îd Al-Judri i él estaba rodeado de gente; cuando se fue la gente, le dije: ‘No te voy a preguntar lo que te estaban preguntando, te voy a preguntar sobre la oración del Mensajero de Allah (BP)’. Entonces dijo: ‘No hay bien para ti en esto (48)’.De todos modos (Qaz ‘ah) repitió su pregunta. Dijo Abû Sa ‘îd: ‘La oración del mediodía comenzaba i uno de nosotros podía ir a Al-Baqî ‘, hcer sus necesidades, ir a su casa, hacer la ablución i luego volver a la mezquita i el Mensajero de Allah (BP) todavía estaba en el primer rak ‘ah’.”
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Sahih Muslim vol. 2   Dom Mar 15, 2009 8:39 am

XXXII. LA RECITACIÓN EN LA ORACIÓN DE LA MAÑANA.
(918) Abdullah ibn Al-Sâ’ib relató: “El Profeta (BP) nos dirigió en la oración del alba en Makka i comenzó con la sura de “Los Creyentes” (No.23) hasta llegar a donde se menciona a Moisés i Aarón (aleya 45) o donde se menciona a Jesús (aleya 50) (Muhammad ibn ‘Abbâd-uno de los transmisores-duda en este punto, o bien difiere sobre ello), momento en el cual una tos afectó al Profeta (BP). Entonces hizo su inclnación.”Abdullah ibn Al-Sâ’ib presenció esto. En el mismo hadiz transmitido por Abdu Razzâq se dice: “…entonces acortó (la recitación) i a continuación hizo la inclinación”.

‘Amr ibn Hurayz relató: “Escuché al Profeta (BP) recitar en la oración del alba: ¡Por la noche cuando trae su oscuridad!... (81:17)”.

Qutbah ibn Mâlik relató: “Hice (cierta vez) una oración que dirigía el Mensajero de Allah (BP), quien recitó: Qaf. ¡Por la gloriosa Recitación!” (50:1) hasta llegar a (la aleya): …i esbeltas palmeras (50:10), yo quise repetirla pero no pude seguir su significado.”

Qutbah ibn Mâlik relató que escuchó al Profeta (BP) recitar en la oración del alba: “…i esbeltas palmeras de apretados brotes” (50:10).

Ziyâd ibn ‘Ilaqah relató, bajo la autoridad de su tío, que este hizo la oración del alba con el Profeta (BP) quien recitó en el primer rak ‘ah: “…i esbeltas palmeras de apretados brotes” o quizás dijo: “Qaf” (50:10) (49)

Yâbir ibn Samurah relató: “El Profeta (BP) solía recitar en la oración del alba: Qaf. ¡Por la gloriosa Recitación! (sura 50) i acortar el resto de la oración.”

Simâk relató: “Le pregunté a Yâbir ibn Samurah sobre la oración del Profeta (BP) i me dijo: ‘Solía acortar la oración i no rezaba como esta gente (50).’ I me informo que el Mensajero de Allah (BP) recitaba: Qaf. ¡Por la gloriosa Recitación! (sura 50) i pasajes de ese largo.”

Yâbir ibn Samurah relató: “El Profeta (BP) solía recitar en la oración del mediodía: ¡Por la noche cuando cubre! (sura 92); en la oración de la tarde algo parecido, i en la oración del alba algo más largo.”

Yâbir ibn Samurah relató: “El Profeta (BP) solía recitar en la oración del mediodía: Glorifica el nombre de tu Señor, el Altísimo (sura 87) i en la del alba algo más largo que esto.”

Abû Barza relató: El Mensajero de Allah (BP) recitaba enla oración del alba de 60 a 100.

Abû Barza Al-Aslamî (51) relató: “El Mensajero de Allah (BP) recitaba en la oración del alba entre 60 i 100 versículos.”

Ibn ‘Abbâs relató: “Umm Al-Fadl, la hija de Al-Hâriz, lo escuchó recitar: ¡Por los que son enviados sucesivamente! (sura 77). Entonces ella dijo: ‘¡Hijo mío! Al recitar esa sura me has recordado la última sura que escuché recitar al Mensajero de Allah (BP) en la oración del ocaso (magrib)’.”

Este mismo hadiz ha sido transmitido por Al-Zuhrî con la misma cadena de transmisores pero con el agregado de: “…luego no volvió a dirigir la oración hasta que lo llamó Allah, Poderoso i Majestuoso.”

Yubayr ibn Mut ‘im relató: “Escuché al Mensajero de Allah (BP) recitar la sura ‘El Monte’ (sura52) en la oración de la puesta del sol (magrib).”

Este mismo hadiz ha sido transmitido por Al-Zuhrî con la misma cadena de transmisores.


XXXIII. LA RECITACIÓN ENLA ORACIÓN DE LA NOCHE.

‘Adî relató: “Escuché a Al-Barâ’ narrar del Profeta (BP) que cuando estaba en un viaje rezó la oración de la noche i recitó en uno de los dos rak ‘ats: ¡Por el fruto de la higuera i del olivo! (sura 95).”

Al-Barâ’ ibn ‘Âzib relató: “Recé con el Mensajero de Allah (BP) la oración de la noche y recitó: ¡Por el fruto de la higuera i del olivo!”

Al-Barâ’ ibn ‘Âzib relató relató: “Escuché al Profeta (BP) recitar en la oración de la noche: ¡Por el fruto de la higuera i del olivo! (sura 95), i nunca escuché a nadie con una voz más hermosa que la suya.”

Yâbir relató: “Mu ‘âdh solía rezar con el Profeta (BP) i luego iba i dirigía (en la oración) a su gente. Una noche rezó con el Profeta (BP) la oración de la noche, luego fue i dirigió a su gente (en la oración) comenzando con la sura de La Vaca (52). Entonces un hombre se alejó, pronunció el taslim (‘La paz sea con vosotros’, que da por concluida la oración), i a continuación rezó solo i se fue. Entonces le dijeron: ‘¡Fulano! ¿Es que te has vuelto hipócrita?’ Contestó: ‘No. ¡Por Allah! Pero iré al Mensajero de Allah (BP) i le informaré.’ Así lo hizo i le dijo: ‘¡Mensajero de Allah! Nosotros cuidamos camellos que traen agua i trabajamos de día, Mu’âdh rezó contigo la oración de la noche luego vino i comenzó con la sura de La Vaca. Entonces el Mensajero de Allah (BP) se dirigió a Mu ‘âdh i le dijo: _¡Mu ‘âdh! ¿Tú estás para crear problemas? Recita esto i aquello._” Yâbir relató que dijo:_Recita: Por el sol i su claridad matinal (sura 91), ¡Por la paz de la mañana! (sura 93), ¡Por la noche cuando se extiende! (sura 92) i Glorifica el Nombre de tu Señor, el Altísimo.(sura 87)_ (53).

Yâbir relató: “Mu ‘âdh ibn Yabal Al-Ansâri rezó con sus compañeros la oración de la noche, haciéndola larga para ellos. Entonces uno de los nuestros se separó e hizo su oración (solo). Mu ‘âdh fue informado de ello i dijo: ‘Es un hipócrita’. Cuando el hombre se enteró de esto, fue a lo del Mensajero de Allah (BP) i le contó lo que había dicho Mu ‘âdh, entonces el Profeta (BP) le dijo (a Mu ‘âdh):_ ¿Quieres ser alguien que causa problemas, oh Mu ‘âdh? Cuando dirijas a la gente en la oración recita: Por el sol i su claridad matinal (sura 91), Glorifica el Nombre de tu Señor el Altísimo (sura 87), ¡Lee en el Nombre de tu Señor que ha creado! (sura 96) i ¡Por la noche cuando se extiende! (sura 92)_.”

Yâbir ibn Abdullah relató: “Mu ‘âdh ibn Yabal solía rezar con el Mensajero de Allah (BP) la oración de la noche , i luego volvía con su gente i rezaba con ellos esa misma oración.”

Yâbir ibn Abdullah relató: “Mu ‘âdh solía rezar con el Mensajero de Allah (BP) la oración de la noche i luego iba a la mezquita de su gente i rezaba (nuevamente) con ellos”.


XXXIV. EL DEBER DEL IMÂM ES QUE SU ORACIÓN SEA BREVE I COMPLETA.

Abû Mas ‘ûd Al-Ansâri relató: “Un hombre vino a ver al Mensajero de Allah (BP) i le dijo: ‘Yo no voy a la oración de la mañana por causa de fulano, ya que la alarga demasiado’. Nunca vi al Mensajero de Allah (BP) tan enojado al dar una exhortación como en ese día. Él dijo:_¡Gente! Ciertamente entre vosotros hay quien ahuyenta a los orantes, tened cuidado. El que dirija (como imâm de la oración) a la gente que sea breve, ya que detrás vuestro hay ancianos, débiles i gente con necesidades_.”

Un hadiz como el anterior narrado por Hushaim ha sido transmitido por Isma ‘îl con la misma cadena de transmisores.

Abû Hurayra relató: “El Profeta (BP) dijo:_Si alguno de vosotros dirige a la gente (en la oración) que sea breve, ya que entre ellos hay pequeños i ancianos, débiles i enfermos. Pero si reza solo puede rezar como quiera_.”

Hammâm ibn Munabbih relató: “Esto es lo que nos transmitió Abû Hurayra de Muhammad Mensajero de Allah (BP)”, i mencionó unos hadices (entre ellos) éste: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: _Si alguno de vosotros reza con la gente (dirigiéndola como imâm) que acorte la oración porque entre ellos hay ancianos i (personas) débiles. Pero si la hace solo, que alargue su oración lo que quiera_.”

Abû Hurayra relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: _Si alguno de vosotros reza con la gente (dirigiéndola) que acorte (la oración) ya que entre la gente hay débiles, enfermos i personas que tienen necesidades (que atender)_.”

Abû Bakrr ibn ‘Abdu Rahmân relató que escuchó de Abû Hurayrah decir del Mensajero de Allah (BP) lo que está en el hadiz anterior con la diferencia de que en lugar de : “enfermos” dice: “ancianos”.

‘Uzmân ibn Abû Al-‘Âs Al-Zaqafî (54) relató: “El Profeta (BP) dijo:_Dirigid a vuestra gente (en la oración)._ Yo dije: ‘¡Mensajero de Allah! Siento algo (preocupante) en mi alma.’ Dijo: _Acércate_ .Y me hizo sentar frente a él, puso su mano sobre mi pecho entre mis pectorales, luego me dijo: _Date vuelta_, i la puso en mi espalda entre los omóplatos. Luego dijo:_ Dirije a tu gente en la oración i sé breve, ya que entre ellos hay ancianos, enfermos, débiles i hay quienes tienen necesidades (que atender). Pero si uno de vosotros reza solo, que rece como quiera_.”

‘Uzmân ibn Abû Al-‘Âs relató: “La última cosa que me enseñó el Profeta (BP) fue:_Si diriges a la gente en la oración, sé breve_.”

Anas relató: “El Mensajero de Allah (BP) era breve i perfecto en su oración.”

Anas relató: “El Mensajero de Allah (BP) era de aquellos cuya oración es más breve i perfecta.”

Anas ibn Mâlik relató: “Nunca recé detrás de un Imâm cuya oración fuese más breve ni más perfecta que la del Mensajero de Allah (BP).”

Anas relató: “El Mensajero de Allah (BP) había escuchado el llanto de un niño que estaba con su madre, durante la oración, i entonces recitó una sura corta (para terminar más rápido).”

Anas ibn Mâlik relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: _Cuando comienzo la oración quiero hacerla larga, pero cuando escucho el llanto de un niño la reduzco por la preocupación de su madre_.”
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Sahih Muslim vol. 2   Dom Mar 15, 2009 8:45 am

XXXV. MODERACIÓN EN LOS PILARES DE LA ORACIÓN I SU BREVEDAD I PERFECCIÓN.

Al-Barâ’ ibn ‘Âzib relató: “Observé la oración de Muhammed (BP) y noté que su posición de pie, su inclinación, su vuelta a la posición de pie luego de la inclinación, su prosternación, su sentada entre las dos prosternaciones, su prosternación y su sentada final, eran casi iguales (en duración).

Al-Hakam relató: “Kufa era dominada por un hombre llamado Zaman ibn Al-Ash ‘az (55) que ordenó a Abû ‘Ubaydah ibn Abdullah que dirigiese a la gente en la oración. Entonces él solía dirigirlos y cuando levantaba su cabeza de la inclinación permanecía el tiempo suficiente para que yo recitase (esta súplica): ‘¡Oh Allah! Señor nuestro para Ti son las alabanzas que llenan los cielos y la tierra y llenan lo que tú quieras además de esto. Merecedor de toda alabanza y gloria. Nadie puede retener lo que Tú das y nadie puede dar lo que Tú retienes y el poseedor de grandeza no se beneficiará de su grandeza ante Ti’.” Al-Hakam dijo: “Le mencioné esto a Abdu Rahmân ibn Abî Layla que dijo: ‘Escuché a Al-Barâ ibn ‘Âzib decir: En la oración del Mensajero de Allah (BP) (la duración de) la inclinación, cuando levantaba su cabeza de la inclinación, su prosternación y entre las dos prosternaciones eran casi iguales’.” Shu ‘bah dijo: “Se lo mencioné a ‘Amr ibn Murrah que dijo: ‘Vi a Ibn Abî Layla y su oración no era así’.”

Al-Hakam relató: “Cuando Matar ibn Nâÿiah dominaba Kufa le ordenó a Abû ‘Ubayd que dirigiese a la gente en la oración…”, y el resto del hadiz es igual.
(956) Transmitió Zâbit bajo la autoridad de Anas, quien dijo: “Cuando os dirijo en la oración no acorto nada, rezo como vi al Mensajero de Allah (BP) dirigiéndonos en la oración.” Dijo (Zâbit): “Anas solía hacer aquello que vosotros no hacéis, cuando levantaba su cabeza de la inclinación permanecía en esa posición (tanto tiempo) que uno pensaba: ‘Se ha olvidado (de prosternarse)’, y cuando levantaba su cabeza de la prosternación permanecía en esa posición (tanto tiempo) hasta que uno pensaba: ‘Se ha olvidado (de la segunda prosternación)’.”

Zâbit narró de Anas, quien dijo: “Nunca recé una oración tan ligera y perfecta como la que hice detrás del Mensajero de Allah (BP). La oración del Mensajero de Allah (BP) era equilibrada y la oración de Abû Bakrr era equilibrada. Cuando fue el tiempo de ‘Umar ibn Al-Jattâb él prolongaba la oración del alba’, se quedaba de pie hasta que decíamos: ‘Se ha olvidado’, luego se prosternaba y se sentaba entre las dos prosternaciones hasta que decíamos: ‘Se ha olvidado’.” (56)


XXXVI. SEGUIR AL IMÂM I ACTUAR DESPUÉS DE ÉL.

(958) “Al-Barâ’ relató (y él no era un mentiroso) que cuando rezaban detrás del Mensajero de Allah (BP) y él levantaba su cabeza de la inclinación, nunca vio a nadie doblar su espalda hasta que el Mensajero de Allah (BP) ponía su frente en la tierra, luego ellos se prosternaban después de él.” (57)
(959) Al-Barâ’ relató (i él no era un mentiroso): “Cuando el Mensajero de Allah (BP) decía: ‘Allah escucha a quien Le alaba’ ninguno de nosotros doblaba su espalda hasta que el Mensajero de Allah (BP) se prosternaba, luego nosotros nos prosternábamos.”
(960) Al-Barâ’ relató que ellos rezaban con el Mensajero de Allah (BP): “Si se inclinaba, ellos se inclinaban y cuando levantaba su cabeza de la inclinación y decía: ‘Allah escucha a quien Le alaba’, nos quedábamos de pie hasta que veíamos poner su rostro en la tierra, luego nos prosternábamos después de él.”
(961) Al-Barâ’ relató: “Cuando estábamos con el Profeta (BP) (en la oración) ninguno de nosotros inclinaba su espalda hasta que veíamos que ya se había prosternado.” Zuhayr i otros dicen en su versión(del hadiz): “…hasta que lo veíamos prosternarse”.
(962) ‘Amr ibn Hurayz relató: “Recé detrás del Profeta (BP) la oración del alba y lo escuché recitar: ¡Pues no! ¡Juro por los planetas que aparecen y desaparecen! (81:15, 16), y ninguno de los nuestros doblaba su espalda hasta que completaba su prosternación.”


XXXVI (bis). LO QUE SE DICE AL LEVANTAR LA CABEZA DE LA INCLINACIÓN.

(963) Ibn Abî Awfa (58) relató: “Cuando el Mensajero de Allah (BP) levantaba su espalda de la inclinación decía:_ Allah escucha a quien Le alaba, ¡Allahummah! Señor nuestro, para Ti son las alabanzas que llenan los cielos y la tierra y llenan todo lo que Tú quieras además de esto_.”
(964) Abdullah ibn Abî Awfa relató: “El Mensajero de Allah (BP) solía rogar con esta súplica:_ ¡Allahummah! Señor nuestro, para Ti son las alabanzas que llenan los cielos y la tierra y llenan todo lo que Tú quieras además de esto_.”
(965) Abdullah ibn Abî Awfa relató del Profeta (BP) que éste solía decir: _¡Allahummah! Para Ti las alabanzas que llenan los cielos y la tierra y llenan lo que Tú quieras además de esto. ¡Allahummah! Límpiame de los pecados y errores como una vestimenta blanca es purificada de la suciedad._
(966) Este mismo hadiz ha sido narrado por Shu ‘bah con la misma cadena de transmisores; en la versión de Mu ‘âdh las palabras son:_... como una vestimenta blanca es purificada de la mugre_, y en la versión de Yazîd dice:_... de las manchas_.

(967) Abû Sa ‘îd Al-Judri relató: “Cuando el Mensajero de Allah (BP) levantaba su cabeza de la inclinación decía: _ ¡Allahummah! Señor nuestro para Ti son las alabanzas que llenan los cielos y la tierra y llenan lo que Tú quieras además de esto. Merecedor de toda alabanza y gloria, i El que más derecho tiene a lo que dice Su siervo y todos nosotros somos Sus siervos. ¡Allahummah! Nadie puede retener lo que Tú das o dar lo que Tú retienes y el poseedor de grandeza no se beneficiará de su grandeza ante Ti_.”

(968) Ibn ‘Abbâs relató: “Cuando el Profeta (BP) levantaba su cabeza de su inclinación decía: ¡Allahummah! Señor nuestro para Ti son las alabanzas que llenan los cielos y la tierra y lo que está en medio, y llenan lo que Tú quieras además de esto. Merecedor de toda alabanza y gloria, y El que más derecho tiene a lo que dice Su siervo y todos nosotros somos Sus siervos: ¡Allahummah! Nadie puede retener lo que Tú das o dar lo que Tú retienes y el poseedor de grandeza no se beneficiará de su grandeza ante Ti_.”
(969) Ibn ‘Abbâs relató del Profeta (BP) las mismas palabras (del hadiz anterior) hasta:_... y llenan lo que Tú quieras además de esto_ y no menciona lo que está después.
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Sahih Muslim vol. 2   Dom Mar 15, 2009 8:56 am

XXXVI (ter). PROHIBICIÓN DE RECITAR EL CORÁN EN LA INCLINACIÓN Y LA PROSTERNACIÓN.

(970) Ibn ‘Abbâs relató: “El Mensajero de Allah (BP) descorrió la cortina (de su habitación) y (vio) la gente en filas (para la oración) detrás de Abû Bakrr. Entonces dijo:_¡Oh gente! En verdad que no quedarán de las buenas nuevas de la profecía excepto las visiones justas (o los buenos sueños) (59) que ve el musulmán o que se le muestran. Y sabed que se me ha prohibido recitar el Corán en la inclinación y en la prosternación; en cuanto a la inclinación exaltad en ella al Señor, Poderoso y Majestuoso y en cuanto a la prosternación esforzaos en la súplica, pues así será digna de ser respondida para vosotros_.”

(971) Abdullah ibn ‘Abbâs relató: “El Mensajero de Allah (BP) corrió la cortina y su cabeza estaba vendada a causa de la enfermedad por la que murió, entonces dijo:_¡Allahummah! ¿Lo he transmitido?_ (al Mensaje). Lo repitió 3 veces. (Y dijo:)_En verdad que no quedarán de las buenas nuevas de la profecía excepto las visiones (o sueños) que ve el siervo piadoso o que se le muestran_.” Y a continuación sigue el hadiz como el anterior transmitido por Sufiân.

(972) ‘Alî ibn Abû Tâlib relató: “El Mensajero de Allah (BP) me prohibió recitar el Corán en la inclinación i en la prosternación.”

(973) ‘Alî ibn Abû Tâlib relató: “El Mensajero de Allah (BP) me prohibió recitar el Corán cuando esté inclinado Y prosternado

(974) ‘Alî ibn Abû Tâlib relató: “El Mensajero de Allah (BP) me prohibió la recitación en la inclinación Y en la prosternación, Y no digo: os prohibió.”

(975) ‘Alî relató: “Mi amado (BP) me prohibió que recite inclinado o prosternado”

(976) Este mismo hadiz ha sido transmitido por varios narradores como Ibn ‘Abbâs y otros, y todos ellos relatan que ‘Âli dijo: “El Mensajero de Allah (BP) me prohibió recitar el Corán cuando estoy en la inclinación”; y no se menciona la prohibición de la recitación en la prosternación, como si la mencionan en cambio: Al-Zuhrî, Zayd ibn Aslam, Al-Walîd ibn Kazîr i Dawud ibn Qays.

(977) Este hadiz ha sido transmitido por otras vías bajo la autoridad de ‘Alî pero sin mencionar: “…y en la prosternación”.

(978) Ibn ‘Abbâs relató: “Se me prohibió recitar el Corán en la inclinación.” Y no se menciona a ‘Alî en la cadena de transmisores.


XXXVII. QUÉ SE DEBE DECIR EN LA INCLINACIÓN I EN LA PROSTERNACIÓN.

(979) Abû Hurayra relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo:_Lo más cerca que está el siervo de su Señor es cuando está en la prosternación, por ello aumentad vuestros ruegos (en esa posición)_.”

(980) Abû Hurayra relató: “Cuando el Mensajero de Allah (BP) estaba prosternado decía: _¡Allahummah! Perdóname todos mis pecados, grandes y pequeños, primeros y últimos, manifiestos y ocultos_.”

(981) ‘Â’ishah relató: “El Mensajero de Allah (BP) cuando estaba en la inclinación y en la prosternación incrementaba (las súplicas):_¡Glorificado seas, Allahummah! Señor nuestro, y en Tu alabanza, ¡Allahummah! Perdóname, Cumpliendo la orden del Corán.” (60)

(982) ‘Â’ishah relató: “Antes de morir el Mensajero de Allah (BP) incrementó (la pronunciación de las súplicas) :Glorificado seas y en Tu alabanza. Te pido perdón y hacia Ti me vuelvo.” Le pregunté: ‘¡Mensajero de Allah (BP)! ¿Qué palabras son estas que estás recitando?’ Respondió: _Se me dio un signo en mi comunidad que cuando lo viese debía decir esto; (el signo es): Cuando llegue la victoria de Allah y la conquista, y veas entrando a la gente en la religión de Allah en tropeles…(110:1, 2)_hasta el final de la sura” (61).

(983) ‘Â’ishah relató: “Nunca vi al Profeta (BP), después que se le reveló (la sura) Cuando llegue la victoria de Allah y la conquista (sura 110) hacer su oración sin suplicar.” O “sin decir en ella (la oración):_Glorificado seas, Señor mío, y para Ti son las alabanzas, ¡Allahummah! Perdóname_.”

(984) ‘A’ishah relató: “ElMensajero de Allah (BP) incrementó (la repetición) de las palabras:_ Glorificado sea Allah y en su alabanza. Pido perdón a Allah y hacia Él me vuelvo (arrepentido)_. Entonces le dije: ‘¡Mensajero de Allah! Veo que has incrementado (la repetición) de las palabras: Glorificado sea Allah y en su alabanza. Pido perdón a Allah y hacia Él me vuelvo.’ Dijo:_Mi Señor me informó que vería un signo en mi comunidad, y que cuando lo viese incrementase la repetición de las palabras: ‘Glorificado sea Allah y en Su alabanza. Pido perdón a Allah y hacia Él me vuelvo’, y ciertamente lo vi (cuando se reveló esta sura):Cuando llegue la victoria y la conquista, la conquista de Makka, y veas entrar a la gente en masa en la religión de Allah , glorifica a tu Señor en Su alabanza y pídele perdón. Él siempre acepta a quien él se vuelve (sura 110)_.”

(985) Ibn Yurayÿ relató: “Le pregunté a ‘Atâ: ‘¿Qué es lo que dices en la inclinación?’ Respondió: (digo) ‘Glorificado seas y en Tu alabanza, no hay más Dios que Tú.’ Ibn Abî Mulayka me informó bajo la autoridad de ‘Â’ishah, quien dijo: ‘Una noche no encontraba al Profeta (BP) y pensé que había ido a lo de una de su esposas, lo busqué y luego regresé y lo encontré en la inclinación o en la prosternación diciendo: _Glorificado seas y en Tu alabanza, no hay más Dios que Tú._ Entonces le dije: ‘¡Que mi padre y mi madre sean tu rescate!, yo pensaba que estabas ocupado en una cosa y tú lo estabas en otra’ (62).”

(986) ‘Â’ishah relató: “Una noche noté la ausencia del Mensajero de Allah (BP) en la cama, lo busqué y mi mano tocó las plantas de sus pies mientras él estaba en la prosternación. Estaban levantados (sus pies) y estaba diciendo: _¡Allahummah! Me refugio en Tu conformidad de Tu ira, y en Tu perdón de Tu castigo, y me refugio en Ti de Ti, no puedo calcular Tus alabanzas (e.d.: abarcar). Tú eres como te exaltas a Ti mismo_.”

(987) ‘Â’ishah relató: “El Mensajero de Allah (BP) cuando estaba en la inclinación y en la prosternación decía:_Glorioso, Santísimo, Señor de los ángeles y del espíritu_.”

(988) Este mismo hadiz ha sido narrado por ‘Â’ishah con otra cadena de transmisores.


XXXVIII- LA EXCELENCIA DE LA PROSTERNACIÓN Y LA EXHORTACIÓN A HACERLA.

(989) Ma ‘dân ibn Talhah relató: “Encontré a Zawbân , el esclavo liberto del Mensajero de Allah (BP), y le dije: ‘Infórmame de una acción que si la hago Allah me hará entrar al paraíso’ o dije: ‘(Infórmame sobre) el acto más amado por Allah.’ Él se quedó callado; pregunté (nuevamente) y él siguió callado. Pregunté por tercera vez, iyentonces dijo: _ Tienes que prosternarte mucho ante Allah, ya que no te prosternas ante Allah sin que Allah eleve tu grado a causa de ello y sin que se te quite un pecado por ello _.’” Ma ‘dân dijo: “ Luego me encontré con Abû Dardâ’ y le pregunté y me contestó lo mismo que Zawbân.”

(990) Rabî ‘ah ibn Ka ‘b Al-Aslamî (63) relató: “Pasé una noche con el Mensajero de Allah (BP) y le alcancé agua (para la ablución) y lo que necesitaba, entonces me dijo: _Pide_. Dije: ‘Pido tu compañía en el Paraíso.’ Dijo: _¿U otra cosa?_ Dije: ‘Eso (es lo que quiero)’. Dijo: _Entonces ayúdame a lograr esto para ti con muchas prosternaciones_.”


XXXIX. POSICIÓN DE LOS MIEMBROS EN LA PROSTERNACIÓN I LA PROHIBICIÓN DE RECOGERSE LA ROPA I EL PELO, I DE TRENZARSE EL PELO DURANTE LA ORACIÓN.

(991) Ibn ‘Abbâs relató: “Le fue ordenado al Profeta (BP) prosternarse sobre 7 partes del cuerpo, y (le fue) prohibido recogerse la ropa y el pelo.” Abû Rabî ‘ah dijo-en su versión- (las palabras son): “…sobre 7 partes y le fue prohibido recogerse la ropa y el pelo. (Las partes son): Las manos, las rodillas, los pies y la frente.”

(992) Ibn Abbâs relató que el Profeta (BP) dijo: _Se me ordenó prosternarme sobre 7 partes y no recoger mi ropa ni mi pelo_.

(993) Ibn Abbâs relató: “El Profeta (BP) ordenó prosternarse sobre (7 partes del cuerpo) y prohibió recogerse el pelo y la ropa.”

(994) Ibn Abbâs relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: _Se me ordenó prosternarme sobre 7 partes: la frente (y señaló con su mano a su nariz), las manos, las piernas y las puntas de los pies, y a no recoger la ropa ni el pelo_.”

(995) Abdullah ibn ‘Abbâs relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo:_ Se me ordenó prosternarme sobre 7 y a no recoger la ropa y el pelo. (Las 7 partes son): la frente y la nariz, las manos, las rodillas y los pies_.”

(996) Abdullah ibn ‘Abbâs relató que vio a Abdullah ibn Al-Hâriz hacer la oración y su pelo estaba trenzado atrás de su cabeza, entonces se paró (Ibn ‘Abbâs) y se las desarmó (a las trenzas). Cuando terminó la oración se acercó a Ibn ‘Abbâs y le dijo: “¿Qué pasa con mi cabeza?” Dijo (Ibn ‘Abbâs):”Escuché al mensajero de Allah (BP) decir:_El ejemplo de éste (el que reza con el pelo trenzado) es como el que reza con las manos atadas atrás_.”
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Sahih Muslim vol. 2   Dom Mar 15, 2009 9:12 am

XL. LA MODERACIÓN EN LA PROSTERNACIÓN, PONER LAS PALMAS EN EL SUELO I SEPARAR LOS CODOS DE LOS COSTADOS I EL ABDOMEN DE LOS MUSLOS CUANDO SE ESTÁ EN LA PROSTERNACIÓN.

(997) Anas relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo:_Sed moderados en la prosternación y no apoyéis vuestros antebrazos (en el suelo) como el perro_.”

(998) Este hadiz ha sido narrado también por Shu ‘bah con la misma cadena de transmisores. y en la versión transmitida por Ibn Ya ‘far (las palabras son): _No apoyéis vuestros antebrazos como lo hace el perro_.

(999) Al-Barâ’ (ibn ‘Âzib) relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo:_Si os prosternáis poned vuestras palmas (en el suelo) y levantad vuestros codos_.”

(1000) Abdullah ibn Mâlik ibn Buhaynah (64) relató: “Cuando el Mensajero de Allah (BP) hacía la oración (en la prosternación) extendía sus brazos de tal modo que se veía la blancura de sus axilas .”

(1001) Este mismo hadiz ha sido transmitido por Ya ‘far ibn Rabî ‘ah con la misma cadena de transmisores. En la narración transmitida por ‘Amr ibn Al-Hâriz (las palabras son): “Cuando el Mensajero de Allah (BP) estaba en la prosternación extendía sus brazos hasta que se volvía visible la blancura de sus axilas.” Y en la narración transmitida por Al-Layz (las palabras son): “Cuando el Mensajero de Allah (BP) estaba en la prosternación alejaba sus brazos de las axilas de tal modo que se veía su blancura.”

(1002) Maymûnah relató: “Cuando el Profeta (BP) estaba en la prosternación si un cordero quería pasar bajo sus brazos lo podía hacer.”

(1003) Maymûnah, la esposa del Profeta (BP), dijo: “Cuando el Mensajero de Allah (BP) se prosternaba extendía sus brazos (o sea: los separaba) tanto hasta que la blancura de sus axilas se veía desde atrás y cuando pasaba a la posición de sentado lo hacía sobre el muslo izquierdo.”

(1004) Maymûnah, la hija de Hâriz, relató: “Cuando el Mensajero de Allah (BP) se prosternaba abría sus brazos hasta que se veía desde atrás sus axilas.” Wakî ‘ dijo: “O sea su blancura.”


XLI. LA EXCELENCIA DE LA ORACIÓN I ELMODO DE COMENZARLA; DE LA INCLINACIÓN I LA MODERACIÓN EN ELLA, I DE LA PROSTERNACIÓN I LA MODERACIÓN EN ELLA.

(1005) ‘Â’ishah relató: “El Mensajero de Allah (BP) iniciaba su oración con el takbir (Allah es el Más Grande) y con la recitación de Las alabanzas son para Allah, Señor de todos los mundos (sura Al-Fátiha), y cuando se inclinaba no levantaba ni bajaba su cabeza sino que lo hacía entre las dos (o sea recta); cuando se levantaba de la inclinación no se prosternaba hasta erguirse (por completo); cuando levantaba la cabeza de la prosternación no se prosternaba (de nuevo) hasta sentarse (por completo); y cada dos rak ‘ats decía el tahiyyah (65). Solía poner su pie izquierdo plano (sobre el suelo) y el pie derecho levantado, y prohibió sentarse sobre los tobillos como lo hace Satanás y prohibió que la gente extienda sus brazos como una bestia salvaje, y terminaba su oración con el taslim (La paz sea con vosotros).”
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Sahih Muslim vol. 2   Dom Mar 15, 2009 9:28 am

XLII. EL SUTRAH (66) DEL ORANTE.

(1006) Mûsa ibn Talhah (67) relató bajo la autoridad de su padre que el Mensajero de Allah (BP) dijo: _Si alguno de vosotros pone frente a él algo, como la parte posterior de una montura, debe rezar sin preocuparse por quien pasa del otro lado_.

(1007) Mûsa ibn Talhah relató bajo la autoridad de su padre: “Solíamos rezar y los animales se movían frente a nosotros, entonces le mencionamos esto al Mensajero de Allah (BP) y él nos dijo: _Si ponéis frente a vosotros algo, como la parte posterior de una montura, luego lo que pase delante vuestro no os hará daño_.” Ibn Numayr dijo (en su versión): _...No os hará daño lo que pase delante vuestro._

(1008) ‘Â’ishah relató: “Le preguntaron al Mensajero de Allah (BP) sobre el sutra del orante y dijo:_Como la parte posterior de una montura_.”

(1009) ‘Â’ishah relató: “Le preguntaron al Mensajero de Allah (BP) en la batalla de Tabuk sobre el sutrah del orante y dijo: _(Puede ser algo) Como la parte posterior de una montura_.”

(1010) Ibn ‘Umar relató: “Cuando el Mensajero de Allah (BP) salía para el ‘Îd (fiesta religiosa de los musulmanes) ordenaba poner una lanza frente a él y rezaba hacia ella y la gente detrás de él, y (también) hacía esto en los viajes y es por esto que los emires la llevan.”

(1011) Ibn ‘Umar relató: “El Profeta (BP) solía poner (en la tierra) (y Abû Bakrr-en su versión- dijo: hundía) una espada y rezaba hacia ella.” Ibn Abî Shaybah agregó: “ ‘Ubaydullâh dijo: ‘Era un sable’.”

(1012) Ibn ‘Umar relató: “El Profeta (BP) solía poner su camello (entre él y la qiblah) y él rezaba hacia esa dirección.”

(1013) Ibn ‘Umar relató: “El Profeta (BP) rezaba hacia su camella.” Ibn Numayr relató que el profeta (BP) solía rezar hacia su camello.

(1014) Abû Yuhayfah relató bajo la autoridad de su padre: “Fui a lo del Profeta (BP) en Makka cuando estaba en Al-Abtah (un lugar conocido en las afueras de la ciudad) en su tienda de cuero rojo. Entonces salió Bilâl con agua para su ablución (y con lo que quedó de ella) algunos de ellos se frotaron con ella. Entonces salió el Profeta (BP) cubierto con un manto rojo y yo vi el blanco de sus pantorrilas, hizo la ablución y Bilâl hizo el adhân, yo seguí su boca hacia un lado y el otro (hacia la derecha y la izquierda): ‘Venid a la oración, venid a la felicidad’. Luego se fijo (en el suelo) una lanza frente a él, se adelantó y rezó dos rak ‘ats de la oración del mediodía cuando pasaron frente a él un perro y un burro que no fueron controlados, luego rezó dos rak ‘ats de la oración de la tarde, luego siguió rezando dos rak ‘ats (68) hasta que volvió a la ciudad.”


(1015) Abû Yuhayfah relató que su padre vio al Mensajero de Allah (BP) en su tienda de cuero rojo: “Y vi a Bilâl tomar el agua de la ablución (dejada por el Profeta (BP), y presencié a la gente compitiendo para obtener dicha agua, y el que la obtenía se frotaba con ella y el que no, tocaba la humedad de la mano de su compañero (que sí la había conseguido). Luego vi a Bilâl tomar un bastón y fijarlo en el suelo, entonces salió el Mensajero de Allah (BP) con un manto rojo y dirigió a los hombres en dos rak ‘ats de oración frente al bastón, y vi a los hombres y a los animales pasar delante del bastón.”

(1016) ‘Awn ibn Abû Yuhayfah relató bajo la autoridad de su padre del Profeta (BP) un hadiz como el anterior de Sufyân, y ‘Umar ibn Abû Zâ’idah agregó: “…unos compitiendo con otros (para obtener el agua)” , y en la versión de Mâlik ibn Migwal (se agrega): “Cuando llegó el mediodía salió Bilâl y llamó a la oración…”

(1017) Abû Yuhayfah relató: “El Mensajero de Allah (BP) salió hacia Al-Bat-ha, hizo la ablución, rezó dos rak ‘ats de la oración del mediodía y dos rak ‘ats de la oración de la tarde y había una lanza frente a él.” Shu ‘bah dijo: “Y ‘Awn agregó bajo la autoridad de su padre Abû Yuhayfah: ‘Y una mujer y un burro pasaron por delante (de la lanza)’.”

(1018) Shu ‘bah relató lo mismo basándose de dos cadenas (de transmisores), y en la versión de Hakam dice: “La gente comenzó a conseguir la sobra del agua de su ablución.”

(1019) Ibn ‘Abbâs relató: “Llegué montado en una burra. Yo estaba (por entonces) en el umbral de mi adultez; el Mensajero de Allah (BP) estaba dirigiendo la oración en Mina, pasé frente a la fila (de la oración), me bajé, envié a la burra a pastar y me uní a la fila, y nadie me lo objetó.”

(1020) Abdullah ibn ‘Abbâs relató que llegó montado en un burro y el Mensajero de Allah (BP) estaba dirigiendo la oración en Mina en ocasión de la Peregrinación de la Despedida. El burro pasó frente a la fila (de la oración), descendió de él y se unió a las filas con la gente.

(1021) Este hadiz ha sido transmitido por Ibn ‘Uyaynah bajo la autoridad de Al-Zuhrî conla misma cadena de transmisores, y él dice (como agregado): “El Profeta (BP) dirigía la oración en ‘Arafat.”

(1022) Este hadiz ha sido transmitido también por Ma ‘mar bajo la autoridad de Al-Zuhrî con la misma cadena de transmisores, pero no menciona ni a Mina ni a ‘Arafat, y dice: “En la Peregrinación de Despedida” o “en el Día de la Victoria”.

(1023) Abû Sa ‘îd Al-Judri relató que el Mensajero de Allah (BP) dijo: _Cuando uno de vosotros esté rezando que no deje que nadie pase frente a él (si no ha puesto un sutrah), y que trate de alejarlo lo más que pueda, y si se resiste que lo aleje por la fuerza ya que se trata de un Shaytân (un demonio)_.

(1024) Dijo Abû Hilal: “Estábamos yo y un compañero mío citándonos mutuamente un hadiz, cuando dijo Abû Sâlih Al-Sammân: ‘Te voy a contar lo que escuché y vi de Abû Sa ‘îd Al-Judri: Un día yo estaba con Abû Sa ‘îd rezando la oración del viernes hacia algo que lo ocultaba de la gente cuando llegó un joven de la tribu de los Mu ‘ayt que trató de pasar frente a él. Entonces él (Abû Sa ‘îd) lo golpeó en el pecho, buscó otro lugar para pasar pero no encontrando otro camino que frente a Abû Sa ‘îd, lo intentó nuevamente, entonces lo golpeó en el pecho más fuerte que la primera vez, entonces se detuvo y tuvo una pelea con Abû Sa ‘îd y la gente se reunió allí. Fue (el joven) y se quejó a Marwân, y Abû Sa ‘îd también fue a Marwân y Marwân le dijo: ‘¿Qué les pasa a ti y al hijo de tu hermano? Vino a quejarse de ti.’ Entonces Abû Sa ‘îd dijo: ‘Escuché al Mensajero de Allah (BP) decir:_ Si uno de vosotros está rezando en dirección hacia algo que lo oculta (o protege) de la gente y alguien trata de pasar frente a él, que lo aleje y si insiste que lo aleje por la fuerza porque se trata de un Shaytân_’.”

(1025) Abdullah ibn ‘Umar relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: _Si uno de vosotros está rezando que no permita que alguien pase frente a él y si insiste, que lo rechace por la fuerza porque tiene un demonio en él_.”

(1026) Este mismo hadiz ha sido narrado por Ibn ‘Umar con otra cadena de transmisores.

(1027) Busr ibn Sa ‘îd relató que Zayd ibn Jâlid Al-Yuhanî lo mandó a lo de Abû Yuhaym para que le preguntase sobre lo que había escuchado del Mensajero de Allah (BP) con respecto al que pasa frente al que está rezando. Abû Yuhaym relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: _Si el que pasa frente al que está rezando supiera lo que está haciendo se quedaría parado 40 años antes de pasar frente a él_.” Abû Nadr (uno de los transmisores) dijo: “No sé si dijo 40 días, meses o años.”

(1028) Este hadiz ha sido transmitido también por Abû Yuhaym por otra cadena de transmisores.

(1029) Sahl ibn Sa ‘d Al-Sâ ‘idî relató: “Entre el lugar en el que rezaba el Mensajero de Allah (BP) y la pared (orientada hacia la qiblah) podía pasar una oveja.”

(1030) Salamah (ibn Al-Akwa ‘) relató que escogió el lugar (en la mezquita) donde se guardaban las copias del Corán, para allí glorificar a Allah, y recordó que el Mensajero de Allah (BP) solía escoger ese lugar y que había entre el minbar (púlpito) y la qiblah (dirección de la Kaaba) un lugar donde podía pasar una oveja.

(1031) Yazîd relató: “Salamah escogió rezar cerca del pilar donde se guardaban copias del Corán, entonces le dije: ‘¡Abû Muslim! Veo que estás procurando rezar cerca de este pilar.’ Dijo: ‘Vi al Profeta (BP) esmerarse por rezar allí’.”

(1032) Abû Dharr relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: _Cuando uno de vosotros se dispone a rezar que ponga frente a él algo del tamaño de la parte de atrás de una montura. Pues si no pone frente a él algo como la parte de atrás de una montura, le interrumpirá la oración (si pasa frente a él) un burro, una mujer o un perro negro (69)_.” Pregunté: “¡Abû Dharr! ¿Qué diferencia hay entre un perro negro, un perro rojo o un perro amarillo?” Respondió: “¡Hijo de mi hermano! Le pregunté al Mensajero de Allah (BP) lo mismo que me preguntaste y entonces me dijo: _El perro negro es un demonio_.”

(1033) Este mismo hadiz ha sido transmitido por Humayd ibn Hilâl bajo la autoridad de Yûnus.

(1034) Abû Hurayra relató: “El Mensajero de Allah (BP) dijo: _Una mujer, un burro y un perro interrumpen la oración, pero algo como la parte de atrás de una montura protegen de ello (de la interrupción)_.”

(1035) ‘Â’ishah relató: “El Profeta (BP) solía rezar durante la noche y yo yacía entre él y la qiblah como un cadáver en el ataúd.”

(1036) ‘Â’ishah relató: “El Profeta (BP) solía rezar durante toda la noche y yo yacía entre él y la qiblah, y cuando quería rezar el witr (70) me despertaba y yo también lo hacía.”

(1037) ‘Urwah ibn Zubayr relató: “ ‘Â’ishah preguntó: ‘¿Qué es lo que interrumpe la oración?’ Contestamos: ‘La mujer y el burro.’ Ella dijo: ‘¿Acaso la mujer es un animal horrible? Ciertamente me veo yaciendo frente al Mensajero de Allah (BP) como un cadáver en su ataúd y él rezando’.”

(1038) Masrûq relató: “Se mencionó frente a ‘Â’ishah lo que interrumpía la oración: el perro, el burro y la mujer. Entonces ‘Â’ishah dijo: ‘Nos comparáis con los perros. ¡Por Allah! Yo he visto al Mensajero de Allah (BP) rezando mientras yo estaba en la cama entre él y la qiblah. Cuando yo tenía necesidad de levantarme no quería sentarme frente al Mensajero de Allah (BP) y así distraerlo entonces me movía cuidadosamente hasta el pie del lecho’.”

(1039) Al-Aswad relató: “ ‘Â’ishah dijo: ‘Nos habéis puesto en el nivel de los perros y de los burros, mientras que yo he yacido sobre la cama y llegó el Mensajero de Allah (BP) y se paró frente a la mitad del lecho y rezó (hacia ella), yo no quería quitarme la frazada (frente a él) entonces me deslizaba hacia el pie de la cama hasta descender por allí’.”

(1040) ‘Â’ishah relató: “Estaba durmiendo frente al Mensajero de Allah (BP) con mis piernas entre él y la qiblah y cuando se prosternaba las tocaba. Entonces encogía mis piernas y cuando se levantaba las estiraba (de nuevo). En aquellos tiempos las casas no tenían lámparas.”

(1041) Maymûnah, la esposa del Profeta (BP), relató: “El Mensajero de Allah (BP) solía rezar y yo (yacía) opuesta a él, y estaba menstruando, y a veces sus ropas me rozaban cuando se prosternaba.”

(1042) ‘Â’ishah relató:”El Profeta (BP) solía rezar por la noche y yo estaba a su lado con la menstruación, cubierta por una sábana y parte de ella estaba sobre su lado.”
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Sahih Muslim vol. 2   

Volver arriba Ir abajo
 
Sahih Muslim vol. 2
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El verdadero poder detrás de Obama

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mujer en el Islam :: Presentación del Islam :: Hadices (Dichos y hechos del Profeta "Sallallahu 'Alayhi wa Sallam") :: Muslim-
Cambiar a: