Bismil_lahir Rahmanir Rahim
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Bismillaah, wal-hamdulilaah, was-salaatu was-salaamu 'alaa rasoolillaah, As Salamu 'Alaykum wa Rahmatullaahi wa Barakatuh
Últimos temas
Traductor
widget

Comparte | 
 

 Capìtulo 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 39
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Capìtulo 3   Dom Mar 08, 2009 9:39 am

Las conquistas islámicas

El yihád y la cuestión la violencia


Primero: ¿Es verdad que el Islam se difundió por la espada?

1- Ante todo, debemos poner de manifiesto una de las bases fundamentales del Islam, citada claramente en el Corán. Es la libertad religiosa.

Dice el Libro Sagrado en la sura 2, versículo 256: "No hay coacción en la religión". Debido a ello, el Islam somete la cuestión de la creencia y la incredulidad a la voluntad y la satisfacción del hombre.

Dice el Corán en la sura 18, vers. 29: "Quien quiera creer, que crea, y quien quiera negarse a creer, que no crea". El Corán revela esta cuestión con claridad al Profeta (sws), al anunciarle que lo que le corresponde es comunicar el mensaje de Dios a la humanidad y que él no tiene ningún poder para convertir a la gente al Islam. En la sura 10, vers. 99 dice Dios: "¿Acaso puedes tú obligar a la gente a que sean creyentes"; en la sura 88, vers. 22 dice: "No tienes potestad sobre ellos" y en la sura 42, vers. 48 dice: "Y si se apartan, no te hemos enviado como guardián de ellos. A ti sólo te incumbe comunicar". Todo esto asegura que el Corán rechaza definitivamente obligar a la gente a convertirse al Islam.

2- El Islam ha definido el método que los musulmanes deben seguir en la divulgación del Islam, que es la sabiduría y la buena exhortación. Dice el Corán en la sura 16, vers. 125: "Llama al camino de tu señor por medio de la sabiduría, la buena prédica y convenciéndoles de la mejor manera". Dice también en la sura 2, vers. 83: “...hablad a la gente con la mejor manera”. A este respecto se citan en el Corán más de 120 versículos que llaman todos a la divulgación del Islam mediante el convencimiento, la sabiduría y el respeto de la libertad humana en aceptar o rechazar la religión. Después de conquistar la Meca y el definitivo triunfo, el Profeta ha liberado a todos los presos y no obligó a ninguno a creer en el Islam al decirles: Iros. Sois todos libres (1)

3- No se sabe en toda la historia del Islam que los musulmanes hayan obligado a nadie, sea cristiano o judío, a adoptar al Islam. Prueba de ello es la primera constitución puesta por el profeta Muhammad (sws) después de haber emigrado a Medina, en la que cita que los judíos componen una parte de la sociedad de Medina junto con los musulmanes, y que aquéllos tienen el derecho de quedarse fieles a su religión. También el segundo califa, ‘Umar B. al-Jattáb (ra), al entrar en Jerusalén hizo un convenio de seguridad con los cristianos en el que consta que éstos, sus iglesias y su cruces están seguros y que no se debe obligar a ninguno de ellos a dejar su religión.

4- La orientalista alemana Sigrid Hunke en su libro Dios es diferente (2) rechaza la pretensión de que el Islam ha sido divulgado por la espada al aclarar que "La tolerancia de los árabes ha desempeñado un papel decisivo en la extensión del Islam, al contrario de la pretensión de que esta religión ha sido divulgada mediante el fuego y la espada, algo que se considera como una gran falacia contra esta religión", y también que: "Los adeptos de otras religiones, como los cristianos, los judíos, los sabeos y los idólatras, insistían ellos mismos voluntariamente a convertirse al Islam"(3)

Se sabe de sobra que los ejércitos del Islam no llegaron a Asia del sur ni al oeste de África, lo que significa que esta religión se extendió en tales zonas por medio de los comerciantes cuyo comportamiento y conducta han sido los factores principales para que los indígenas asiáticos y africanos se convirtieran voluntariamente al Islam.







(1) Véase al respecto: Muhammad al-Gazáli, Cien preguntas sobre el Islam. Dar Ta-bit, 1983, tomo 1, págs. 118. 120 v ss.
(2) Este libro ha sido traducido al árabe con el título Dios no es así y publicado por Dár al-Surúq.
(3) Véase: Sigrid Hunke: Allah ist ganz anders, Horizont verlag, 1980, p. 421; y también nuestro libro: El Islam en el espejo del pensamiento occidental, op. cit. Pp. 106 y ss.
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 39
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Capìtulo 3   Dom Mar 08, 2009 9:43 am

Segundo: ¿Una conquista islámica o una colonización?

1 Mucha diferencia hay entre la conquista islámica y la colonización. Ya que ésta, según demuestra la historia moderna, se basa en la explotación de las riquezas de los países colonizados y la destrucción de sus economías, sin el mínimo interés de desarrollarlos económica ni culturalmente.

La historia comprueba que totalmente al contrario eran las conquistas islámicas. Un ejemplo de ello era Al-Andalus, aquella parte de Europa que, después de la conquista islámica se hizo una de las más espléndidas y avanzadas civilizaciones de aquella época.

Con una comparación justa y ecuánime entre Al-Andalus y el resto de la Europa de entonces se tiene cuenta del enorme avance que los musulmanes introdujeron a estas tierras europeas y a todos los países conquistados. Los monumentos islámicos en las tierras conquistadas son un buen testigo del avance cultural islámico.

2- La "Yizya" o el tributo era un impuesto que pagaban los indígenas de las tierras conquistadas a cambio de protegerlos, defenderlos y asegurarlos de cualquier peligro exterior. Sin embargo se eximían todos los que, por una causa u otra, eran incapaces de pagarlo y los que entraban al servicio del ejército islámico. En su estudio al respecto. Sir Thomas Arnold da un ejemplo de la exención de pagar la Yiziya con una tribu germana que vivía cerca de Antioquía. Esta tribu cristiana hizo un convenio de paz y cooperación con los musulmanes a cambio de no pagar dicho tributo. (1)

3- El Islam rechaza insistentemente hacer el yihád, es decir hacer la guerra, con el fin de ganar botines, considerándolo como un gran pecado. El Profeta (sws) contestó a una pregunta sobre quien participa en el yihád con el fin de ganar algún objeto mundano diciendo que aquél "No será recompensado ante Dios," repitiéndolo tres veces. (2)

4- Los que consideran las conquistas islámicas como una explotación económica comparan injustamente la colonización occidental de los países islámicos en la era moderna con aquellas conquistas que son totalmente diferentes. Citamos aquí un solo ejemplo que desmiente el aspecto colonialista pretendido en las conquistas islámicas:

En el convenio firmado entre el caudillo islámico Jálid B. al-Walid y las ciudades vecinas de Hira se dice textualmente: "si os protegemos, nos debéis la yizyá (el tributo). En caso contrario, no debéis pagar nada". Efectivamente, ocurrió que los musulmanes han devuelto la yizyá después de haberla cobrado de los siriopaleslinos al sentirse incapaces de defenderlos. Era en la época de `Umar B. al-Jattáb (ra) cuando Herácleo preparó un enorme ejército para atacar a los musulmanes, debido a lo que éstos se ocuparon de prepararse para la guerra contra los bizantinos. El entonces caudillo de los ejércitos musulmanes escribió a los siriopalestinos diciendo:

"Como cumplimiento de las condiciones firmadas, os devolvemos lo que hemos cobrado, por encontrarnos incapaces de protegeros debido a que nos estamos preparando contra los que quieren atacarnos. Si Dios nos da la victoria, cumpliremos todo lo que entre nosotros está firmado y estipulado."(3)







(1) Sir Thomas W. Arnold, La llamada del Islam, traducción de Hasan Ibráhim y otros, Librería de Al-Nahda al-Misriyya, págs. 79.80
(2) Véase. Muhammad al-Gazáli, Cien preguntas sobre el Islam, op. cit. T. II, págs. 92 y ss.

(3) Véase Sir Thomas Arnold. op. cit., p.79.
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 39
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Capìtulo 3   Dom Mar 08, 2009 9:45 am

Cuarto: ¿Qué es el "yihad" en el Islam?

1- Es muy corriente en las lenguas extranjeras traducir la voz árabe “yihad”por “guerra santa". En el Islam no se conoce esta "guerra santa". Sólo se conoce la guerra legal o justa y la ilegal o injusta. En muchas ocasiones se entiende mal el término árabe que significa “esforzarse” y que se divide en: el yihád de cada uno contra sí mismo (yihád al.nafs) y el yihád contra los enemigos que es la guerra justa.

Es bien conocido que el primero se denomina en el Islam "A1-yihad-al akbar", es decir. "la lucha mayor" que consiste en luchar cada uno contra sus pasiones y sus malos instintos e intentar purificarse del rencor, la envidia, la tiranía y de todas las maldades para ser, así, digno de ganar la felicidad eterna. El segundo se conoce por "Al-yihád-al asgar", es decir, "la lucha menor" que significa, como hemos citado, la guerra legal o justa.

2- Cabe citar al respecto que la guerra legal en el Islam es meramente defensiva, es decir que se legisló para defenderse contra las agresiones, algo que queda claro en muchos versículos del Corán. Por ejemplo en la sura 22, vers. 39 dice Dios: "A los que están injustamente agredidos se concedió permiso de defenderse"; en la sura. 2, vers. 190 dice: "Combatid, por la Causa de Dios, a quienes os combatan, pero no os propaséis; es cierto que Dios no ama a los que se exceden".

Resulta evidente, pues, que a pesar del permiso de defenderse, el Corán pone en guardia contra excederse en la guerra, lo que se confirma en otro versículo. el 194 de la sura 2, donde dice: "... y quien se excede con vosotros, obrad con él en la misma medida".

Cabe destacar también que aborrecer a la guerra y al derramamiento de sangre es una base principal del Islam, siendo la guerra un caso excepcional para defenderse. Dice Dios al respecto en la sura 2, vers. 216: "Se os ha prescrito el combate aunque, sea odioso". La agresión, pues, es aborrecida e infundada en el Islam.

3- Si el yihád significa, en uno de sus sentidos, la guerra defensiva, no es necesario que éste se limite al combate, sino puede abarcar a la lucha con los bienes, con la palabra o con cualquier otro medio que sirva para defenderse de la agresión en todas sus formas y proteger a la fe y a la sociedad, y esto, como se sabe; es el derecho de todas las comunidades confirmado por los convenios internacionales en la época moderna.

4- Si los musulmanes perciben que el adversario se incline a la paz, tienen la obligación de responderle positivamente. Dice el Corán en la sura 8, vers. 64: "Si se inclinan a la paz, inclínate a ella y confíate a Dios". El Islam invoca además a convivir pacíficamente y a establecer relaciones con los demás, siempre y cuando éstos no agradan a los musulmanes"

Al ser así, los musulmanes están obligados a tratarse con ellos a base de justicia y buen trato. Dice el Corán, afirmando esto en la sura 60, vers. 8: "Dios no os prohíbe que tratéis bien y con justicia a quienes no os hayan combatido a causa de vuestra creencia ni os hayan hecho abandonar vuestros hogares. Ciertamente Dios ama a los equitativos".

El objetivo del Islam es, pues, difundir la paz, la tolerancia y la cooperación entre las gentes en pro de la felicidad y la estabilidad de todo el mundo.

Por ende, lo que se publica sobre el Islam en algunos medios internacionales de información, acusándolo de ser una religión de agresión, extremismo, fanatismo y terrorismo es totalmente falso e infundado, porque el Islam es todo lo contrario. Es la religión de la paz y la misericordia, cuestión que se detallarán en las próximas páginas.
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 39
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Capìtulo 3   Dom Mar 08, 2009 9:48 am

Quinto: ¿Es el Islam una religión de extremismo y violencia?

1- El Islam es una religión de misericordia y tolerancia que invoca a la paz y la justicia y protege la libertad y el honor del ser humano. No son éstos emblemas alzados por el Islam, sino unas bases fundamentales de la religión. Dios envió al Profeta (sws) como misericordia para todos los mundos. Dice Dios en el Corán (sura 21, vers„ 107): "Y no te hemos enviado sino como una misericordia para todos los mundos". El mismo Profeta (sws) dijo: "Ciertamente he sido enviado para invocar a la noble moral”(1).

Asimismo el Islam garantiza la libertad del hombre hasta en la cuestión de la fe (El Corán, 18, 29) y la llamada al Islam se basa en la convicción con la sabiduría y la buena exhortación y no con la obligación. Es una religión que ordena establecer la justicia y el buen trato y prohíbe la indecencia, lo reprobable y la injusticia (El Corán, 16, 90); invoca a responder la maldad con la bondad El Corán, 41, 34), y esto es lo que hizo el Profeta (sws) con los mecanos al conquistar su ciudad natal.

2- No es extraño que exista una coincidencia total entre El Islam y la paz en lo que se refiere a su etimología árabe. Dicha coincidencia se pone patente al comparar el significado de cada palabra con la otra: Islam (Islám) - Paz (Salám). Ambas palabras se derivan de la misma raíz árabe (SLM). Uno de los nombres de Dios mencionados en el Corán es "La Paz": el saludo de los musulmanes es la paz, lo que significa que ésta es un objetivo primordial en la vida; el musulmán, al terminar su azalá u oración, que se hace cinco veces al día, da un saludo de paz, una vez hacia la derecha y otra hacia la izquierda, como símbolo de que está saludando a la mitad del planeta por un lado ya la otra mitad por el otro.

3- Todo esto pone de relieve el carácter pacífico del Islam en el que no caben ni violencia, ni extremismo, ni fanatismo. Tampoco el Islam sabe el terrorismo ni la agresión contra la vida o los bienes de los demás. Recordamos que uno de los objetivos fundamentales del Islam es proteger los derechos básicos del ser humano, especialmente la vida, la creencia, la mente, la familia, los bienes, etc.., por lo que esta religión prohíbe terminantemente la agresión, en todas su formas, contra los demás.

La cuestión llega al extremo de que el Islam hace que la agresión contra un sólo individuo equivalga a la agresión contra toda la humanidad. En la sura 5, versículo 32, dice el Corán: "Quien mata a una persona, sin que sea a cambio de otra o por haber corrompido en la tierra, es como si hubiera matado a toda la humanidad; y quien la salva es como si hubiera salvado a toda la humanidad". También el Profeta (sws) dijo: "La sangre, los bienes y el honor de cada musulmán deben ser asegurados y se prohíbe atentar contra ellos"(2) Dijo también en otra tradición: "No se permite a ningún Musulmán intimidar a otro”(3).

Es de recordar lo que citamos anteriormente de que el Islam llama a la convivencia pacífica entre todos los pueblos, a tratarse con el otro a base de justicia y equidad (Véase el versículo coránico, sura 60, vers. 8).

4- Guardar la seguridad de los ciudadanos en cualquier sociedad es la responsabilidad de todos, y asumir cada uno su responsabilidad es el mejor camino para garantizar la estabilidad y luchar contra la corrupción. El Profeta (sws) aclaró que la responsabilidad cae sobre todos y cada uno de los individuos.

Dice en una tradición transmitida por Al-Bujári: "Los que observan los mandatos de Dios y los que los violan son como los pasajeros que viajan en un barco, de los cuales, después de echarse a suertes, un grupo se quedó en la parte superior del barco y otro, en la inferior.

Estos últimos, al querer coger agua, estaban obligados a subir a la parte superior, molestando a los primeros. Para evitar esto, los de abajo dijeron: ¿Por qué no hacemos en nuestra parte un agujero para suministrarnos de agua sin molestar a los de arriba? Si éstos llevaran a cabo su idea, se ahogarían todos: y si dejan de hacerlo, se salvarían todos".






* (1) Transmitido por Al-Bujári en el libro de la moral.
* (2) Transmitido por Muslim.
* (3) Transmitido por Abú Dáwúd.
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 39
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Capìtulo 3   Dom Mar 08, 2009 9:51 am

Sexto: ¿Cuál es la actitud del Islam ante el fanatismo y el terrorismo?

1- Como hemos mencionado antes, el Islam es una religión en que no cabe el fanatismo. Tal fenómeno no se refleja en ninguna de las fuentes de la legislación islámica. El Corán ordena que el llamamiento al Islam tiene que basarse en la sabiduría y la buena exhortación (Tercer capítulo, 2), por lo que el Profeta (sws) contestó a los mecanos cuando rechazaron el Mensaje: "Vosotras tenéis vuestra religión y yo, la mía" (sura 109, vers.6).

2- Respecto a las religiones divinas anteriores: cabe citar que una de las bases fundamentales del Islam es creer en todos y cada uno de los profetas anteriores, lo que se refleja claramente en el Corán (sura 2, vers. 136) que dice: "Decid: creemos en Dios, en lo que se reveló a nosotros; en lo que se reveló a Abraham, a Ismael, a Isaac, a Jacob, a los sabeos; en lo que se reveló a Moisés, Jesús y en todo lo que se reveló a los profetas de parte de su Señor, sin ninguna distinción entre ellos. Somos sumisos ante Él". Queda claro, pues, que, respecto a la creencia, el musulmán no puede distinguir entre un profeta y otro, lo que marca un aspecto de tolerancia sin par en el pensamiento de los seguidores de las otras religiones. ¿Existe, de esta manera. alguna posibilidad de fanatismo?

3- El Islam llama a todas las gentes: a pesar de las diferencias. a cooperarse y conocerse. Dice el Corán en la sura 49, vers. 13: ¡Gentes! Os hemos creado de un varón y una hembra y os hicimos pueblos y tribus para que os conozcáis". Invoca claramente a la convivencia pacífica con los no musulmanes (El Corán, sura 60, vers. 8. citado en el presente capítulo, cuarto ,3.)

4- El Islam invoca igualmente al perdón. Dice el Corán en la sura 2, vers. 237: "... el hecho de que perdonéis es más próximo a la piedad". Anima asimismo a contestar la maldad con la bondad. En la sura 41, vers. 34, dice el Corán: "No son iguales la bondad y la maldad; corresponde con la mejor. Así puede ser que un enemigo tuyo se convierta en un amigo íntimo".

5- El profeta Muhammad (sws) también llama a aborrecer el fanatismo al decir: "Inclinaos a la facilitación y no a la complicación; albriciad y no desaniméis", ya que la albricia es fruto de la tolerancia y el mal presagio es fruto del fanatismo. Es obvio que si el Islam rechaza el fanatismo y rechaza consecuentemente el terrorismo y la agresión. Como mencionamos anteriormente, el Corán sentencia que matar injustamente a una persona es como matar a toda la humanidad (Véase: Quinto, 3).

6- Se deduce de todo ello que el hecho de acusar al Islam de fanatismo es totalmente injusto e infundado; y el hecho de que exista entre los musulmanes algunos fanáticos, extremistas o terroristas no se debe a la legislación islámica, sino a la mala interpretación y la errónea comprensión de la misma, de lo cual no se responsabiliza la religión, porque hay mucha diferencia entre las nobles instrucciones del Islam y el comportamiento individual de algunos musulmanes.

Por otra parte, el fanatismo existe entre los seguidores de cualquier religión, y el terrorismo no es propio de las religiones, sino, es como se observa, un fenómeno mundial. Ahora; cabe una pregunta: ¿Sería el Islam responsable también de que existieran terroristas entre los seguidores de otras religiones?
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Capìtulo 3   

Volver arriba Ir abajo
 
Capìtulo 3
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Collier capítulo 8
» Collier.capítulo 3
» EL EPISODIO DE JOSUÉ Y EL SOL
» Tobías En el capítulo 6 y verso 8,manda a ahuyentar los demonios con carne quemada tremenda herejia
» MANUAL DE EVANGELISMO Capítulo 1

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mujer en el Islam :: Libros :: Realidades sobre el Islam-
Cambiar a: