Bismil_lahir Rahmanir Rahim
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Bismillaah, wal-hamdulilaah, was-salaatu was-salaamu 'alaa rasoolillaah, As Salamu 'Alaykum wa Rahmatullaahi wa Barakatuh
Últimos temas
Traductor
widget

Comparte | 
 

 Capìtulo 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 39
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Capìtulo 2   Jue Mar 05, 2009 8:11 pm

El Profeta Muhammad (sws)

Primero: ¿Vino el Profeta Muhammad (sws) con el Islam sólo para los árabes o para toda la Humanidad?

1- Cuando el profeta Muhammad (sws) anunció su mensaje por primera vez, dijo que fue enviado a los árabes en especial y a toda la humanidad en general. Esto significa que el Profeta (sws) nunca presentó el Islam como una religión árabe sino como un mensaje general para todo el mundo. Dijo el Profeta (sws): "Cada profeta se envió especialmente a su comunidad, mas yo fui enviado a toda la humanidad"(1)

2-Leyendo los versículos del Corán se descubre fácilmente que el Libro Sagrado se dirige a la gente- toda la gente- y se pone de manifiesto el carácter universal del Islam, especialmente en los textos mecanos revelados antes de la Hégira. Leamos, por ejemplo, en la primera sura el versículo segundo que dice: "Alabado sea Dios, Señor de los mundos". En la sura 212, vers. 107 se lee: "No te enviamos sino como una misericordia para todos los mundos".

3- Desde el primer momento de comunicar su mensaje, el Profeta (sws) nunca cambió planes (lo que confirma la universalidad del Islam desde el principio), sino seguía la graduación de la legislación, de un modo lógico y natural.

Explicamos: Se sabe bien que es muy difícil, si no imposible, cambiar de repente las costumbres y las tradiciones tenazmente arraigadas en la vida de las gentes. Por ello el Islam pretendió, en principio, consolidar la fe en los corazones para que fuera ésta la base sobre la cual funda, posteriormente, sus legislaciones y con la cual sería más fácil cambiar las costumbres de la gente. Este es el camino que siguió el Islam en varias legislaciones como la prohibición del vino y la usura y la anulación del sistema de esclavitud.




(1) Transmitido por al-Bujarí
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 39
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Capìtulo 2   Jue Mar 05, 2009 8:31 pm

Segundo: ¿Porqué son varias las esposas del Profeta (sws)?

1- Es bien sabido que el Profeta (sws) se casó con Jadiya (ra) a los veinticinco años, teniendo ella alrededor de cuarenta años, siendo el Profeta (sws) el tercer esposo, ya que se había casado antes dos veces. Jadiya se quedó coma esposa única del Profeta (sws) a lo largo de veintiocho años hasta que se murió. La fidelidad del Profeta (sws) hacia su primera esposa siguió después de su muerte hasta el punto de causar posteriormente los celos de otras esposas.

2- La vida e historia del Profeta (sws) demuestra, sin ninguna duda, que en ningún momento era sensual o instintivo, ni antes ni después de recibir el Mensaje. Además, no es lógico que un hombre de más de cincuenta años de edad se convierta repentinamente en un esclavo de sus instintos. Si el Profeta (sws) fuera así, habría tenido para ello oportunidad durante su juventud, mas, era conocido por la castidad y pureza. Además, la única mujer virgen con quien se casó era A’isha, y la mayoría de las otras esposas eran viudas y su casamiento con ellas era por motivos nobles y humanos o por orden divina y no por el instinto sexual.(1)

3- Después de los cincuenta años se casó con Sawda bint Zam’a, viuda de uno de sus compañeros y conocida por su limitada belleza y riqueza. Su casamiento con ella era para cuidarse de una viuda que, después de la muerte de su esposo, se quedó sin ningún amparo. Su casamiento con A'isha y Hafia era para reforzar las relaciones con sus padres, sus dos principales compañeros Abú Bakr (ra) y `Umar (ra).

4- En cuanto a Umm Salama, es sabido que se quedó viuda de su primer esposo, quien murió a consecuencia de sus heridas en la batalla de Uhud. Cuando el Profeta (sws) se presentó para pedirla en matrimonio, se excusó por su avanzada edad, pero él la consoló y se casó con ella por razones meramente humanas.

Otra de las esposas del Profeta (sws) es Ramla Bint Abi Sufyán, quien emigró con su primer esposo a Abisinia. Éste, estando allí, se convirtió al cristianismo y la abandonó sin ningún amparo. Debido a ello el Profeta (sws) mandó al Negus pidiéndola en matrimonio a fin de salvarla del exilio y de los suyos que esperaban su vuelta para castigarla por haber adoptado al Islam, y también con el fin de ganarse la simpatía de su padre, uno de los principales dignatarios de la Meca.

Llegamos a Yuwayriya Bint al-Hárit quien cayó prisionera en poder de los musulmanes en la batalla de Bani-l-Mustalaq. Siendo hija del jefe de su tribu, el Profeta (sws) la honró, la liberó -casándose con ella- y pidió que los musulmanes liberaran a todas las prisioneras y así fue.

Otra es safiyya Bint Huyayy, una judía, hija del jefe de la tribu judía de Bani Qurayza. Fue también cautiva y el Profeta (sws) la dejó elegir entre volver a los suyos o liberarla y casarse con ella, por lo que optó por lo segundo(2)

5- Respecto al casamiento del Profeta (sws) con su prima Zaynab Bint Yahs, este matrimonio era totalmente legislativo. Zaynab estaba casada con Zayd B. Hárita que era al principio hijo adoptivo del Profeta (sws) y que luego repudió a su mujer. Según la tradición preislámica de los árabes, el hombre no podía casarse con la divorciada, o viuda, de su hijo adoptivo. Luego recibió el Profeta (sws) la revelación que prohíbe la adopción y anula la costumbre árabe. Y para confirmar la nueva legislación. Allah (swt) ordenó al Profeta (sws) que se casara con la divorciada de quien era su hijo adoptivo. Dice el Corán al respecto: "Cuando Zayd hubo terminado con lo que le unía a ella, te la dimos como esposa para que los creyentes no tuvieran ningún impedimento en poder casarse con las mujeres de sus antiguos hijos adoptivos, siempre que éstos hubieran terminado lo que les unía a ellas. La orden de Dios es un hecho" (Sura 33, vers. 37).







(1) Véase nuestra obra "El Islam en el espejo del pensamiento occidental, pp. 31-42.
(2) Véase al respecto: 'Abbás al- ‘Aqqád, Verdades del Islam y falsedades de sus adversarios, el Cairo 1957, pags. 192 y ss.
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 39
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Capìtulo 2   Jue Mar 05, 2009 8:37 pm

Tercero: La autenticidad de la sunna del Profeta (sws)

Algunos islamólogos occidentales dudan de la autenticidad de la sunna del Profeta (sws). Goldziher, por ejemplo, la considera una invención de los musulmanes de la primera época del Islam (1). Para desmentir esto, tenemos que considerar lo siguiente:

1- La sunna del Profeta (sws) se considera la segunda fuente de la Legislación Islámica después del Corán. Como el Profeta (sws) fue ordenado que comunicara el Libro Sagrado a la gente, se le ordenó asimismo de interpretarlo y explicarlo (2). La interpretación del Profeta (sws) es lo que llamamos "La sunna" que incluye: los dichos del Profeta (sws), sus hechos y su aprobación (se entiende de esta palabra que es el silencio del Profeta (sws) ante un hecho que observó). Él confirmó la necesidad de observar vigorosamente su sunna al decir en su palabra pronunciada en la Gran Peregrinación: "He dejado para vosotros dos cosas que, al aferraros en ellas, no os desviaríais jamás: el Corán y mi sunna"(3)

2- No podemos negar que en la sunna se introdujeron muchos hadices (tradiciones proféticas) falsamente atribuidas al Profeta (sws), pero, a lo largo de la historia del Islam, los ulemas estaban al tanto de esta cuestión. Debido a ellos los transmisores del hadiz (los tradicionistas) seguían unas reglas estrictísimas al coleccionar los hadices, basándose en el versículo Coránico nº 6 de la sura 49 que dice: "Creyentes! Si alguien, que no es digno de, confianza, os llega con una noticia, aseguraos antes..." Esta base coránica decide, que la moral del transmisor tiene que ser fundamento principal para aceptar su noticia o su narración, algo que los recopiladores del hadiz han aplicado estrictamente. Es un método critico del que se desarrolló gradualmente la critica histórica (4).

3- Debido a la importancia de la sunna en el Islam, los sabios musulmanes se han esforzado inagotablemente en su documentación, distinguiendo lo auténtico de lo que no lo es, y fundando varias ciencias relativas al hadiz del Profeta (sws) como: el estudio de las biografías de colectores, la de las cadenas de transmisores, la de lo fidedigno y lo dudoso, etc. Todas tienden a estudiar y examinar los transmisores y compiladores del hádiz para asegurarse de su veracidad en los dichos o hechos que atribuyen al Profeta (sws) quien dijo al respecto: "Quien, a sabiendas, me atribuye falsamente algo, tendrá su lugar seguro en el infierno".

4- Para tener idea de los esfuerzos exhaustivos de los sabios del Islam para documentar y asegurarse de la autenticidad del hadiz, tomamos como ejemplo al Imám al-Bujári (810 - 870 J.C.) quien pasó toda su vida en la tarea de coleccionar y documentar los hadices del Profeta (sws). Este gran sabio recopiló más de 500 mil hadices o dichos atribuidos al Profeta (sws), pero después de examinarlos minuciosamente, aplicando los métodos y las condiciones estrictas que se impuso a sí mismo, no aceptó de ellos más de 9000 hadices recopilados en su "Sahih al-Bujári". Si se tiene en consideración los hadices repetidos, tendremos cuenta de que el libro citado colecciona tan sólo 3000 hadices, y lo mismo hicieron los demás colectores.

5- Con todos esos esfuerzos dedicados a la documentación de la sunna del Profeta (sws), los sabios islámicos dan crédito a seis recopiladores que son: al­ Bujári, Muslim, al-Nasá'i, Abú Dáwúd, al-Tirmidhi y Ibn Máya.

Por otro lado, además de lo que acabamos de citar sobre los hadices auténticos, cabe señalar los distintos estudios y recopilaciones de los hadices dudosos (cuya atribución al Profeta (sws) no está del todo confirmada) y los falsos (cuya atribución, al Profeta (sws) es indudablemente falsa) que llegan a decenas de miles.

Todo esto nos pone de manifiesto los esfuerzos permanentes de los ulemas del Islam para conservar la sunna del Profeta (sws), algo que no tiene igual en las otras comunidades y que hace injustificable cualquier duda en la segunda fuente del Islam.








* (1) Vease nuestró libro : El orientalismo, op. cit., pags. 106 y ss.
(2) Lea, por ejemplo-el Corán: sura 5, vers, 67; sura 16, versa 44 y 64.
(3) Transmitido por al- Hákim en su "Al-mustadrak".

* (4) Véase Muhammad Iqbal. Renovación del pensamiento religioso en el Islam, pág. 16 y ss.
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 39
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Capìtulo 2   Jue Mar 05, 2009 8:39 pm

Cuarto: ¿Existe alguna contradicción en los hadices del Profeta (sws)?

Entre las acusaciones que se dirigen a la sunna del Profeta (sws) es la contradicción entre algunos hadices, algo que, según se pretende, la invalida como argumento. Para responder a esto, nos servimos, además de lo que hemos citado anteriormente, de lo siguiente:

l- El Corán confirma insistentemente la obligación del musulmán a seguir la sunna. Son varios los textos que invocan a obedecer al Profeta (sws). Citamos por ejemplo: el versículo 7 de la sura 59 que dice: "Tomad lo que os da el Profeta (sws) y dejad lo que os prohíbe" y el versículo 80 de la sura 4 que dice: "Quien obedece al Mensajero está obedeciendo a Dios". Se entiende de eso que no se puede hacer caso omiso de la sunna porque al hacerlo, sería violar al mismo Corán.

2- Como hemos citado anteriormente, no es difícil distinguir entre los hadices auténticos y los falsos; tampoco podemos prescindir de la sunna, segunda fuente de la legislación islámica, bajo la excusa de que existan hadices contradictorios, ya que tal contradicción es irreal. En el caso de imaginar que exista, debe asegurarse de la autenticidad de las tradiciones.

3- Otro justificante de la imprescindibilidad de la sunna es que èsta detalla y aclara las cuestiones generalizadas del Corán. Por ejemplo: el Corán ordena hacer ordinariamente la oración, pero la manera de hacerlo no cita en el Corán, sino en la sunna, y así muchas cuestiones del Islam.

4- Los libros anteriores se revelaron de la misma manera que se nos reveló la sunna. Sin embargo los adeptos de dichos libros nunca llamaron a prescindirse de ellos a causa de la contradicción o la inautenticidad de algunas revelaciones. En tal caso, la razón y la lógica se imponen a estudiar, meditar y asegurarse de las transmisiones, exactamente como hicieron los sabios del Islam con la sunna.
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Capìtulo 2   

Volver arriba Ir abajo
 
Capìtulo 2
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Collier capítulo 8
» Collier.capítulo 3
» EL EPISODIO DE JOSUÉ Y EL SOL
» Tobías En el capítulo 6 y verso 8,manda a ahuyentar los demonios con carne quemada tremenda herejia
» MANUAL DE EVANGELISMO Capítulo 1

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mujer en el Islam :: Libros :: Realidades sobre el Islam-
Cambiar a: