Bismil_lahir Rahmanir Rahim
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Bismillaah, wal-hamdulilaah, was-salaatu was-salaamu 'alaa rasoolillaah, As Salamu 'Alaykum wa Rahmatullaahi wa Barakatuh
Últimos temas
Traductor
widget

Comparte | 
 

 ¿Cómo debemos tratar a las personas?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Ithar Ghada Faied
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2028
Edad : 39
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: ¿Cómo debemos tratar a las personas?   Jue Sep 17, 2009 8:44 am

Un verdadero musulmán es sincero con Allah y con las demás personas; es sincero en sus actos de adoración y en todas sus transacciones mundanales. La relación entre un musulmán y las otras personas está basada en la honestidad y el conocimiento. Un musulmán que sabe que Allah Ha prohibido la Riba (usura e interés) y Ha ordenado que los negocios nunca caigan en la Riba y se deben realizar exactamente como el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, lo aclaró.

El musulmán no vende lo que es prohibido, no engaña al comprador, y cuando se realiza el llamado para la oración del Yummu’ah, inmediatamente responde, como Dice Allah (lo que se interpreta en español): {¡Oh, creyentes! Cuando se convoque a la oración del día viernes, acudid al recuerdo de Allah y abandonad el comercio, pues ello es lo mejor para vosotros. ¡Si supierais!} [Corán 62:9]

Cundo empieza la oración comunal, un musulmán solo debe ocuparse de atender la oración y nada más. Dice Allah (lo que se interpreta en español): {Hombres a los que ni los negocios ni las ventas les distraen del recuerdo de Allah, la práctica de la oración prescrita y el pago del Zakat , pues temen el día en que los corazones y las miradas se estremezcan [el Día del Juicio].} [Corán 24:37]

Un musulmán nunca vende nada que sea prohibido o algo que la gente use en actos de desobediencia, como instrumentos musicales, porque su Señor le Prohíbe hacer eso, Dice Allah (lo que se interpreta en español): {…Ayudaos unos a otros a obrar el bien y apartarse del mal, y no cooperéis en el pecado y la trasgresión. Y temed a Allah; por cierto que Allah es Severo en el castigo.} [Corán 5:2]

Un musulmán no debe, por ejemplo, vender un auto en cuotas por cincuenta mil dólares a alguien (a quien desea prestar dinero), luego comprar el carro nuevamente de la persona a quien se lo vendió por cuarenta mil dólares en efectivo. Esto significa que él ha prestado cuarenta mil en efectivo los cuales tienen que ser devueltos como cincuenta mil en cuotas; este es un truco que no engañaría ni a un niño, menos aún engañaría al Señor.

De la misma manera, un musulmán nunca debe comprar un auto mediante una compañía financiera la cual compra el auto para él dándole un cheque (o haciendo una transferencia de dinero) para el concesionario, luego él tiene que pagar a esta compañía financiera el nuevo precio, el cual es más alto, en cuotas; esto es porque un musulmán sabe que ellos deben poseer primero la mercancía para que islámicamente estén habilitados para vendérsela. Un musulmán no debe usar tarjetas de crédito sobre las que tiene que pagar intereses, porque él teme que Allah le pueda declarar la guerra por eso. Dice Allah (lo que se interpreta en español): {Y si no dejáis la usura, sabed que Allah y Su Mensajero os declaran la guerra…} [Corán 2:279]

Un musulmán debe conocer las condiciones islámicas para comprar y vender, y no debe iniciar dos diferentes transacciones relacionadas al mismo negocio al mismo tiempo (es decir, con diferentes condiciones y precios para el mismo artículo). Un musulmán no debe vender nada diciendo al comprador: “Te venderé tal y cual artículo, con la condición de que me lo rentes”; o: “Te venderé tal y cual artículo, con la condición de que me hagas tu socio en lo que sea que hagas con él”.

Un musulmán nunca debe tomar interés sobre los préstamos que hace a otros, ni debe decir: “Te prestaré tal y cual cantidad de dinero, con la condición de que me permitas casarme con tu hija o tu hermana”. Además, un musulmán nunca debe esconder los defectos de la mercancía que está vendiendo, ni debe engañar, defraudar o dañar a otros de ninguna manera

Cuando un musulmán presta algo a otros, lo hace solamente por la causa de Allah, esperando por Su recompensa, él busca la recompensa mencionada por el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, quien dijo: “Un musulmán que presta a otro musulmán dos veces, tiene la recompensa de dar en caridad una vez”. Entonces, si un musulmán prestó a otro musulmán 10.000 dólares, será recompensado como si hubiese dado 5.000 dólares en caridad, y si le presta otra vez, es como si hubiese dado 10.000 en caridad.

Cuando un musulmán alivia de una angustia a su hermano musulmán, debe hacerlo buscando la recompensa mencionada por el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, quien dijo: “Quien alivie a un creyente de una dificultad de este mundo, Allah lo aliviará de uno de sus problemas el Día de la Resurrección”.

Cuando un musulmán pide prestado dinero a alguien debe esforzarse por devolverlo a tiempo; no debe defraudar esta confianza y no debe tomar el dinero o la propiedad de las personas con la intención de arruinarlos o no devolverlos, porque él sabe que por eso podría merecer el castigo de Allah; no debe gastar el dinero, por ejemplo, en un viaje prohibido y luego argumentar que no tiene el dinero. Un musulmán pide prestado solo ante una necesidad y con la intención de devolver el dinero; nunca debe mentir o evitar pagar a tiempo.

Un musulmán debe esforzarse en pagar sus deudas y debe recordar la historia de un hombre de las naciones que nos precedieron, quien pidió prestado dinero y viajó por el océano buscando su provisión, y cuando llegó el plazo para la devolución del dinero, él seguía de viaje y no pudo encontrar un barco que lo llevara de regreso para así poder pagar el dinero a tiempo; así que tomó una pieza de madera, hizo un agujero en ella, puso el dinero dentro del agujero y suplicó a Allah que el dinero llegara hasta su piadoso dueño. Allas Sabía lo que había en el corazón de aquel hombre y que él deseaba cumplir su palabra, por tanto Allah no Permitió que la madera se hundiera o que el dinero se saliera del agujero y se arruinara o que la madera llegara a un lugar diferente y que el dinero fuera tomado por otra persona; en lugar de eso, Allah Decretó que el dueño del dinero encontrara la madera justo en el tiempo en que le tenía que ser devuelto. El tomó la madera y la iba a utilizar para hacer fuego para su familia, sin saber que adentro estaba el dinero; pero cuando cortó la madera y ésta se abrió, él encontró su dinero junto con un mensaje que el deudor había escrito. Así es como un sincero y honesto musulmán debe ser en sus asuntos y el cumplimiento de su palabra.

Un musulmán no debe aceptar ser abogado en un caso hasta que no sepa que este no involucra ninguna prohibición y que no existe ninguna opresión de parte de su cliente o que serán tomadas las posesiones de otra persona sin ningún derecho.

El musulmán tiene esperanza en la recompensa mencionada en el Libro de Allah, donde Dice (lo que se interpreta en español): {En muchas de las conversaciones secretas no hay ningún bien, salvo que sean para realizar una caridad, una buena acción o reconciliar a los hombres. Quien haga esto anhelando complacer a Allah, le Agraciaremos con una recompensa grandiosa.} [Corán 4:114]

El musulmán acepta todas las ofertas de reconciliación y no es terco ni arrogante; él perdona y deja pasar por alto las cosas. Cuando dos musulmanes están en conflicto, deben renunciar a sus derechos con el fin de llegar a la reconciliación; pero, ¿por qué? Porque Allah Incentiva eso y Dice a Sus siervos creyentes (lo que se interpreta en español): {…Temed a Allah, afianzad vuestra hermandad…} [Corán 8:1] Por lo tanto, un musulmán deberá ceder una parte de su dinero adeudado, precio de sangre o cualquier otro derecho, con el fin de que el conflicto sea resuelto. Él hace esto únicamente por la causa de Allah.

De la misma manera, cuando un creyente pide prestado algo, lo cuida, y tan pronto como la necesidad de ese algo o el periodo de su préstamo se ha terminado, él lo devuelve. Dice Allah (lo que se interpreta en español): {¿Acaso has observado [¡Oh, Muhammad!] a quien desmiente el Día del Juicio? Él es quien rechaza al huérfano y no exhorta a alimentar al pobre.¡Ay de los que oran y son negligentes en sus oraciones [realizándolas fuera de su horario], y solo las realizan para hacerse ver. Y niegan prestar hasta la mínima ayuda!} [Corán 107:1-7]

Las personas que piden prestado algo de sus hermanos musulmanes dejar ver su temor a Allah en la manera en cómo tratan eso que han pedido prestado; por ejemplo, musulmanes que se prestan autos de otros musulmanes y los dañan, ¿cómo ellos pueden actuar de esa manera siendo que Allah Dice (lo que se interpreta en español): {¿Acaso la recompensa del bien no es el bien mismo?} [Corán 55:60]?

Si un musulmán o uno de sus hijos destruye o arruina algo, él está obligado a pagar el precio completo al dueño, reemplazar lo arruinado o pedir perdón al dueño. Un musulmán no debe dejar que tales asuntos sean resueltos el Día de la Resurrección, cuando para ningún negocio servirá el dinero, ni el oro ni la plata.

Cuando nos comprometemos con algo, debemos ser cumplidores por la causa de Allah, y adherirnos a Sus mandatos; Allah Dice (lo que se interpreta en español): {Allah os Ordena que restituyáis a sus dueños lo que se os haya confiado, y que cuando juzguéis entre los hombres lo hagáis con equidad. ¡Qué bueno es aquello a lo que Allah os Exhorta! Allah es Omnioyente, Omnividente.} [Corán 4:58]

Cuando un musulmán da en caridad, donaciones o Zakat, para entregarla en algún lugar, él lo está recibiendo en confianza y no tiene ningún derecho de hacer con ello lo que le plazca; no puede sacar prestado de ello, incluso si pretende devolverlo al final del mes de su salario; no puede sacar nada a menos que tenga permiso del dueño.

La honestidad implica que cuando uno encuentra algo lo anuncie a las personas usando todos los medios posibles a su alcance; de otro modo, debe dejar lo que encontró y no cargar con esta responsabilidad.

Estos temas son los que distinguen a los musulmanes en sus asuntos y transacciones con los demás. Así como un musulmán debe ser sincero en la forma en que realiza la ablución, las oraciones, el pago del Zakat, el ayuno y la peregrinación, también debe ser sincero y honesto en sus asuntos y transacciones con las personas.

Un musulmán teme a su Señor en su relación con Él, así como cuando trata con otros seres humanos, porque Allah nos Pedirá cuentas por la forma en que tratamos con los demás. Otro ejemplo del buen trato es que cuando una persona da un regalo, nunca debe pedir que se lo devuelvan (a menos que el regalo haya sido usado para cometer un pecado), porque el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, relacionó el hacer esto con algo extremadamente detestable cuando dijo: “Quien da algo (a alguien) como un regalo y luego pide que se lo devuelva, es como un perro que come su propio vómito”. Y también: “No está permitido para un hombre hacer una donación o dar un regalo y luego tomarlo de vuelta, excepto para un padre con respecto a lo que le da a su hijo”. [Abu Dawud y otros]

Un padre no debe favorecer a uno de sus hijos por encima de los otros dándole regalos, a menos que exista una justificación islámicamente válida. Además, la gente no debe ser privada de su derecho a heredar, porque este es uno de los más grandes pecados, como Ibn ‘Abbas, que Allah Esté complacido con él, dijo.

Una persona a quien se le confía la ejecución del testamento, debe pagar el debido Zakat del difunto primero, luego cumplir cualquier expiación debida o promesas que él haya hecho, luego pagar a cualquier otra persona a la que le debía el difunto; es solo entonces que puede llevar a cabo las instrucciones relacionadas con la herencia que están en el testamento.
Volver arriba Ir abajo
http://thewomaninislam.heavenforum.com
 
¿Cómo debemos tratar a las personas?
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El difícil equilibrio de convivir con una persona que sufre de ansiedad
» Debemos tomar la justicia en nuestras manos??
» Las personas negativas transmiten mala energía
» “Terremoto en Kirguistán / Uzbekistán : 14 personas muertas, 86 heridas y al menos 800 casas dañadas + video de la agitación en Tashkent”
» Según científicos: los delfines deben ser tratados como “personas no humanas”

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La Mujer en el Islam :: Presentación del Islam :: Conocimiento-
Cambiar a: