Bismil_lahir Rahmanir Rahim
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Bismillaah, wal-hamdulilaah, was-salaatu was-salaamu 'alaa rasoolillaah, As Salamu 'Alaykum wa Rahmatullaahi wa Barakatuh
Últimos temas
Traductor
widget

Comparte | 
 

 Sahih Muslim Vol. 1

Ir abajo 
AutorMensaje
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Sahih Muslim Vol. 1   Mar Feb 03, 2009 6:51 pm

Introducción

Las Fuentes del Islam: El Coran y la Sunnah

El Islam aparece en la península arabe en la primera parte del siglo VII DC por la prédica del Profeta Muhammad SAS, quien a lo largo de los 23 años que dura su misión deja instaurada una nueva religión que, no obstante, no se presenta como una novedad sino como la culminación natural de la profecía representada por los mensajeros divinos anteriores: Abraham, Moises, los Profetas de Israel y Jesús (para mencionar sólo el tronco abrahámico).

Cuando el Profeta Muhammad SAS abandona este mundo deja tras de sí dos tesoros de valor incalculable para los musulmanes: En primer lugar un libro divino, el Sagrado Corán, que le fuera revelado versículo a versículo a lo largo de su misión, siendo memorizado y puesto por escrito mientras esto courría por sus discípulos y compañeros; y en segundo lugar lo que se conoce como su Sunnah (lit.: costumbre, practica,uso, tradición), es decir, la enseñanza que el Profeta dió por sí mismo en multitud de cuestiones. Su conducta personal, su forma de ser, sus dichos sabios, sus orientaciones espirituales y devocionales, su enseñanza y explicación (exégesis) de la revelación coránica, etc, etc.

Los musulmanes distinguen calramente entre dos fuentes de la doctrina y la Ley Islámica o Shariia (El Corán y la Sunnah), pero si bien son sin duda dos entidades separadas, están tan estrechamente ligadas que no se puede concebir la una sin la otra. Pues es a través de Muhammad SAS que nos ha llegado el Corán, y él es la personoificación más perfecta de la enseñanza revelada, por lo tanto es en su noble personalidad que encontramos la dimensión humana y cotidiana del mensaje divino.

La Sunnah del profeta Muhammad SAS se encuentra compilada en miles de tradiciones (arabe-hadiz, plural-ahadiz), reunidas en numerosas obras, algunas de las cuales constan de varios volúmenes cuya extensión supera largamente a la del Sagrado Corán. Los hadices refieren dichos, conductas, indicaciones, aprobaciones tácitas, etc., proferidas por el Profeta SAS a lo largo de su vida como tal, y fueron recogidos por sus contemporáneos, sus Compañeros y discípulos, y transmitidos a las generaciones futuras.

En los 23 años de la misión profética los Compañeros del Mensajero de Allah SAS lo frecuentarón asiduamente y lo vierón actuar en todos los ámbitos imaginables: Como hombre, con su familia e hijos, como gobernante de la comunidad islámica, como juez en los litigios, como comandante en las expediciones militares, como maestro espiritual designado para perfeccionar la conducta humana, en suma; como hombre ejemplar. No existe una literatura tan extensa y detallada sobre ninguno de los Profetas anteriores y fundadores de grandes religiones, lo cuál confirma su trascendencia como Sello de la Profecía, el modelo por excelencia del hombre más completo que haya existido.

Los sabios musulmanes están de acuerdo que la Sunnah recogida en las colecciones de hadices, constituye la segunda fuente del Islam en importancia, en lo que hace a definir la doctrina y la ley en todos sus aspectos. De ahí que su estudio sea esencial para comprender el islam en forma completa.

A diferencia del Sagrado Corán, que fue traducido desde la antiguedad, a diversas lenguas, no ha ocurrido lo mismo con las colecciones de hadices o tradiciones proféticas hasta la Epoca Moderna. Y, aún hoy en día, salvo recopilaciones parciales, sólo algunas de las principales colecciones de hadices se han volcado a otros idiomas, excepción hecha, claro está, de las traducciones que siempre se han hecho a lenguas propias de importantes pueblos de la comunidad islámica universal (v.gr. persa, turco, urdu, etc.).
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Sahih Muslim Vol. 1   Mar Feb 03, 2009 7:03 pm

Tomo I

Libro de la Purificación



I


EL MERITO DEL WUDU' (LA ABLUCIÓN)



Abu Malik Al-Ash'ari relató que el Mensajero de Allah (BP) dijo: "La purificación (limpieza) es la mitad de la fe, Alhamdulillah (las alabanzas son para Allah) llena la balanza. Subhanallah (Gloria a Allah) y Alhamdulillah llenan ambos lo que hay entre los cielos y la tierra. La oración es una luz, la caridad es una evidencia (de fe), la paciencia es un esplendor y el Corán es una prueba a tu favor o en tu contra, Todos los hombres salen a la mañana y se venden así mismos, liberándose o destruyéndose".



II



LA PURIFICACIÓN ES OBLIGATORIA PARA LA ORACIÓN



Mus'ab ibn Sa'd relató que: Abdullah ibn 'Umar fue a lo de Ibn 'Amir (para conocer su estado de salud) ya que estaba enfermo y le dijo (Ibn 'Amir): "¡Ibn 'Umar!, ¿por qué no ruegas a Allah por mí?" El contestó: "Escuché al Mensajero de Allah (BP) decir No se acepta la oración sin purificación ni la caridad que se da con bienes mal habidos, y tú eras el gobernador de Basra".

Un hadiz como éste fue narrado del Mensajero de Allah (BP), con la misma cadena de transmisores, por Muhammad ibn Al-Muzanna e Ibn Bashshar, quienes lo relatan de Muhammad ibn Ya'far y Shu'bah.

Hamman ibn Munabbih, hermano de Uahb ibn Munabbih, dijo: "Esto es lo que nos contó Abu Hurayrah de Muhammad el Mensajero de Allah (BP)", y nos relató el hadiz: Dijo el Mensajero de Allah (BP) "No será aceptada la oración de ninguno de vosotros en estado de impureza hasta que no haga la ablución".



III



LA DESCRIPCIÓN DE LA ABLUCIÓN



Humran, el esclavo liberado de 'Uzman nos informó que: "Uzman ibn 'Affan, que Allah esté complacido con él, pidió agua para la ablución, y la realizó así: se lavó las manos tres veces, luego enjuagó su boca y limpió su nariz (tres veces), luego lavó su cara tres veces, luego lavó su antebrazo derecho hasta el codo e hizo lo mismo con el izquierdo, luego pasó su mano húmeda por la cabeza, luego lavo su pie derecho hasta el tobillo tres veces y lo mismo hizo con el izquierdo, luego dijo: "Vi al Mensajero de Allah (BP) realizar la ablución del mismo modo en que yo lo hice. Luego dijo el Mensajero de Allah (BP): A aquel que hace la ablución como yo la hice y luego hace una oración de dos ciclos (rak'atayn) sin que sus pensamientos lo distraigan, se le perdonan sus pecados previos". Dijo Ibn Shihab: "Nuestros sabios dijeron: Esta es la ablución más completa que se puede realizar para la oración".

Humran, esclavo liberado de 'Uzman, ciertamente vio a 'Uzman pedir un recipiente (con agua para realizar la ablución) y lavarse las manos tres veces; luego puso su mano derecha en el recipiente, enjuagó su boca y limpió su nariz, luego lavó su cara tres veces y sus manos hasta los codos tres veces. Y entonces dijo: Dijo el Mensajero de Allah (BP): Quién hace la ablución como yo lo he hecho y luego hace una oración de dos ciclos sin que sus pensamientos lo distraigan, se le perdonan sus pecados previos".



IV



LOS MÉRITOS DE LA ABLUCIÓN Y DE LA ORACIÓN DESPUÉS DE ELLA



Humram, el esclavo liberado de 'Uzman, dijo: "'Uzman ibn 'Affan estaba en el patio de la mezquita. Llegó entonces el muecín para (llamar a) la oración de la tarde, y ('Uzman) pidió agua para la ablución y la hizo, luego dijo: ¡Por Allah!. Les voy a narrar un hadiz que si no fuera por una aleya que está en el Libro de Allah nunca se los narraría. Ciertamente escuché al Mensajero de Allah (BP) decir: Allah le perdona (los pecados) entre esta oración y la que la precedio".

Este hadiz ha sido narrado por Abu Usamah y otros con la misma cadena de transmisores, y en el hadiz de Abu Usamah las palabras son: "…hace bien su ablución y realiza la oración obligatoria…".

Narro 'Urwah que Humran relató que cuando 'Uzman hizo su ablución dijo "¡Por Allah! Les voy a narrar un hadiz. ¡Por Allah!

Que si no fuera por una aleya que está en el Libro de Allah nunca se los narraría. Ciertamente escuché al Mensajero de Allah (BP) decir: Si un musulmán hace bien su ablución y realiza su oración, Allah le perdona entre esta oración y la que la precedió". 'Urwah dijo: "La aleya es: 'A los que ocultan las evidencias y la guía que hemos hecho descender' hasta las palabras 'los maldecidores' (2:159)".

'Amru ibn Sa'id ibn Al-'As relató: "Estaba con 'Uzman cuando pidió agua para purificarse y dijo: Escuché al Mensajero de Allah (BP) decir: Cuando llega el momento de la oración para un musulmán si hace bien su ablución y ora con recogimiento e inclinación expiará sus pecados pasados siempre que no sean pecados mayores, y esto vale para todos los tiempos".

Abu Anas narró que 'Uzman hizo su ablución en Maqa'id y dijo: "¿Queréis ver la ablución del Mensajero de Allah (BP)?" Y luego se lavó tres veces (las diferentes partes del cuerpo). Qutaybah agregó en su narración: "Estaban con él (con 'Uzman) algunos hombres de los Compañeros del Mensajero de Allah (BP)".

Humran ibn Aban relató: "Solía llevar agua para la purificación de 'Uzman y no pasaba un día sin que él no tomase un baño con una pequeña cantidad de agua. Y dijo 'Uzman: "Nos hablaba el Mensajero de Allah (BP) mientras volvíamos de esta oración (Mis'ra -- uno de los transmisores-- dijo: Creo era la oración de la tarde), y entonces dijo: No sé. ¿Os cuento algo o me lo callo? Dijimos: ¡Mensajero de Allah (BP)! Si es algo bueno, cuéntanos, y si no lo es Allah y Su Mensajero saben más. Entonces dijo: No hay musulmán que se purifique completando su purificación como Allah se lo ordenó y que luego haga sus cinco oraciones sin que ello le sirva de expiación para lo que hay entre ellas (de faltas y pecados)".

Yami' ibn Shaddad dijo: "Escuche a ibn Aban narrarle a Abu Burdah en esta mezquita, durante el gobierno de Bishr, que 'Uzman ibn 'Affan dijo: "Dijo el Mensajero de Allah (BP): Quien completa su ablución como lo ordenó Allah, exaltado sea, entonces sus oraciones obligatorias son una expiación para lo que hay entre ellas". Este es el texto transmitido por Ibn Mu'adh --uno de los transmisores--. En la versión de Gundar se omite: "durante el gobierno de Bishr", y no se menciona las (oraciones) "obligatorias".

Humran, el esclavo liberado de 'Uzman ibn 'Affan, relató bajo la autoridad de 'Uzman ibn 'Affan: "Escuche al Mensajero de Allah decir: A quien hace la ablución para la oración, y la hace perfectamente, luego va a la oración obligatoria, ora con la gente, o con la congregación, o en la mezquita, Allah le perdona sus pecados".

Abu Hurayra relató que el Mensajero de Allah (BP) dijo: "Las cinco oraciones, y la oración del viernes hasta la (siguiente) oración del viernes, son una expiación para lo que hay entre ellas, excepto los grandes pecados".

Abu Hurayra relató que el Profeta (BP) dijo: "Las cinco oraciones, y la oración del viernes hasta la (siguiente) oración del viernes, es una expiación para lo que hay entre ellas".

Abu Hurayra relató: "Ciertamente el Mensajero de Allah (BP) dijo: Las cinco oraciones, la oración del viernes hasta la (siguiente) oración del viernes y (el ayuno de) ramadán hasta (el siguiente ayuno de) ramadán son una expiación para lo que hay entre ellas, si se abstiene de los grandes pecados".

'Uqbah ibn 'Amir relató: "Se nos encargo la tarea de cuidar los camellos. Volvía al anochecer, cuando terminé mi turno después de pastorearlos, y encontré al Mensajero de Allah (BP) de pie dirigiéndose a la gente, y escuché estas palabras suyas: Si un musulmán hace su ablución bien hecha, luego reza dos rak'at, con su corazón y su rostro puestos en ellos, merece el Paraíso, Dije: ¡Qué buena cosa es esta! Y alguien que había llegado antes dijo: Lo anterior fue aún mejor. Miré y vi que era 'Umar, quien agregó: Vi que recién llegaste y dijo ('Umar que el Profeta (BP) había dicho previamente): Si alguno de vosotros hace su ablución, la hace bien y luego dice: Atestiguo que no hay más dios que Allah y que Muhammad es su siervo y mensajero, se le abren ocho puertas del Paraíso y puede entrar por la que quiera".

'Uqbah ibn 'Amir Al-Yuhani relató: "El Mensajero de Allah (BP) dijo…" y luego narró el mismo (hadiz) con la diferencia de que dijo: Quién hace la ablución y dice: Atestiguo que no hay más Dios que Allah, Unico y sin asociado, y atestiguo que Muhammad es su siervo y mensajero.

Abdullah ibn Zayd ibn 'Asim Al-Ansari, que era uno de los Compañeros, relató que se le pidió: "Haz para nosotros la ablución del Mensajero de Allah (BP)". Entonces pidió un recipiente (con agua) y derramó de ella sobre sus manos y las lavó tres veces, luego metió su mano en el recipiente, la sacó (con agua), enjuagó su boca y aspiró agua con la nariz de la palma de una mano, y esto lo hizo tres veces. Luego metió su mano nuevamente, la sacó y lavó su rostro tres veces, luego metió su mano, la sacó y lavó sus brazos hasta los codos dos veces, luego metió su mano, la sacó y pasó su mano húmeda por la cabeza para atrás y para adelante, luego lavó sus pies hasta los tobillos, Luego dijo: "Así era la ablución del Mensajero de Allah (BP)".

Este hadiz ha sido narrado por 'Amru ibn Yahya con la misma cadena de transmisores pero no se mencionan los tobillos.

Malik ibn Anas lo narró de 'Amru ibn Yahya con la misma cadena de transmisores y mencionó: "…enjuagó su boca y aspiró y expulsó agua con la nariz, tres veces…", pero no mencionó: "…de la palma de una mano…", y agregó: "…pasó su mano húmeda del inicio de la cabeza hasta la nuca y luego de vuelta hasta el lugar donde comenzó y lavó sus pies".

Nos han narrado Bahz de Uhayb, de 'Amru ibn Yahya, este hadiz con la misma cadena, contándolo exactamente. Se menciona en él: "Enjuagó su boca, aspiró con la nariz y la limpió con tres puñados de agua y pasó su mano húmeda sobre su cabeza moviéndola de adelante para atrás y luego de atrás para delante una vez", Bahz dijo: "Uhayb me narró este hadiz", y Uhayb dijo: "'Amru ibn Yahya me dictó este hadiz dos veces".

Abdullah ibn Zayd ibn 'Asmin Al-Mazini relató que vio al Mensajero de Allah (BP) hacer la ablución. Que entonces enjuagó su boca, aspiró y expulsó agua con la nariz, luego lavó su rostro tres veces, y su mano derecha tres veces y la otra tres veces, pasó su mano húmeda por su cabeza y lavó sus pies hasta que los dejó limpios.



V



ES MEJOR LAVARSE LA NARIZ Y LIMPIARSE LAS PARTES PUDENDAS UN NÚMERO IMPAR DE VECES



Relató Abu Hurayrah que el Profeta (BP) dijo: "Si alguno de vosotros se limpia frotándose con piedras pequeñas las partes privadas que lo haga un número impar (de veces), y si alguno de vosotros hace la ablución que aspire agua con la nariz y luego la expire (con fuerza)".

Hammam ibn Munabbih relató: "Esto es lo que nos contó Abu Hurayrah de Muhammad el Mensajero de Allah (BP)", y mencionó un número de hadices entre los que estaba éste: "Dijo el Mensajero de Allah (BP): Cuando alguno de vosotros haga la ablución que aspire agua con su nariz y la expire".

Abu Hurayrah relató que el Mensajero de Allah (BP) dijo: "Quien haga la ablución que se lave la nariz, y quien se limpie las partes privadas con piedras pequeñas (después de hacer sus necesidades) que lo haga un número impar (de veces)".

Ha sido transmitido por Abu Hurayrah y Abu Sa'id Al-Judri que el Mensajero de Allah (BP) dijo lo mismo.

Abu Hurayrah relató: "El Profeta (BP) dijo: Cuando alguno de vosotros se despierte de su sueño, que se lave la nariz tres veces, ya que ciertamente Shaytan pasa la noche en el interior de la nariz".

Yabir ibn Abdullah relató que escuchó al Mensajero de Allah (BP) decir: "Cuando alguien se higienice (sus partes íntimas) con pequeñas piedras que lo haga un número impar (de veces)".



VI



ES OBLIGATORIO LAVARSE LOS PIES AL HACER LA ABLUCIÓN



Salim, el esclavo liberado de Shaddad dijo: "Entré a ver a 'A'ishah, la esposa del Profeta (BP), el día que murió Sa'd ibn Abi Waqqa, entró también 'Abdu Rahman ibn Abu Bakr e hizo su ablución allí. Entonces ella le dijo: ¡Abu Rahman! Haz bien la ablución, ya que ciertamente escuché al Mensajero de Allah (BP) decir: Cuidad vuestros talones del Fuego".

Abu Abdullah, el esclavo liberado de Shaddad ibn Al-Hadi relató que entró a lo de 'A'ishah, y narró de ella un hadiz como éste (el anterior) del Mensajero de Allah (BP).

Salim, el esclavo liberado de Al-Mahri, relató: "Salimos con Abdu Rahman ibn Abu Bakr en la procesión funeraria de Ibn Abi Waqqas y pasamos por la puerta de la casa de 'A'ishah", y entonces mencionó un hadiz como éste narrado por ella del Profeta (BP).

Salim, el esclavo liberado Shaddad ibn Al-Hadi, dijo "Estaba con 'A'ishah, que Allah esté complacido con ella". Y mencionó a continuación un hadiz como éste narrado por ella del Profeta (BP).

Abdullah ibn 'Amru relató: "Volvíamos con el Mensajero de Allah (BP) de Makka a Medina cuando encontramos agua en el camino y un grupo de gente se apresuró, en el momento de la oración de la tarde e hizo la ablución rápidamente. Cuando llegamos a ellos, sus talones estaban secos, no los había tocando el agua, entonces dijo el Mensajero de Allah (BP): ¡Cuidad vuestros talones del Fuego! Haced bien vuestra ablución".

En el (mismo) hadiz que transmitió Shu'bah (a través de otra cadena de transmisores) no están estas palabras: "Haced bien vuestra ablución", y se incluye este transmisor: Abu Yahya Al-A'ray.

Abdullah ibn 'Amru dijo: "En un viaje el Profeta (BP) se retrasó. Luego nos alcanzó y ya se había presentado (la hora) de la oración de la tarde. Cuando estabamos por pasar nuestras manos húmedas por los pies, dijo (el Profeta): ¡Cuidad los talones del Fuego!".

Abu Hurayrah relató: "El Profeta (BP) vio a un hombre que no se había lavado sus talones y dijo: ¡Cuidad los talones del Fuego!".

Abu Hurayrah relató que vio una gente haciendo la ablución con una jarra y les dijo: "Haced bien vuestra ablución ya que escuche a Abul Qasim (BP) decir: Cuidad los tendones (de los talones) del Fuego".

Abu Hurayrah relató: "El Mensajero de Allah (BP) dijo: "Cuidad los talones del Fuego".



VII



ES OBLIGATORIO LAVAR TODAS LAS PARTES NECESARIAS PARA LA ABLUCIÓN



Yabir relató: "Umar ibn Al-Jattab dijo que un hombre hizo la ablución y dejo (sin lavar) en su pie una pequeña parte del tamaño de una uña, y lo vio el Profeta (BP) y dijo: Vuelve y haz bien tu ablución. Volvió (a hacerla) y luego hizo la oración".



VIII



LA EXPIACIÓN DE LOS PECADOS CON EL AGUA DE LA ABLUCIÓN



Abu Hurayrah relató que el Mensajero de Allah (BP) DIJO: "Si el siervo musulmán (o creyente) hace la ablución y lava su rostro, salen de su rostro con el agua ( o con la última gota de agua) todos los pecados que vio con sus ojos. Y cuando lava sus manos salen de ellas con el agua (o con la última gota de agua) todos los pecados que cometieron. Y cuando lava sus pies salen de ellos con el agua (o con la última gota de agua) todos los pecados hacia los que caminaron, hasta que queda libre de todos los pecados".

'Uzman ibn 'Affan relató que el Mensajero de Allah (BP) dijo: "El que hace la ablución y la hace birn, sus pecados salen de su cuerpo; salen incluso de debajo de sus uñas".
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Sahih Muslim Vol. 1   Mar Feb 03, 2009 7:04 pm

IX



AL HACER LA ABLUCIÓN ES RECOMENDABLE EXTENDER EL LAVADO DEL ROSTRO HASTA ALCANZAR LOS PRIMEROS CABELLOS SOBRE LA FRENTE Y LAVAR MÁS ALLÁ DE CODOS Y TOBILLOS AL LAVAR LAS MANOS Y LOS PIES



Nu'aym ibn Abdullah Al-Muymir relató: "Vi a Abu Hurayrah hacer la ablución, lavó su rostro bien lavado, luego lavó su mano derecha incluyendo parte de su brazo, luego su mano izquierda incluyendo parte de su brazo. Luego pasó su mano húmeda por su cabeza, luego lavó su pie derecho incluyendo el tobillo, y lavó su pie izquierdo incluyendo su tobillo. Luego dijo: Así vi al Mensajero de Allah (BP) hacer la ablución y dijo el Mensajero de Allah (BP): Vosotros seréis los brillantes y resplandecientes en el Día de la Resurección por la perfección de la ablución. Quien pueda, pues, de vosotros, que incremente su brillo y su resplandor".

Nu'aym ibn Abdullah relató que vio a Abu Hurayrah hacer la ablución y lavó su rostro y sus manos (y antebrazos) hasta pasar los codos, a continuación lavó sus pies hasta las pantorrillas y luego dijo: "Escuché al Mensajero de Allah (BP) decir: Mi comunidad se presentará el Día de la Resurección con un brillo y resplandor únicos (en sus rostros) como señal de la ablución. Quien pueda entonces de vosotros incrementar su brillo que lo haga".

Abu Hurayrah relató que el Mensajero de Allah (BP) dijo: "Mi fuente será más ancha que la distancia que hay entre Aylab y Adén, su agua será más blanca que la nieve y más dulce que la miel diluida en leche, y sus vasos más numerosos que las estrellas. Por cierto alejaré a la gente (sin fe) de ella como el hombre aleja a los camellos de la gente de su fuente". Dijeron "¡Mensajero de Allah! ¿Nos reconocerás?" Contesto: "Si, tendréis marcas que nadie más tendrá. Vendréis a mí con un brillo resplandeciente (en el rostro, las manos y los pies) como huella de la ablución. Entonces serán alejados de mi un grupo de vosotros y no me encontrarán, y diré: ¡Mi Señor! ¡Ellos son de mis compañeros! Y un ángel me contestará: ¿Acaso sabes lo que hicieron después de ti".

Hudhayfah relató: "Dijo el Mensajero de Allah (BP): Ciertamente mi estanque es más amplio que la distancia que hay entre Aylah y Adén. ¡Por Aquél en Cuyas Manos está mi vida! Que por cierto alejaré de él a alguna gente como el hombre aleja a los camellos desconocidos de su estanque". Dijeron: "¡Mensajero de Allah! ¿Y nos reconocerás?" Respondió: "Si. Vendréis a mí con un brillo resplandeciente (en el rostro, las manos y los pies) como huella de la ablución, que nadie tendrá excepto vosotros".

Abu Hurayrah relató: "El Mensajero de Allah (BP) fue al cementerio y dijo: Assalamu Alaykum (la Paz sea con vosotros) hogar de la gente creyente, y nosotros, si Allah quiere, pronto nos reuniremos con vosotros. Yo deseo ver a mis hermanos". Dijeron: "Acaso no somos nosotros tus hermanos, Mensajero de Allah?" Dijo: "Vosotros sois mis compañeros, mis hermanos son los que aún no han venido (no han nacido)". Entonces preguntaron: "¿Cómo reconocerás a aquellos de tu comunidad que aún no han nacido, Mensajero de Allah?" Contestó: "Suponed que un hombre tiene caballos, con manchas blancas en las frentes y en las patas, entre caballos completamente negros, ¿no reconocería a sus caballos? Dijeron: "¡Desde luego que sí, Mensajero de Allah!" Dijo: "Ellos vendrán con un brillo resplandeciente (en el rostro, las manos y los pies) debido a la ablución. Yo llegaré al estanque antes que ellos, y yo los llamaré: ¡Venid, venid!, y entonces se me dirá: Estos cambiaron después de ti, entonces diré: ¡Alejaos, alejaos!".

Abu Hurayrah relató: "El Mensajero de Allah (BP) fue al cementerio y dijo: La paz sea con vosotros casa de la gente creyente y nosotros, si Allah quiere, nos uniremos a vosotros… y siguió como el hadiz (anterior) transmitido por Isma'il ibn Ya'far. Salvo en la versión de Malik (un trasmisor de otra rama de este mismo isnad) por …alguna gente será alejada de mi estanque".

Abu Hazim relató: "Yo estaba detrás de Abu Hurayra mientras él estaba haciendo la ablución para la oración. Y he aquí que extendió su mano (lavando el brazo) hasta la axila, entonces le dije: ¡Abu Hurayrah! ¿Qué es esta ablución? Contesto: ¡(Tú) de la tribu de Farruj! ¿Estabas ahí? Si hubiera sabido que estabas ahí no hubiera hecho la ablución así. Escuché a mi amigo (BP) decir: En un creyente el adorno llegará hasta donde llegue la ablución".

Abu Hurayrah relató: "Ciertamente el Mensajero de Allah (BP) dijo: ¿Queréis que os indique aquello por lo cual Allah borrará vuestras faltas y os elevará en categoría? Contestaron: ¡Claro que sí, Mensajero de Allah! Dijo: Hacer la ablución cuidadosamente a pesar de las dificultades, aumentar los pasos hacia las mezquitas, y esperar la próxima oración después de haber hecho la anterior, esta es vuestra fortaleza (o protección: ribat)".

Este hadiz ha sido transmitido también por distintas vías bajo la autoridad de Al-Ala ibn Abdu Rahman con el mismo isnad (posterior). Pero no se menciona la palabra ribat en lo transmitido por Shu'bah, y en lo transmitido por Malik se menciona dos veces: "Y esta es vuestra fortaleza, esta es vuestra fortaleza".



X



SOBRE AL-SIWAK



Abu Hurayrah relató: "El Mensajero de Allah (BP) dijo: Si no fuera porque sería una sobrecarga para los creyentes (y en la versión de Zuhayr "para mi comunidad") les hubiera ordenado usar el siwak antes de cada oración".

Al-Miqdam ibn Shurayh narró bajo la autoridad de su padre quien dijo "Le pregunté a 'A'ishah: ¿Qué es lo primero que hacía el Mensajero de Allah (BP) cuando llegaba a la casa? Contestó: Empezaba con el siwak".

'A'ishah relató: "El Profeta (BP) cuando entraba a la casa lo primero que hacía era usar el siwak".

Abu Musa relató: "Entré a lo del Profeta (BP) y lo encontré con un extremo del siwak en su boca".

Hudhayfah relató: "El Mensajero de Allah (BP), cuando se levantaba para (la oración de) tahayudd, solía limpiarse la boca con el siwak".

Este hadiz también ha sido transmitido por Hudhayfah con otra cadena de transmisores, pero dice: "El Mensajero de Allah (BP), cuando se levantaba de noche…", sin decir: "para (la oración de) tahayyud".

Hudhayfah relató: "El Mensajero de Allah (BP), cuando se levantaba de noche (para orar), solía limpiar su boca con el siwak".

Ibn 'Abbas relató que pasó una noche en lo del Profeta (BP). Y que el Profeta (BP) se levantó al final de la noche, salió y miró el cielo. Enseguida recitó estas aleyas del capitulo (3) "La Familia de 'Imran": "Ciertamente en la creación de los cielos y la tierra y en la sucesión de la noche y el día…" hasta llegar a "Presérvanos del castigo del Fuego". (3: 190-191). Luego regresó a la casa, usó el siwak e hizo la ablución, después oró y se acostó. Después se levantó nuevamente, salió y miró el cielo, entonces recitó estas (mismas) aleyas y luego volvió, usó el siwak, hizo la ablución y después oró nuevamente.


XI



LAS CARACTERÍSTICAS DE LA FITRAH



Abu Hurayrah relató: "El Profeta (BP) dijo: La fitrah son cinco cosas (o cinco cosas son parte de la fitrah): la cirncunsión, afeitarse el pubis, cortarse las uñas, depilarse las axilas y recortarse el bigote".

Abu Hurayrah relató que el Mensajero de Allah (BP) dijo: "La fitrah son cinco cosas: la circuncisión, afeitarse el pubis, recortarse el bigote, cortarse las uñas y depilarse las axilas".

Anas dijo: "Se nos ha ordenado un tiempo (límite) para recortarnos el bigote, cortarnos las uñas, depilarnos las axilas y afeitarnos el pubis, y es que no debemos dejar (de hacerlo) más de cuarenta noches".

Relató Ibn 'Umar que el Profeta (BP) dijo: "Recortarse el bigote y dejad crecer la barba".

Ibn 'Umar dijo: "El Profeta (BP) nos ordenó recortarnos el bigote y dejarnos crecer la barba".

Ibn 'Umar dijo: "El Mensajero de Allah (BP) dijo: Contrariad a los politeístas: recortad vuestros bigotes y dejad crecer vuestras barbas".

Abu Hurayrah relató: "El Mensajero de Allah (BP) dijo: "Recortaos el bigote y dejaos crecer la barba, y así distinguíos de los zoroastríanos".

'A'ishah relató: "El Mensajero de Allah (BP) dijo: Las (costumbres) de la fitrah son diez: recortarse los bigotes, dejar crecer la barba, usar el siwak aspirar agua con la nariz (para limpiarla), cortarse las uñas, lavarse entre los dedos, depilarse las axilas, afeitarse el pubis y lavarse las partes privadas con agua". Mus'ab (el transmisor) dijo: "Yolvidé la décima, pero puede haber sido enguajarse la boca".

Este mismo hadiz ha sido transmitido de Mus'ab ibn Shayba, con la misma cadena de transmisores, excepto que dijo: "Dijo su padre: Y olvidé la décima".



XII



LOS MODALES AL EVACUAR



Salman relató que le dijeron: "Vuestro Profeto (BP) os ha enseñado de todo, aun sobre vuestras heces". Dijo: "Si, él nos prohibió orientarnos hacia la qiblah en el momento de excretar u orinar, o utilizar la mano derecha para limpiarnos, o que utilicemos menos de tres piedras para limpiarnos, o usar estiércol o huesos para limpiarnos".

Salman dijo: "Uno de los politeístas nos dijo: He visto que por cierto vuestro compañero (el Profeta) os instruyó. Incluso os enseñó sobre los excrementos". Dijo: "Si, nos prohibió que nos limpiemos (las partes íntimas) con la mano derecha, orientarnos hacia la quiblah (en el servicio), nos prohibió el uso de estiércol o huesos (para limpiarnos)" y dijo: "Ninguno de vosotros se debe limpiar con menos de tres piedras".

Yabir dijo: "El Mensajero de Allah (BP) nos prohibió limpiarnos frotándonos con estiércol o huesos".

Abu Ayyud relató que el Profeta (BP) dijo: "Si vais a evacuar (en el desierto o a campo abierto) no orinéis ni defequéis enfrentando la qiblah ni dándole la espalda, sino que enfrenten el este o el oeste". Dijo Abu Ayyub: "Cuando fuimos a Siria, encontramos que los baños ya están construidos enfrentando a la qiblah. ¿Entonces giramos nuestros rostros de ella y pedimos perdón a Allah?" Dijo (un transmisor anterior): "Si".

Abu Hurayra dijo: "Si alguno de vosotros se sientan a hacer sus necesidades, que no enfrente la qiblah ni le dé la espalda".

Wasi' ibn Habban dijo: "Estaba haciendo la oración en la mezquita y se encontraba allí Abdullah ibn 'Umar sentado apoyando su espalda hacia la qiblah. Cuando terminé mi oración me acerqué a él por un costado. Entonces Abdullah dijo: Cierta gente dice: Si vas a hacer tus necesidades no enfrentes la qiblah ni Bayt Al-Maqdis (Jerusalén)". Luego agregó: (Cierta vez) yo había subido al techo de una casa y entonces vi al Mensajero de Allah (BP) agachado sobre dos ladrillos haciendo sus necesidades enfrentando a Bayt Al-Maqdis".

Abdullah ibn 'Umar dijo: "(Cierta vez) yo había subido al techo de la casa de mi hermana Hafsa (la esposa del Profeta) y entonces vi al Mensajero de Allah (BP) haciendo sus necesidades enfrentando a Siria y dando su espalda a la qiblah".

Abu Qatada relató que el Mensajero de Allah (BP) dijo: "Que ninguno de vosotros tome su pene con la mano derecha cuando orine y que no lo limpies, en el excusado, con su derecha, y que no respire (sople) dentro del recipiente (del que bebe)".

Abu Qatada relató que el Mensajero de Allah (BP) dijo: "Si alguno de vosotros entra en el excusado que no toque su pene con la mano derecha".

Abu Qatada relató: "Ciertamente el Profeta (BP) prohibió respirar (soplar) dentro del recipiente, tocarse el pene con la mano derecha y lavarse con la mano derecha (después de hacer las necesidades)".



XIII



SOBRE COMENZAR POR EL LADO DERECHO LA ABLUCIÓN Y TAMBIÉN OTRAS COSAS



'A'shah relató: "Al Mensajero de Allah (BP) le gustaba empezar por la derecha su ablución cuando la hacía, y también para peinarse y calzarse comenzaba por la derecha".

'A'ishah relató: "El Mensajero de Allah (BP) amaba comenzar por la derecha todas las cosas: al calzarse, al peinarse y al purificarse".



XIV



LA PROHIBICIÓN DE HACER LAS NECESIDADES EN LOS CAMINOS Y BAJO LA SOMBRA



Abu Hurayrah relató que el Mensajero de Allah (BP) dijo: "¡Cuidaos de las dos acciones que atraen maldición!" Preguntaron: "¿Y cuáles son, Mensajero de Allah?" Respondió: "El que hace sus necesidades en el camino de la gente o bajo la sombra (de los árboles)".
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Sahih Muslim Vol. 1   Mar Feb 03, 2009 7:07 pm

XV



LIMPIARSE LAS PARTES PRIVADAS CON AGUA



Anas ibn Malik relató: "El Mensajero de Allah (BP) entró en un jardín cercado y lo siguió un joven con una jarra de agua, que era el más joven de nosotros, y la puso a un costado de un árbol del loto, cuando el Mensajero de Allah (BP) hizo sus necesidades salió y se había limpiado con agua".

Anas ibn Malik relató: "Cuando el Mensajero de Allah (BP) entraba en el excusado yo y un joven le llevábamos un recipiente con agua y un bastón, y él se limpiaba con agua".

Anas ibn Malik relató: "Solía el Mensajero de Allah (BP) retirarse a un lugar alejado de la vista de los hombres para hacer sus necesidades. Llevaba agua y se lavaba con ella".



XVI



PASARSE LAS MANOS HÚMEDAS SOBRE LAS MEDIAS DE CUERO



Hammam relató: "Yarir orinó; luego hizo la ablución y pasó su mano húmeda sobre sus medias de cuero. Entonces le dijeron: ¡¿Haces eso?! Y el dijo: Vi al Mensajero de Allah (BP) orinar, luego hacer la ablución y pasar la mano húmeda sobre sus medias de cuero". Dijo Al-A'mash que Ibrahim (el transmisor que recibió el hadiz de Hammam) dijo que este hadiz los sorprendió porque Yarir había aceptado el Islam después de la revelación de la surah Al-Ma'idah.

Este hadiz ha sido narrado bajo la misma autoridad por Al-A'mash a través de distintas cadenas de transmisores, como el (anterior) transmitido por Abu Mu'awia. Excepto que en el hadiz relatado por 'Isa y Sufyan están estas palabras: "A los compañeros de Abdullah les sorprendió este hadiz porque Yarir había aceptado el Islam después de la revelación del capítulo de Al-Ma'idah".

Hudhayfan relató: "Estaba con el Profeta (BP) cuando llegó a un basural y él orinó de pié. Entonces me alejé y él me dijo: Acércate. Me acerqué hasta quedar detrás de él. Luego hizo la ablución y pasó su mano húmeda sobre sus medias de cuero".

Abu Wa'il relató: "Abu Musa era extremadamente riguroso en el orinar, y orinaba en una botella y decía: Ciertamente los israelitas cortaban su piel con una cuchilla si la alcanzaba la orina. Entonces dijo Hudayfah: Me gustaría que tu compañero no fuese tan riguroso. Una vez íbamos caminando, el Mensajero de Allah (BP) y yo, hasta que paró como se para uno de vosotros y entonces orinó, yo traté de alejarme pero me hizo una seña, entonces volví con él y me paré detrás suyo hasta que terminó…".

Al-Mugira ibn Shu'bah relató que el Mensajero de Allah (BP) salió a hacer sus necesidades y él lo siguió con una jarra de agua. Cuando terminó de hacer sus necesidades, derramó agua sobre él, entonces hizo la ablución y pasó sus manos húmedas sobre las medias de cuero. En la narración de Ibn Rumh: en lugar de: "Cuando terminó…", dice: "Hasta que terminó…".

Este hadiz ha sido narrado con la misma cadena de transmisores por Yahya ibn Sa'id con el agregado de estas palabras: "Lavó su rostro y sus manos y pasó sus manos húmedas por su cabeza y por sus medias de cuero".

Al-Mugira ibn Shu'bah relató: "Yo estaba con el Mensajero de Allah (BP) una noche, cuando descendió (de su montura), hizo sus necesidades, luego vino y le derramé agua del recipiente que llevaba conmigo. Hizo la ablución y pasó su mano húmeda sobre sus medias de cuero".

Al-Mugira ibn Shu'bah relató: "Estaba con el Profeta (BP) en un viaje, y dijo: ¡Mugira! Toma la jarra. La tomé y enseguida salí con él. El Mensajero de Allah (BP) se adelantó hasta que desapareció de mi vista, hizo sus necesidades y luego regresó. Tenía puesta una túnica siria de mangas estrechas, trato de sacar sus brazos pero la estrechez de las mangas lo dificultó y entonces los sacó por debajo de la túnica. Derramé agua para él e hizo la ablución para la oración, pasó sus manos húmedas por sus medias de cuero, y luego oró".

Al-Mugira ibn Shu'bah relató: "El Mensajero de Allah (BP) salió a hacer sus necesidades, cuando volvió, traje una jarra de agua, derramé sobre él (agua) y lavó sus manos, luego lavó su rostro y enseguida trató de lavar sus antebrazos pero la estrechez de la túnica se lo dificultó entonces los sacó por debajo de ella y los lavó y pasó sus manos húmedas por su cabeza y por sus medias de cuero, luego oró con nosotros".

'Urwa ibn Al-Mugira relató bajo la autoridad de su padre: "Estaba con el Profeta (BP) cierta noche, durante un viaje, cuando me dijo: ¿Tienes agua contigo? Contesté: Si. Entonces descendió de su montura y caminó hasta desaparecer en la oscuridad de la noche. Luego volvió y le derramé agua de mi jarra, lavó su rostro, tenía una túnica de lana y no podía sacar sus brazos de ella hasta que los sacó por debajo de ella, entonces lavó sus antebrazos y pasó sus manos húmedas por su cabeza. Enseguida me agaché para sacarle sus medias de cuero y entonces me dijo: Déjalas, ya que cuando me las puse mis pies estaban purificados (limpios)., y pasó sus manos húmedas sobre ellas".

'Urwa ibn Al-Mugira relató bajo la autoridad de su padre que éste ayudó al Profeta (BP) a hacer su ablución. (El Profeta) la hizo y pasó sus manos húmedas sobre sus medias de cuero. Entonces le preguntó (Mugira, sobre si quería quitarse sus medias) y él contestó: Ciertamente cuando me las puse mis pies estaban purificados".



XVII



PASAR LA MANO HÚMEDA SOBRE EL PRINCIPIO DE LA CABEZA Y EL TURBANTE



'Urwa ibn Al-Mugira ibn Shu'bah relató bajo la autoridad de su padre que: "El Mensajero de Allah (BP) se quedó atrás (en un viaje) y yo me retrasé con él. Luego de haber hecho sus necesidades dijo: ¿Tienes agua contigo? Entonces le traje una jarra, lavó sus manos y su rostro, y cuando trató de sacar sus brazos las mangas de la túnica eran demasiado estrechas y entonces los sacó por debajo de ella, tirándose la túnica sobre sus hombros; lavó sus antebrazos y pasó sus manos húmedas sobre el principio de su cabeza y su turbante y sobre sus medias de cuero. Luego montó y monté y alcanzamos a la gente y ellos estaban orando dirigidos por Abdur Rahman ibn 'Awf y habían completado un rak'ah (un ciclo); cuando sintió la presencia del Profeta (BP) comenzó (Abdur Rahman) a ir para atrás, pero él (Profeta) le indicó que continuase y oró con ellos. Luego cuando saludaron (terminando su oración) el Profeta (BP) se levantó y yo también e hicimos el rak'ah que precedió (a nuestra llegada)".

Ibn Mugira narró bajo la autoridad de su padre: "El Profeta (BP) pasó su mano húmeda sobre sus medias de cuero, el principio de su cabeza y su turbante".

Este hadiz ha sido narrado por Ibn Mugira bajo la autoridad de su padre con otra cadena de transmisores.

Bakr ibn Abdullah relató: "Escuche de Ibn Mugira que ciertamente el Profeta (BP) hizo la ablución y entonces pasó sus manos húmedas sobre el principio de su cabeza, su turbante y sus medias de cuero".

Bilal relató que el Mensajero de Allah (BP) pasó su mano húmeda sobre sus medias de cuero y su turbante

Este mismo hadiz ha sido narrado por Al-A'mash con esta frase: "Vi al Mensajero de Allah (BP)…".



XVIII



EL TIEMPO LÍMITE PARA PASAR LAS MANOS HÚMEDAS SOBRE LAS MEDIAS DE CUERO



Shurayh ibn Hani' dijo: "Fui a lo de 'A'shah para preguntarle sobre el pasar las manos húmedas sobre las medias de cuero y me dijo: Pregúntale a ('Ali) ibn Talib, ya que él solía viajar con el Mensajero de Allah (BP). Le preguntamos, y entonces él contestó: El Mensajero de Allah (BP) especificó para el viajero tres días y tres noches y para el residente un día y una noche".

Este hadiz ha sido narrado también por 'Ubaydullah ibn 'Amru y Zayd ibn Abi Unaysa con la misma cadena de transmisores.

Shurayh ibn Hani' dijo: "Le pregunté a 'A'ishah sobre pasar las manos húmedas sobre las medias de cuero y me respondió: Ve donde 'Ali, ya que sabe más que yo de esto. Fui a ver a 'Ali y él contó del Profeta (BP) lo mismo que el hadiz anterior".

Sulayman ibn Burayda narró bajo la autoridad de su padre que el Profeta (BP) hizo las oraciones en el Día de la Conquista (de Makka) con una sola ablución. Y que pasaba sus manos húmedas sobre sus medias de cuero. Entonces 'Umar le dijo: "Hoy has hecho algo que no solías hacer". Dijo: "Lo he hecho a propósito, 'Umar".



XIX



ES DESACONSEJABLE INTRODUCIR LAS MANOS EN UN RECIPIENTE ANTES DE LAVARLAS



Ha sido narrado bajo la autoridad de Abu Hurayrah que el Mensajero de Allah (BP) dijo: "Si cualquiera de vosotros se despierta de su sueño que no meta sus manos en un recipiente sin antes lavarlas tres veces, ya que no sabe donde estuvo su mano durante la noche".

Este hadiz también ha sido narrado bajo la autoridad de Abu Hurayrah con otra cadena de transmisores.

Al-Zuhri y Ibn Al-Musayyib también transmitieron un hadiz como el narrado por Abu Hurayra del Mensajero de Allah (BP).

Abu Hurayrah relató que el Mensajero de Allah (BP) dijo: "Si alguno de vosotros se despierta que se lave sus manos tres veces antes de meterlas en un recipiente porque no sabe donde estuvo su mano durante la noche".

Este hadiz ha sido transmitido a través de otras cadenas de transmisores bajo la autoridad de Abu Hurayrah, en (algunos) los cuales se dice que el Mensajero de Allah (BP) mencionó el lavarse las manos, pero no aclaró que se debían lavar tres veces, mientras que en los hadices narrados por Yabir, Ibn Al-Musayyib, Abu Salamah y Abdullah ibn Shaqiq, Abu Salih y Abu Razin se menciona "…tres veces".



XX



DISPOSICIONES RESPECTO A LA LAMIDA DEL PERRO



Ha sido narrado bajo la autoridad de Abu Hurayrah que dijo: "El Mensajero de Allah (BP) dijo: Si un perro lame un utensilio de alguno de vosotros, que tire lo que haya en él y luego que lo lave siete veces".

Este hadiz ha sido narrado por otra cadena de transmisores y en él no se menciona: "…que tire lo que haya en él…".

Abu Hurayrah relató que el Mensajero de Allah (BP) dijo: "Si un perro bebe de un recipiente de alguno de vosotros que lo lave siete veces".

Abu Hurayra relató: "El Mensajero de Allah (BP) dijo: "Para purificar el recipiente de alguno de vosotros que haya sido lamido por un perro hay que lavarlo siete veces, la primera de ellas con tierra".

Hammam ibn Munabbih relató: "De los hadices que narró Abu Hurayrah de Muhammad, el Mensajero de Allah (BP) esta éste: El Mensajero de Allah (BP) dijo: Para purificar el recipiente de algunos de vosotros que haya sido lamido por un perro hay que lavarlo siete veces".

Ibn Al-Mugaffal relató: "El Mensajero de Allah (BP) nos ordenó matar a los perros (rabiosos o con alguna enfermedad peligrosa), luego dijo: ¿Qué pasa con ellos, con los otros perros? Luego permitió adoptar perros para la caza y para el pastoreo. Y dijo: Si un perro lame un recipiente, lavandlo siete veces y frotadlo con tierra una octava vez".

Un hadiz como este ha sido narrado por Shu'bah con otras cadenas de transmisores, excepto por el hecho de que en el hadiz transmitido por Yahya las palabras son: "Y permitió el perro para la caza, el pastoreo y para cuidar la tierra cultivada", pero este último agregado ("y para cuidar la tierra cultivada") no aparece en los demás.
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 40
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Re: Sahih Muslim Vol. 1   Mar Feb 03, 2009 7:11 pm

XXI



ESTÁ PROHIBIDO ORINAR EN EL AGUA ESTANCADA



Yabir relató del Mensajero de Allah (BP) que él prohibió orinar en el agua estancada.

Abu Hurayrah relató que el Profeta (BP) dijo: "Que ninguno de vosotros orine en el agua estancada y luego se lave en ella".

Hammam ibn Munabbih dijo: "De los hadices que nos contó Abu Hurayrah de Muhammad el Mensajero de Allah (BP): Dijo el Mensajero de Allah (BP): No orinéis en el agua estancada que no corre, para luego lavaros con ella".



XXII



ESTÁ PROHIBIDO BAÑARSE EN EL AGUA ESTANCADA



Abu Hurayrah relató: "El Mensajero de Allah (BP) dijo: Que ninguno de vosotros se bañe en el agua estancada cuando está en estado de impureza ritual.". Le preguntaron a Abu Hurayrah: "¿Cómo se hace, Abu Hurayrah?" Contestó: "Que la saque con la mano".



XXIII



ES OBLIGATORIO LAVAR LA MEZQUITA CUANDO HAY IMPUREZAS EN ELLA Y QUE LA TIERRA SE PURIFICA CON AGUA SIN NECESIDAD DE FROTARLA



Anas relató: "Un beduino orinó en la mezquita, entonces algunos se levantaron (para reprenderlo), pero el Mensajero de Allah (BP) dijo: Dejadlo, no lo interrumpáis. Y cuando terminó pidió un balde de agua y lo volcó allí".

Anas ibn Malik narró que un árabe del decierto se paró en un rincón de la mezquita y orinó allí, la gente le gritó, entonces el Mensajero de Allah (BP) dijo: Dejadlo. Y cuando terminó el Mensajero de Allah (BP) ordenó que trajeran un recipiente (con agua) y lo volcasen sobre su orina".

Anas ibn Malik dijo: "Estabamos en la mezquita con el Mensajero de Allah (BP) cuando llegó un árabe del desierto y orinó en la mezquita. Entonces los Compañeros del Mensajero de Allah (BP) dijeron: ¡Detente!, ¡detente! Y el Mensajero de Allah (BP) dijo: No lo interrumpáis", dejadlo. Y lo dejaron hasta que terminó de orinar. Luego el Mensajero de Allah (BP) lo llamó y le dijo: Ciertamente estas mezquitas no son para orinar o para la suciedad sino para recordar a Allah, Poderoso y Majestuoso, y para la oración y para recitar el Corán, o como dijera el Mensajero de Allah (BP). Y luego le ordenó a uno de la gente que vino con un balde de agua y lo volcó encima".



XXIV



LA ORINA DEL BEBÉ Y COMO SE DEBE LAVAR



'A'ishah, la esposa del Profeta (BP) refirió que al Mensajero de Allah (BP) solían traerle los bebes para que él los bendijera y les diera para saborear algo que había masticado (dátiles o algo dulce). Y he aquí que trajeron un bebé y orinó (sobre la ropa del Profeta --BP--), entonces él pidió agua y la roció sobre la orina y no lo lavó".

'A'ishah relató: "Le trajeron al Mensajero de Allah (BP) un bebé lactante que orinó en su regazo, entonces pidió agua y la derramó encima".

Hisham transmitió un hadiz como el anterior narrado por Ibn Numayr, con la misma cadena de transmisores.

Umm Qays la hija de Mihsan relató que fue a lo del Mensajero de Allah (BP) con su hijo que todavía no comía comida (era un lactante) y lo puso en su regazo (del Profeta --BP--), entonces se orinó, y no hizo otra cosa que rociarlo (nadaha) con agua.

Este hadiz también ha sido narrado por Al-Zuhri con la misma cadena de transmisores pero están estas palabras: "Pidió agua y roció (rashsha) con ella".

'Ubaydullah ibn Abdullah ibn 'Utbab Ibn Mas'ud dijo: "Umm Qays la hija de Mihsan (que era de las primeras mujeres emigrantes que habían jurado obediencia al Mensajero de Allah --BP-- y era la hermana de 'Ukkasha ibn Mihsan, uno de la tribu de Asad ibn Juzayma) me contó que fue a lo del Mensajero de Allah (BP) con su hijo que no había llegado a la edad de comer comida, y me dijo que su hijo orinó en el regazo del Mensajero de Allah (BP), entonces el Mensajero de Allah (BP) pidió agua y la roció sobre su vestimenta y no la lavó".



XXV



EL LAVADO DEL SEMEN DE UNA VESTIMENTA Y SU RASPADO



'Alqama y Al-Aswad relataron que un hombre se hospedó en la casa de 'A'ishah y, cuando amaneció, lo vieron lavar su túnica. (Al saber de ellos) 'A'ishah le dijo: "Ciertamente era suficiente si lo ves (restos de semen) con lavar el lugar (de la mancha) y si no lo ves con rociar alrededor, porque cuando yo lo vi en la vestimenta del Mensajero de Allah (BP) lo saqué raspándolo (restregándolo) y él hizo su oración con ella".

Al-Aswad y Hammam relataron que 'A'ishah dijo sobre el semen: "Solía rasparlo (la mancha de semen) de la túnica del Mensajero de Allah (BP)".

Qutayba ibn Sa'id, Isháq ibn Ibrahim, Ibn Abi 'Aruba, Abu Ma'shar, Abu Bakr ibn Abi Shayba, Mansur y Mugira, todos ellos han transmitido de Ibrahim bajo la autoridad de 'A'ishah la narración con respecto al raspado (restregado) del semen de la túnica del Mensajero de Allah (BP), como en el hadiz (anterior) de Jalid bajo la autoridad de Abu Ma'shar.

Hammam también transmitió un hadiz de 'A'ishah como el anterior.

'Amru ibn Maymun dijo: "Le pregunte a Sulayman ibn Yasar sobre el semen que está en la vestimenta de un hombre: ¿Se lava eso (la mancha) o se lava (toda) la vestimenta? Me contestó: Me informó 'A'ishah: El Mensajero de Allah (BP) lavaba el semen y luego salía para la oración con esa vestimenta y yo veía la marca del lavado en ella".

Abu Kurayb, Ibn Al-Mubarak y Ibn Abu Za'ida lo relataron de 'Amru ibn Maymun con la misma cadena de transmisores. En cuanto a Ibn Abu Za'ida lo relató como dijo Ibn Abu Bishr que el Mensajero de Allah (BP), solía lavar el semen, y en cuanto a Ibn Al-Mubarak y Abdul Wahid las palabras son "Ella dijo: Yo solía lavarlo de la túnica del Mensajero de Allah (BP)".

Abdullah ibn Shihab Al-Jawlani relató: "Me alojaron en la casa de 'A'ishah y tuve una polución (en sus sueños) sobre mi vestimenta. Entonces la sumergí en agua (para lavarla) y me vio una sirvienta de 'A'ishah que fue y le informó. Entonces ella me dijo: ¿Qué te ha llevado hacer eso con tu ropa? Contesté: Tuve un sueño (erótico) anoche. Ella dijo: ¿Encontraste algo en ellas (en las ropas)? Respondí: No. Dijo: Si hubieras encontrado algo deberías lavarlo. Si yo encontraba algo en las ropas del Mensajero de Allah (BP) le sacaba raspándolo con mis uñas".



XXVI



LA IMPUREZA DE LA SANGRE DE LA MENSTRUACIÓN Y SU LAVADO



Asma' (la hija de Abu Bakr) dijo: "Una mujer vino a ver al Profeta (BP) y le dijo: Si la vestimenta de una de nosotras se mancha con la sangre de la menstruación, ¿qué hace con ella? Contestó: Que la desprenda (raspándola), luego que la refriegue con agua, y enseguida que la lave. Luego (ya se puede) orar con ella".

Esta tradición ha sido transmitida por Abu Kurayb, Ibn Numayr, Abu Tahir, Ibn Wahb, Yahya ibn Abdullah ibn Salim, Malik ibn Anas y 'Amru ibn Al-Hariz, todos ellos bajo la autoridad de Hisham ibn 'Urwa con la misma cadena de transmisores que el anterior transmitido por Yahya ibn Sa'id.



XXVII



LA IMPUREZA DE LA ORINA Y LA OBLIGATORIEDAD DE LIBRARSE DE ELLA



Ibn 'Abbas relató: "El Mensajero de Allah (BP) pasó por dos tumbas y dijo: Estos dos están castigados y no por grandes pecados. En cuanto a uno de ellos, andaba difundiendo chismes, y el otro, no se protegía de (mancharse con) su orina (iastatir). Luego pidió una rama fresca, la dividió en dos partes y planto una en cada una de las tumbas. Luego dijo: Ojalá que su sufrimiento disminuya mientras estas ramas sigan frescas".

Este hadiz ha sido transmitido de Al-A'mash por Ahmad ibn Yusuf Al-Azdi, Mu'alla ibn Asad, Abdul Wahid de Sulayman Al-A'mash, con la misma cadena de transmisores excepto por estas palabras: "…el otro no se cuidaba de (mancharse con) (iastanzih) su orina."
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Sahih Muslim Vol. 1   

Volver arriba Ir abajo
 
Sahih Muslim Vol. 1
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El verdadero poder detrás de Obama

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mujer en el Islam :: Presentación del Islam :: Hadices (Dichos y hechos del Profeta "Sallallahu 'Alayhi wa Sallam") :: Muslim-
Cambiar a: